⭐ ▷ Usted no es un superhéroe, pero puede ser un buen empresario - Saltar al contenido

Usted no es un superhéroe, pero puede ser un buen empresario

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Por Gustavo Chierighini, la plataforma editorial Editorial Brasil.

Estimado lector, sabemos que el emprendedorismo es una actividad de fe. De creencia en una idea fundamentada y de un estado de espíritu.

También se conoce la alta dosis de autoconfianza y coraje necesarios para tocar un negocio, con todos los riesgos y peligros involucrados.

El espíritu empresarial es autoconfianza y coraje (pero no exagere, por favor). Requiere mucho análisis, desprendimiento y mano en la masa.

Pero eso no es todo. Emprender exige la cabeza firme, acoplada al cuello, y los pies debidamente plantados en el suelo.

Recomendado libro electrónico gratuito: Freelancer – Libertad con trabajo y resultados

En definitiva, gestionar la propia empresa siempre requerirá un ingrediente clave (y raro): el sentido común. Es él quien va a transmitir confianza y tranquilidad a socios, socios, banqueros, colaboradores e inversores.

Sin él, usted podrá incluso escuchar bromas admiradas ante su coraje en enfrentar peligros, pero también observará que no moverán una sola paja en la dirección de sus propósitos.

¡Sea confiable! El ser tenedor de crédito es algo mayor que la capacidad de pago: pasa por el concepto de «ser confiable», por el respeto profesional construido a través de su capacidad de analizar y asumir riesgos posibles, calculada y cuidadosamente.

Entender de una vez y para todos: usted no es un superhéroe. Un emprendedor que cree ser un superhéroe acaba por convertirse en un radical, cuya ceguera ante los abismos lo empuja hacia el incumplimiento, incumplimiento de contratos y la caída financiera.

De todos modos, sepa que incluso percibiendo que razona como un radical, lo más importante es que a la hora de actuar el sentido común sea recuperado, y los pies no salgan del suelo evitando despegues desastrosos.

Recomendado libro electrónico gratuito: De inversión de deuda

Por lo tanto, observa los siguientes consejos y huye de esta trampa:

¡No se engañe! Ante la inevitable, de la realidad desnuda y cruda, no se equivoca, enfrente los problemas con claridad y objetividad.

«Stop Loss»: Coloque límites! Establezca claramente la reserva de recursos personales que serán aportados en su negocio, colocando los debidos límites para que en caso de fracaso, su patrimonio personal no se convierta en polvo.

¡Encare la realidad! No niegue la realidad, por más dura que sea. Sólo el hecho de reconocerlo adecuadamente y de forma lúcida ya es suficiente para evitar el pánico entre acreedores, socios e inversores.

¡No te lleves tan en serio!   Creer en ti y en tu idea o proyecto, pero evite tomarse tan en serio. Haga de la autocrítica una práctica constante.

¡Respete, aprenda y crezca con los más experimentados! No descarte la experiencia de empresarios dotados de mayor vivencia que están tratando de alertarle. Antes de tapar los oídos, escuche y analice. Si es el caso, juegue los consejos en la basura; de lo contrario, agradezca y cambie de ruta.

¡Diga no a los modismos y las invenciones de gestión! Evite los modismos de ocasión. Sea sólido y tenga personalidad. Usted no necesita seguir los modelos enlatados. Fuga de los teóricos del capitalismo (tipo profesores de emprendimiento que nunca montaron un carrocito de palomitas con éxito).

conferencias gratuitas Recomendado: Conrado Navarro y los invitados hablan sobre finanzas personales y el espíritu empresarial

Cuidado con el reclamo a estar bien. Me disculpan los «políticamente correctos», pero el propósito esencial de una empresa es general rentabilidad para sus inversores. El resto viene después. Nunca se olvide que una empresa necesita generar ganancias y traer su merecido premio financiero. Si este no es el foco principal, monte una ONG, un movimiento, un partido político o cualquier otra cosa que no sea una empresa.

Preserve su escepticismo. Por más que se sienta confiado, preserve el mínimo de escepticismo sobre los demás y sobre ti también.

¡Reconozca sus errores sin restricciones!   No se vea obligado al reconocer errores y cambiar de ruta, por más que haya sostenido lo contrario. Sea honesto con usted mismo, sus propósitos y con las personas que están apostando en su sueño.

Si es necesario caiga fuera! Si es el caso, sepa la hora correcta de caer fuera y cerrar temporalmente su sueño. A continuación, evalúe los errores y recomience más experimentado.

¿Quieres dejar alguna sugerencia o comentario? Siéntete como en casa. Gracias por la lectura y buena suerte!

Califica este Articulo!