Saltar al contenido

Soñando! La fórmula que faltaba para su vida financiera despega

Como usted ya sabe, gran parte de mi tiempo se dedica de forma intensa al fomento de la educación financiera como cambio de actitud y comportamiento.

Veo algunos ejemplos de personas que han logrado progresar en la vida y muchos casos de personas que están hundidas en deudas y problemas que nacen de ellas. Por otra parte, creo que más del 90% de los problemas de las personas nacen con la cuestión financiera – incluso si nadie lo percibe en un primer momento.

Y puedo afirmar con convicción que esas personas que encuentran dificultades y fracasos están en ese escenario porque no tienen definidos sus objetivos de vida – lo que quieren alcanzar a partir del control de su vida financiera. Pocos sueños, ningún objetivo, ninguna razón para ahorrar.

Lea también Objetivos, por qué es tan difícil hacer que el derecho a enriquecerse?

La importancia de soñar

Soñar no cuesta nada. No cuesta, pero debería costar. Por supuesto, cuesta en el sentido de crear un objetivo y saber cuánto vale bajo el aspecto financiero.

Si usted quiere algo, es necesario saber cuánto cuesta este algo, para entonces ahorrar y llegar allí. Saber cuantificar su sueño es el gran paso para finalmente concretarlo.

Disfrutar de la lectura Fábula de Esopo El sueño es una cosa, tener objetivos concretos es otra

Liste sueños de corto, mediano y largo plazo.

Ver un ejemplo sueños a corto plazo son aquellos de lo cotidiano, como cambiar una TV o un electrodoméstico cualquiera. Los sueños a medio plazo son aquellos en que el factor tiempo posibilita una planificación mayor – normalmente algo en torno a 5 años. Un viaje a toda la familia es un buen ejemplo de un sueño que se puede considerar como de mediano plazo.

Los sueños a largo plazo, como el nombre mismo, llevan más tiempo hasta que se concreten. En compensación, con valores menores ahorrados e invertidos en un plazo mayor, podemos alcanzarlos. Un buen ejemplo para demostrar el sueño a largo plazo es la independencia financiera, que puede y debe ser conquistada durante buena parte de su vida. Considero los sueños a largo plazo aquellos que necesitan más de 10 años para ser alcanzados.

Soñar es fácil y realizar el sueño también puede ser. Algunos criterios pueden ayudarle

  • Anote su sueño. Toma lápiz y papel y manos a la obra;
  • Deja tu sueño en un lugar de acceso constante. ¿Qué tal poner el papel encima de su escritorio, dentro de su agenda?
  • Separe los sueños en corto, mediano y largo plazo;
  • Divida sus sueños con su familia, después de todo es importante que todos puedan trabajar en pro de su realización;
  • Transforme sus sueños en prioridades y viva intensamente sus logros.

Ver este vídeo ¿Cómo para alcanzar sus metas financieras

conclusión

Es claro que un sueño necesita ser planeado y su estructura de vida necesita estar adaptada a esa nueva forma de lidiar con el dinero. Pero, incluso quien está endeudado necesita iniciar el ahorro con un objetivo, con un sueño que haga todo esfuerzo para hacer sentido.

Quiero DESTACAR incluso quien está con deudas, no puede nunca dejar de soñar, y hasta por eso debe hacer la mejor planificación para salir de esa situación incomoda.

Quien ahorra por ahorrar (sin un objetivo) acaba siempre perdiendo el foco y la posibilidad de realizar algo verdaderamente importante en la vida. Como ya hemos escrito antes, la mejor inversión es incluso guardar dinero, pero para eso es fundamental saber dónde se pretende llegar. Ahorrar sin objetivo es ahorrar para nunca realizar. ¡Piense en eso!

Soñando! La fórmula que faltaba para su vida financiera despega
5 (100%) 4 votes