Saltar al contenido

5 acciones para mantener el presupuesto en día en la crisis (y fuera de ella)

La crisis llegó y, poco a poco, tomó de asalto la vida de muchas familias. Hoy, millones de brasileños perdieron el empleo y necesitan convivir con una inflación aún elevada, mientras que lidian con el crédito cada día más escaso y los intereses exorbitantes.

Uno de los grandes y quizás más preocupantes problemas de la crisis es la falta de esperanza. No tener una perspectiva real para el futuro paraliza el país, y lo que existe de más inquietante en el actual escenario es que la crisis económica se fundió con la crisis política; la cosa ha quedado bien desordenada, pero estamos aquí para ayudar a mantener su bolsillo en orden.

Es siempre importante mantener la conciencia financiera, tratando las finanzas personales con responsabilidad, o sea, respetando su nivel de vida. Con el empeoramiento de la crisis, dos acciones se vuelven indispensables un peine fino en el presupuesto personal y adoptar alguna forma de recortar los gastos.

Lectura recomendada 3 consejos para enriquecer la crisis (y más allá)

Si el orden del momento es ahorrar, la mejor manera de hacerlo es conseguir mantener su presupuesto en el día y cortar todo lo que ahora no es esencial. Al contrario de lo que pueda parecer, no siempre identificar los gastos innecesarios es algo simple; pensando en eso, decidí compartir 5 consejos para ayudar a identificar las goteras de su presupuesto.

1. Anote sus gastos

Pasó? Anote! Es simple así conforme usted anota sus gastos, usted consigue tener una noción real de hacia dónde va su dinero. La gran dificultad aquí está en conseguir mantener un registro realmente seguro de todos los gastos.

Normalmente, sólo ponemos las cuentas grandes y dejamos las cosas simples del día a día desde fuera. Evite hacer esto y anote absolutamente todo lo que pase, aunque por algunos meses sólo. A partir de esa fotografía será más fácil descubrir dónde va tu dinero y qué gastos se pueden cortar para que puedas ahorrar.

2. Planifique su mes

La mayoría de los pagos del mes se relaciona con gastos fijos. Esto significa que todos los meses usted sabe que tendrá que pagar cierto gasto (alquiler, condominio, agua, luz, etc.).

Al planear estas cuentas, usted puede controlar mejor cuánto aún quedará o faltará en el mes y, con eso, tendrá más seguridad sobre lo que todavía tendrá para gastar. Al unir la planificación de los gastos con la práctica de anotar los gastos, difícilmente se verá sorprendido al final del mes.

Videos recomendados ¿Usted ha visto el canal de vídeos en YouTube Dinheirama? Regístrese ahora.

3. Revise el uso de la tarjeta de crédito

Hay dos buenas maneras de controlar sus gastos a través de la tarjeta de crédito o usando él como herramienta que regulará los gastos en el mes en períodos, o dejándolo totalmente parado (utilizándolo sólo en casos específicos).

En la práctica, esto significa que usted puede utilizar la tarjeta de crédito para todos sus gastos, si así lo desea, ya que así será posible tener un registro real con todos los lugares a donde su dinero fue, pero necesita ser organizado y capaz de pagar la factura en días siempre.

El que no puede manejar el crédito de forma responsable, tal vez deba quedarse lo más lejos posible de él (al menos hasta aprender a controlar el ímpetu y entender sus ventajas y características reales).

Recuerde que la tarjeta de crédito es una forma de pago y no un gasto en sí, así que si utiliza la tarjeta recuerde lanzar y detallar el gasto en su control de la forma correcta.

4. Tenga en la mano el dinero que desea gastar

Otra excelente manera de controlar sus gastos e identificar posibles excesos es gastar sólo lo que usted tiene en las manos. Por ejemplo, al comienzo del mes quita una cierta cantidad de tu cuenta y considera ese dinero el cuadro de tu presupuesto para todo lo que quieras hacer durante el mes.

Se acabó el dinero, acabó la diversión – incluso cuando su cuenta diga lo contrario. De esta forma, usted se acostumbrará a no descontrolarse o exagerar, sea usando incesantemente la tarjeta de débito o el crédito.

Algunas familias en Japón suelen separar el dinero en sobres; para cada tipo de gasto, ellos colocan una cantidad de dinero. Cuando acaba el dinero del sobre, paciencia, para gastar de nuevo con eso sólo el próximo mes.

5. Utilizar y abusar de la tecnología

Actualmente, hay cientos de buenas aplicaciones que le ayudan a controlar sus gastos mensuales. Aprender a usarlos es una excelente forma de mantener los ojos abiertos para identificar el rumbo del dinero y hacer un control financiero más eficiente.

Además, utilizar estas aplicaciones durante más tiempo permitirá comprender de forma aún más completa la realidad financiera familiar. Los informes, la posibilidad de compartir información y actualizar fácilmente los registros, crea una serie de facilidades en este sentido.

Lectura recomendada 3 Las inversiones a realizar incluso en tiempos de crisis (y las conoces)

conclusión

La conciencia financiera es un desafío para todos. Ajustar el presupuesto es un paso fundamental en este sentido, principalmente en períodos de crisis. Vivimos hoy la peor crisis registrada en décadas, y mucha gente cree que tendremos aún períodos difíciles antes de volver al rumbo del crecimiento.

Es que, a diferencia de lo que la mayoría consigue percibir, las crisis son momentos importantes para reflexiones y cambios de actitud, y una de esas transformaciones necesita ser la del presupuesto. Opte por recortar gastos que no son esenciales, refuerce su reserva de emergencia e invierta en productos seguros y capaces de ofrecer buenas rentabilidades. ¡Hasta la próxima!

5 acciones para mantener el presupuesto en día en la crisis (y fuera de ella)
4.8 (96%) 10 votes