estadisticas web Saltar al contenido

5 señales de que su planificación financiera no funciona

La búsqueda de señales de desperdicio dentro de la planificación financiera debe ser una constante para quien pretende alcanzar el éxito financiero. La implicación personal a la hora de realizar la planificación financiera es fundamental, y dedicar tiempo para entender cuánto es importante suele hacer toda la diferencia.

Desafortunadamente, en muchos casos la idea de planificar y acompañar el presupuesto personal de cerca acaba no haciendo parte del día a día. Algunos acaban cometiendo errores groseros, por falta de atención y conocimiento.

Si usted siente que hay cuellos de botella en su planificación, o si al final del mes nada funciona como se esperaba, atención, mucha atención a esas señales; usted puede estar remando con tanta fuerza que ni percibe que o está parado en el mismo lugar está siendo llevado por la corriente.

Hoy presento 5 señales que evidencian que existe un problema a resolver en la planificación financiera,

1. “No puedo registrar los gastos de forma organizada y frecuente”

Al comienzo del mes, usted anota todo cuentas mensuales, tarjeta, gastos de compras y otros gastos eventuales. Sin embargo, usted percibe que gasta más de lo previsto. ¿Que significa eso? Simple que su planificación no está sucediendo de acuerdo con lo que usted esperaba.

La principal sugerencia en estos casos es preocuparse más por el momento del gasto que con la proyección de lo que será gastado. La mayoría de las veces, esto sucede porque dejamos de lado los gastos más banales, cosas pequeñas que, cuando se acumulan, se vieron un número alarmante (y preocupante).

Anotar todos los gastos de afinación no es necesariamente una actividad que se debe hacer todos los días del mes (o incluso todos los meses del año), pero en algunos momentos es fundamental para encontrar el nivel de vida, por lo tanto, cuando decidir hacerlo se organice de tal forma que no haya fallas.

Lectura recomendada Aprende a utilizar el control de hoja de cálculo financiero y evitar el desaliento en el cuidado del presupuesto

2. “Tengo control financiero desde hace meses y aún no he tenido efecto”

Su expectativa es ahorrar 10% del salario y cada mes sucede lo mismo falta salario y sobra mes? Estos casos son más comunes de lo que se imagina, principalmente porque estamos acostumbrados a planificar el mes con lo que ganamos, no con lo que pretendemos gastar.

En este caso, la mejor solución es reservar el dinero que desea ahorrar antes de comenzar el mes, es decir, antes de realmente necesita pagar las deudas. La regla es clara la renta neta menos el 10% para sus inversiones (al menos) resulta en el nivel de vida posible.

Otro detalle importante establezca metas y objetivos plausibles para que los cambios en su planificación financiera puedan surtir efecto más rápidamente. Esto no significa renunciar al sueño de la independencia financiera (este demora siempre más), pero tener que celebrar en relación a los pequeños gastos también, lo que ayuda en la motivación.

Lectura recomendada 5 pasos para crear su reserva de emergencia (o reservas)

3. “No puedo dejar de usar tarjeta de crédito”

Para mucha gente, la tarjeta de crédito es un villano. El problema es más grave de lo que podemos imaginar, porque muchos brasileños encaran la tarjeta como un tipo de gasto, cuando en realidad es sólo una herramienta, un medio de pago.

Colocar la culpa en la herramienta es huir de la realidad, una artimaña para verse como víctima en vez de encarar la realidad desnuda y cruda usted es el responsable por lo que compra en la tarjeta. Punto. Ah, los intereses son altos? Son. Al mismo tiempo, pero tú fuiste allí y compró cuando no podía. ¿No fue?

Por lo tanto, utilice la tarjeta de crédito siempre teniendo en cuenta su presupuesto personal, definido durante la planificación. Si usted gastó R $ 500,00 en el supermercado y pagó con la tarjeta de crédito, a la hora de hacer sus controles, el lanzamiento debe ser en el grupo de gasto del supermercado, y no con un grupo “tarjeta de crédito”.

Siempre pague la factura íntegramente, y cuando esto no sea posible por dos meses seguidos (o más), quítese la deuda tomando dinero prestado a intereses más bajos (CDC o consignado, por ejemplo) y cancele las tarjetas de crédito por algún tiempo.

Lectura recomendada Cómo utilizar la tarjeta de crédito de manera consciente y sin el pago de intereses

4. “Para que mi planificación sea correcta, necesito ganar más dinero”

Cualquier planificación no se debe hacer en base a lo que quieres, sino en lo que tienes. En vez de pensar que tienes que ganar más, concéntrate en lo que recibes hoy y sabes que es siempre más inteligente intentar gastar menos de lo que gana, regla que te permitirá, al ganar más, tener siempre más patrimonio neto.

A lo largo del tiempo, ya encontramos, en nuestro trabajo como activistas de la educación financiera, personas endeudadas y con serios problemas, incluso ganando millones, y otras que recibían salarios menores y conseguían, dentro de las posibilidades y con paciencia, realizar muchos de sus sueños.

Ganar más dinero siempre es bueno, y usted puede (debe) buscar maneras de hacer esto (emprendiendo, vendiendo algún servicio o incluso producto fruto de su talento, etc.), pero antes de pensar en eso, aprenda a vivir con lo que usted tiene hoy en día.

Lectura recomendada 7 consejos para controlar su dinero y salir de la crisis

5. “No puedo planificar a largo plazo”

La mayoría de la gente piensa que la planificación financiera tiene que ver con conseguir un montón de dinero en poco tiempo. Eso no es verdad. Olvídese de esta realidad y recuerde que es más fácil comenzar poco a poco, observando más el cotidiano y los objetivos a corto plazo.

Intenta primero planear tu fin de semana, después tu semana, después tu mes y ahí sí empieza a pensar más lejos. Planear es sinónimo de tener y saber usar la paciencia para, con consistencia y actitud, construir un legado (y eso no sucede de la noche a la mañana).

Recuerde que el brasileño está viviendo cada vez más nuestra expectativa de vida está en casi 75 años. Usted va a vivir mucho, óptimo, pero no se quede muy “agravado” con ese hecho. En vez de eso, prefiere aprovechar que tiene mucho tiempo para organizarse mejor, pero sin olvidarse de poner en práctica las decisiones importantes de inversión que siempre pasan en su cabeza.

El consejo aquí es no quedar paralizado con la preocupación de no estar haciendo nada por su futuro y empezar efectivamente a hacer algo por él hoy, ahora. Para ello, comience simple, organizando y planificando cosas menores y de horizonte temporal menor. Aprendió? Practique a largo plazo también.

Lectura recomendada El poder del interés compuesto en la planificación a largo plazo

conclusión

No descuida su responsabilidad de construir la planificación financiera personal de forma eficiente, al final es un instrumento esencial y decisivo para conocer de hecho sus posibilidades, desafíos y oportunidades de adecuación de gastos y realización de objetivos.

Siempre que sea posible, converse e instale a su familia a participar en sus decisiones financieras. Compartir el presupuesto y reunir a todos para discutir los gastos es un buen comienzo. Básicamente, cree que si su presupuesto no funciona, lo mejor es dar un paso atrás, recomenzar, analizar gasto por gasto y actuar rápidamente antes de que el agujero sea tan grande que sea difícil salir de él.

Si uno o más de los signos aquí expuestos están presentes en su vida, juntar a las personas importantes de su vida y encarar el presupuesto financiero de frente, con coraje y determinación. ¡Cuente con nuestra ayuda siempre! Gracias y hasta la próxima!

5 señales de que su planificación financiera no funciona
4.7 (94.29%) 7 votes