Saltar al contenido

Tradición de Navidad: preservando la cultura o simple status quo?

tradición dinheirama-postnatal Observa el título de este artículo y haz una reflexión sobre la tradición: ¿se trata de una manera de preservar cultura y costumbres o la simple actuación del sesgo del status quo y comportamiento de manada?

Sí, me estoy refiriendo a la tradición de la Navidad. Y para responder a la pregunta anterior, basta prestar atención a lo que viene a su cabeza muy rápidamente cuando se habla de Navidad: regalos, cena y adornos navideños o celebración cristiana acerca del nacimiento de Jesucristo? ¡Sea sincero!

Pues es, la Navidad acabó transformándose en una celebración totalmente basada en el consumo. Una serie de «tiene que». En el caso de que se trate de una persona que no sea de su agrado, no se le ocurra a nadie.

Navidad terminó como una especie de lista de verificación y encuentra una manera de proporcionar todo lo que la «tradición» envía pareja de tener una Feliz Navidad. De ahí que una de las cosas que más me llama la atención en esa época es la cantidad de «consejos», «pasos» y «trucos» para garantizar a todos los «tiene que» de la Navidad con economía y creatividad. ¿No es así?

Es posible que usted no esté de acuerdo conmigo, pero veo la cosa más o menos así: acabamos creando una tradición que implica un aumento sustancial de nuestros gastos y ahí tenemos que «dar nudo en pingo de agua» (como diría mi madre) para ahorrar cuando no tenemos suficiente para garantizar una Navidad Feliz (!), como manda el vestuario (expresión de mi madre también).

Lo siento, pero para mí eso no tiene sentido. ¡Creo que el Espíritu de Navidad acabó transformándose en un Frenesi de Consumo! Y cuando la gente ve, ya está allí siguiendo con la banda y repitiendo ese comportamiento año tras año.

Una Navidad feliz está directamente vinculada con su capacidad de consumo: la cena perfecta, el regalo tan soñado, la ropa nueva, la casa más bien decorada de la vecindad, las fotos más glamourosas que serán debidamente colocadas en Facebook en tiempo real y por ai va … porque no basta tener, tiene que mostrar!

¡Y ahí vale todo! No hay tiempo de armar el circo, ops !, quiere decir, providenciar una Noche Feliz? No hay ningún problema: contrata a la gente para hacer esto por usted! Al final lo que vale no es la intención, ni el cariño, ni la gratitud … Estas cosas son invisibles, no salen en las fotos de Facebook.

En el último fin de semana, asistí a una materia sobre alquiler de árboles de navidad montados: la persona contrata a una empresa para montar el árbol y adornar la casa. Y el reportero decía tratarse de la «salida perfecta para quien no tiene tiempo». Yo añadiría: «La salida perfecta para quien está en la manada, creyendo que Natal Feliz es una casa bien decorada».

Y sabe lo que es más triste en todo esto: ¡nuestros niños están entendiendo todo mal! Y como sólo fueron expuestas a ese tipo de celebración, es así que ellas van a celebrar también cuando tengan sus propios hijos. Etcétera…

Ver, no estoy diciendo que no debemos celebrar la Navidad, sino todo lo contrario. Pero hay que encontrar un sentido más humano para esa celebración.

Al final, la cena perfecta será consumida, los adornos serán guardados en un maletero cualquiera, los regalos van a perder el encanto tan pronto como el Fin de año llegue y las fotos de Facebook van a perder el «plazo de validez». ¿Qué va a quedarse?

Bueno, me despido por aquí deseando a todos ya cada uno de ustedes una Navidad repleta de significado. De sentido. Yo también quiero hacer el regalo más valioso que puedo dar: mi agradecimiento a usted y al equipo Dinheirama. ¡Gracias y hasta 2014! ¡Feliz navidad!

Foto «Christmas chimenea», Shutterstock.

4.8
17