Saltar al contenido

Subprime, la recesión de EE.UU. y su bolsillo (I)

¡Dinerama - Camino para el futuro! Will dice: «Ricardo, la recesión norteamericana de tal manera que ambos hablan realmente sucede en los EE.UU. si no se ha iniciado, ya que esto podría afectar al mercado en Brasil? Acabo de invertir en un fondo de acciones en busca de mayor rentabilidad, pero no sé si fue una buena hora. Quiero entender mejor lo que pasa allá afuera y cómo eso todo puede impactar en nuestro bolsillo aquí en Brasil. Agradecidos «.

Will, gracias por la visita. Usted tiene razón, hablar en recesión en los EE.UU. hoy nos recuerda la expresión «llover en el mojado». Hay un fuerte consenso, entre todos los analistas, de que los primeros signos de crisis ya han surgido y deben agravarse. En este artículo, dividido en dos partes, abordaremos el tema, mostrando cuán profunda la crisis, que comenzó en el segundo semestre de 2007, puede ser y hasta qué punto ella influye en los aspectos financieros del día a día [Bb] de la población brasileña. En esta primera parte hablaré sobre el peligro de recesión, los orígenes de la crisis y el efecto, anunciado esta semana, visto en los bancos.

«Estados Unidos ya estén o puedan a llegar pronto en una recesión». Si tomamos en consideración las últimas noticias sobre la economía norteamericana, esas palabras podrían haber sido dichas por cualquier mortal, con conocimiento o no de economía. Sin embargo, el autor de la frase, dijo en una entrevista con el diario estadounidense The Wall Street Journal, es Alan Greenspan, ex todopoderoso FED (Reserva Federal – North Banco Centroamericano), autor del libro «La era de las turbulencias» [Bb] y denominado oráculo por el mercado internacional. La entrevista continúa y termina así:

«Las posibilidades de una recesión no son impresionantes, pero tienden a esa dirección. Los síntomas están claramente ahí. Las recesiones no llegan de manera suave. Ellas en general son anunciadas por una discontinuidad en el mercado y los datos de las últimas semanas pueden muy bien caracterizarse así «

Los factores importantes comenzaron a aparecer y traen una realidad última y cruel a las palabras de Greenspan. La elevación de la tasa de desempleo en Estados Unidos al 5% en diciembre, mes teóricamente con mayor expansión de la economía dada las festividades de fin de año, encendió la señal amarilla de los economistas de turno.

Entendiendo la Crisis
Usted, lector de Dinheirama, ya acompañado por, entre julio y agosto de 2007, los artículos de Navarro sobre la crisis de hipotecas de alto riesgo. Como siempre, es bueno recordar y una vez más tratar de entender los motivos y razones del problema. ¿Cómo todo empezo? La crisis no es secreto y se inició con datos preocupantes del sector inmobiliario norteamericano, que venía de un boom en los últimos años.

La oferta de crédito para ese sector fue enorme y sin criterios decentes que fundamentasen su concesión. Traducir, mucho crédito y poco criterio y garantía de solvencia. ¡Fácil así! El gran núcleo de la crisis surgió cuando el incumplimiento del segmento llegó a índices alarmantes, causados ​​por préstamos de riesgo (subprime) para personas que ya poseían histórico de incumplimiento. El crédito subprime representa el crédito de «segunda línea».

A causa del alto volumen de dinero disponible en esa modalidad de crédito, el subprime fue un sector que ganó fuerza y ​​creció mucho. Así, queda claro que el tamaño de la crisis es directamente proporcional a la desenfrenada expansión del sector. La disponibilidad del crédito salía con intereses altos, dado el mayor riesgo del préstamo y eso atraía a los gestores de fondos y bancos. Había, por supuesto, la expectativa de retornos mayores. Estos gestores permiten, al comprar más títulos de las instituciones que hicieron el primer préstamo, que un nuevo importe de dinero sea nuevamente prestado, antes incluso del pago del primero.

También interesado en beneficiarse, un segundo gestor puede comprar el título adquirido por el primero. Extendiendo el razonamiento, se crea una enorme cadena de ventas de títulos. Una montaña rusa? No, el tiempo acabó mostrando que no se trataba de una montaña rusa, sino una ruleta rusa. Imagine que si la punta (el tomador) no puede pagar su deuda inicial, da inicio a un ciclo de no recepción por parte de los compradores de los títulos. Fue lo que sucedió y está sucediendo.

Con la constante globalización financiera, fruto de la globalización como un todo, los créditos generados en Estados Unidos se pueden convertir en activos que van a dar interés a inversores en diversas partes del mundo. De la misma forma, el temor de una crisis en EEUU genera pesimismo latente en todo el planeta.

Los bancos pierden mucho
Las instituciones financieras tuvieron pérdidas enormes con la crisis inmobiliaria norteamericana. Muchos de ellos todavía no pudieron dimensionar la real extensión de sus pérdidas. El gigante financiero estadounidense Citigroup anunció ayer, martes 15 de enero, que registró una pérdida neta de 9.830 millones de dólares (pérdida de 1,99 dólares por acción) en el cuarto trimestre de 2007. Según la institución, el rendimiento negativo está vinculado a las pérdidas de 18.100 millones de dólares vinculadas al crédito de riesgo (subprime).

Los ingresos del banco cayeron un 70% si se compararon con el cuarto trimestre del último año, con un total de 23.830 millones de dólares a 7.200 millones de dólares. El banco también ha comprometido el pago de sus dividendos, anunciando un recorte del 41% en este sentido. El objetivo claro es mantener recursos en su base de capital. El nuevo presidente ejecutivo de Citi, Pandit Vikrim clasifica los resultados como inaceptable y atribuyó el mal desempeño a dos factores:

  • Reducciones significativas de valores de activos, con la exposición directa al subprime (crédito de riesgo);
  • Fuerte aumento en los costos de crédito en la cartera de préstamos al consumidor en los Estados Unidos.

Los datos hasta ahora presentados por Citigroup son los primeros de un conjunto que serán presentados por otras instituciones en los próximos días. El problema de la liquidez puede comprometer el sistema bancario en su totalidad. El mercado, operando con nerviosismo y mucha volatilidad, espera un pronunciamiento de la Fed sobre los desdoblamientos de la cuestión.

Aquí termina la primera parte del artículo. Mañana hablaremos sobre los efectos de la crisis en la inflación y los aspectos relacionados con su bolsillo y la economía brasileña. Veremos cuales son los posibles impactos de la crisis en las inversiones brasileñas, en nuestra tasa de interés y sobre las oportunidades que pueden surgir con la llegada del «huracán». ¿Será que Brasil aguanta? Respuestas en el siguiente capítulo. Hasta allá.


Analista Financiero de Ricardo Pereira, de ABET Corretora de Seguros, que trabajó en el Banco de Investimentos Credit Suisse First Boston y editar la sección de Economía de Dinheirama.
• ¿Quién es Ricardo Pereira?
▪ Leer todos los artículos escritos por Ricardo

Foto de crédito a Marcio Eugenio.

4.8
34