⭐ ▷ Un mes sin reclamar: Topa el desafío? - Saltar al contenido

Un mes sin reclamar: Topa el desafío?

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Probablemente usted nunca hizo las cuentas, pero si parara para contar cuantas veces se quejó de algo en el día de hoy, en la semana, mes o año se sorprender. La gente no tiende a hacer lo que es malo, ¿no es así? Pero sé que reclamar todo el tiempo es el primer paso para postergar soluciones y dejar de conseguir resultados positivos concretos, sea para lo que sea.

Otro día una colega me dijo que iba a dejar de reclamar tanto porque había leído un artículo que decía que reclamar significaba clamar en doble. Es decir, cada vez que se queja sobre algo, estamos en realidad dando atención y fuerza aún mayor sobre eso para nuestro cerebro. Y ya sabes, querido lector, nuestro cerebro es una herramienta poderosa para hacer que suceda. O no. ¡Todo depende de nosotros!

En este artículo decidí hablar de reclamo y convocarlo para un desafío: un mes sin reclamar. Topa? En lugar de reclamar algo malo, mi propuesta es cambiar la queja por un agradecimiento o por una acción que permita un alcance más rápido de la solución. ¿Listo para el desafío?

¿Por qué reclamamos?

Hay gente que se queja cuando está frío. Entonces, si el tiempo cambia y hace sol, también reclama que está calor, ya se dio cuenta? Reclama porque quiere descansar, pero cuando está en casa de brazos cruzados, se queja de no tener nada que hacer. Ufa, aburrido no es? Vamos a pensar que reclamar podría incluso ayudarnos cuando éramos niños, bebés, y necesitábamos tener nuestras necesidades atendidas de alguna forma. Hoy en día, en la versión adulta, siento decirle, pero reclamar demasiado sólo va a alejarse de las personas y de las soluciones.

Por supuesto, hay reclamaciones realmente importantes, que pueden indicar que hay algo mal en esta trayectoria y qué cambios y acciones son necesarias. ¡Estas reclamaciones son importantes! Sin embargo, hay que saber qué hacer con ellas para que sean útiles, entendió?

En general reclamamos porque no tenemos nuestros objetivos o necesidades atendidos, eso es hecho. Sólo que necesitamos entender que el tiempo que usamos criticando lo que no está bueno podría ser usado de forma mucho más productiva, concuerda? Después de todo, siempre decimos aquí en Dinheirama que la forma en que una persona ve la vida, ya sea bueno o malo, lo hará increíble diferencia en los resultados recogidos.

Acción en lugar de reclamación

¿Qué tal si, en lugar de reclamar, usted comienza a montar estrategias para mejorar lo que no es legal? ¿Vamos a un plan para este mes sin quejas? ¡Voy a poner mis sugerencias a continuación!

  1. Monitor: Si se encuentra con este problema, debe vigilar a sí mismos de manera que cada vez que se empieza a quejarse de algo, dejar de contar hasta 10 y cambiar el foco. Vale hasta anotar en un papel, en la pantalla del ordenador o cualquier cosa del tipo un recordatorio sobre la cuestión.
  2. Tenga en cuenta: Mire hacia fuera para lo que más ha despertado quejas últimamente. Recuerde que mi propuesta aquí es estimularlo a encontrar soluciones, no olvidar lo que está mal. Si tiene algo que molesta mucho, es porque requiere cambios concretos.
  3. Compruebe los factores desencadenantes: Puede ser que un amigo que ama reclamo se disparará sus propias quejas. En este caso, usted tiene dos opciones: o finge que está en una burbuja cuando está cerca e inmerso en las críticas, o trate de pasar más tiempo con gente optimista y que le guste solucionar en lugar de reclamar. ¿Has tenido un compañero de trabajo que reclamaba todo el día de la empresa, pero no tenía el coraje de salir de allí? Pues es, yo tuve. Y hace 10 años esa persona continúa allí, quejándose. ¿Debe ser terrible, no?
  4. Pensar en soluciones: Cada vez que aparece una queja en su mente, piense si realmente tiene sentido y merece utiliza el tiempo para encontrar una solución. Si es así, entonces anote lo que podría hacer para hacer la situación mejor y programar para eso, ni que sea un cambio pequeño.
  5. Gracias: Al tratar de quejarse menos, hacer una lista de cosas por las que se agradece. Puede ser diario. Anote en un papel y deje visible todas las pequeñas cosas que sucedió el día y que lo hicieron un poco mejor.
  6. Hablar con cualquiera que pueda ayudar: Si decide no totalmente de usted, hable con esos intereses. Un problema con el jefe por ejemplo, debe ser resuelto directamente con él o con un responsable en el RH o algo del tipo. No hay que pasar el mes reclamando al compañero del lado y no tener actitud.
  7. Tener objetivos: Por último, siempre dicen lo importante que es tener metas y propósitos en la vida. Son ellos quienes nos guían, que nos ayudan a tener acciones mejores y recorrer caminos más apropiados. Reclamar por reclamar no te ayuda a conquistar objetivos, por el contrario, te hace perder tiempo. Por eso, en paralelo con este desafío, establezca también sus metas de corto, mediano y largo plazo. Y colócalas en el frente cada vez que la vida te haga reclamar de algo. Menos reclamación y más acción, combinado? ¡Sigamos en nuestro aprendizaje!

Un mes sin reclamar: Topa el desafío?
4.8 (95%) 12 votes