estadisticas web Saltar al contenido

6 Pasos para acabar las deudas, invertir y cambiar el estilo de vida

En tiempos de desempleo allá arriba y pocas oportunidades para salir de la crisis, es normal que las deudas se acumulen y los boletos se amontonen sobre la mesa.

La buena noticia es que es posible salir de esa situación! Con un poco de esfuerzo y una buena planificación financiera, usted volverá a quedarse con el saldo positivo en la cuenta y aún conseguir invertir para el futuro.

Resumiendo los seis pasos esenciales para salir de las deudas y ahorrar para invertir. Tal vez usted ya practique algunos, pero revisar estas enseñanzas puede ser una buena motivación, principalmente el paso número 5.

Recomendada libro electrónico gratuito El nuevo jubilado

1. Anote sus gastos e ingresos mensuales

Usted puede usar el medio que prefiera para anotar sus gastos y ganancias por mes, como un cuaderno, aplicaciones de móvil o una hoja de cálculo.

Lo importante es anotar todo y dividir en categorías, por ejemplo supermercado, restaurante, escuela de los hijos, universidad, plan de salud, combustible del coche, etc. De la misma manera con sus ingresos, por ejemplo salario, renta de inversiones, alquiler de inmuebles, pensión, etc.

Los gastos separados en fijos y variables, es decir, aquellas cuentas que no pueden escapar y las compras que se pueden elegir hacer o no, sin afectar su calidad de vida.

2. Evalúe y reduzca los excesos

Con sus gastos anotados, llegó la hora de identificar los mayores gastos y los superfluos. A menudo se pueden encontrar dentro de su hogar, tales como el recibo de la luz y el teléfono.

Para ahorrar en la energía eléctrica usted puede tomar una ducha más rápida, evitar dejar las luces encendidas en ambientes donde no hay nadie y apagar los aparatos que se quedan en stand-by, por ejemplo. La televisión o el videojuego cuando se apagan y continúan con una luz encendida, ¿has visto? Retire de la toma.

Y en la cuenta de teléfono se logra, en muchos casos, renegociar el valor del paquete de internet o minutos. En mi casa, por ejemplo, conseguí pagar menos y tener una velocidad más grande sólo pidiendo una revisión del paquete del que soy cliente hace años.

3. Planificación Financiera

En este paso una hoja de cálculo puede ayudar a un montón y hemos escrito algunos consejos para crear una buena planificación financiera (enlace aquí).

Rellene la hoja de cálculo o el cuaderno, si lo prefiere, con sus gastos fijos del año entero. Y en ese mismo espacio, aproveche para marcar las fechas conmemorativas donde gastamos un poco más, como día de las madres, día de los novios, aniversarios, Pascua, Navidad y lo que más recuerde. Ah, no se olvide de los impuestos y las tasas IPVA, DPVAT e IPTU.

Al lado de cada gasto informe cuánto espera gastar, aunque cambie a lo largo del tiempo, pero para que pueda programarse y evitar nuevas deudas.

4. Evite comprar por impulso

Yo sé que no es fácil, aún más cuando tiene un vendedor en su cola, pero siempre se pregunte

  • Pagando a plazo, la parcela entra en el presupuesto?
  • ¿Es más ventajoso pagar a la vista y pedir un descuento?
  • ¿Realmente necesito comprar esto?
  • ¿Puedo esperar para comprar?

Las respuestas van a sorprender y traer a la realidad, evitando la compra impulsiva y conseguir guardar su dinero.

Recomendado libro electrónico gratuito Freelancer – Libertad con trabajo y resultados

5. Hacer metas

No subestime el poder del objetivo. Cuando usted establece metas, se crea un compromiso con usted.

Es mejor aún involucrar a la familia y crear objetivos juntos para motivarlos a seguir el plan financiero, sobrando más dinero y haciendo sentido para que todos inviertan a su lado.

Cuando estamos juntos de personas con un propósito en común, se hace fácil conquistar metas y mantenerse fiel a nuestros objetivos.

Una sugerencia es anotar esas metas en una cartulina o cuadro y dejar en un lugar que todos de la casa vean, así que siempre van a recordar y cobrar unos a otros.

6. Pague a sí mismo primero

Puede sonar extraño ese paso, pero funciona y usted se sorprenderá con el resultado de esa práctica.

No es necesario esperar el final del mes para ver cuánto queda en la cuenta y sólo entonces invertir. La mejor forma de empezar a invertir es separar una parte del salario tan pronto como caiga en la cuenta y transferir a una aplicación, en un banco o corredor de valores.

De esta manera usted necesitará adecuar sus deudas al salario que queda, forzando un nuevo estilo de vida con más responsabilidad e invirtiendo para alcanzar sus metas.

Recomendada libro electrónico gratuito invertir sin miedo a los bonos del gobierno

conclusión

Cuando hacemos de las inversiones un hábito, pasamos a tener una visión diferente. Los sueños se vuelven realistas y alcanzables, podemos trazar cada vez más metas y celebrar con aquellos con quienes nos importa.

Estos pasos son eficientes y sólo puedes iniciar un cambio de verdad en tu vida, eligiendo dar el primer paso y mantener la disciplina.

Cambiar no es fácil y ni tampoco divertido, pero cuando nuestra situación no es agradable, quedarse parado y de brazos cruzados es la peor manera de intentar salir de ese escenario.