Saltar al contenido

Saber dónde cortar | MoneyRadar

Hasta para administrar el presupuesto doméstico, la gente sabe: si no es posible ganar más, necesitamos cortar costos para no quedar en rojo. Sustituir algunas marcas más caras en el supermercado, acumular más ropa sucia para conectar la lavadora menos veces a la semana, negociar un plan de telefonía e internet más ventajoso. Son pequeñas actitudes que van a reflejarse en las cuentas al final del mes.

En un micro o pequeño negocio – o incluso en las actividades de un microemprendedor individual (MEI) – la orden es la misma: cortar costos puede ser una alternativa más a mano para mejorar la salud financiera de la empresa que pensar en ampliar la facturación. Aún más en un período de recesión económica, con resultados particularmente malos para el comercio minorista. Según la más reciente encuesta de los indicadores Sebrae-SP, la reducción en la facturación de las MPE en el primer trimestre de 2016 fue del 15,1% en relación a los tres primeros meses del año pasado.

Si la necesidad de reducir los gastos es evidente, no siempre el emprendedor tiene la claridad de saber por dónde empezar. Nosotros, del Sebrae-SP, siempre aconsejamos que el primer paso debe ser un diagnóstico de la situación: cuáles son sus gastos fijos (salarios y cuentas de consumo) y cuáles son las variables (materia prima, por ejemplo)? Coloque todo esto en una hoja de trabajo y evalúe los valores con respecto al presupuesto anual.

Ante este cuadro, intente identificar dónde puede cortar. Revise contratos, negocie con el contador. Analice si no es hora de cambiar maquinaria antigua, que consume mucha energía y requiere mantenimiento constante. Y no deje de considerar gastos que pueden parecer banales, como el papel de la impresora. Todo esto va a tener un impacto al final. Hechas las cuentas, evalúe sus ventas: concentre en los productos y servicios con más giro y elimine aquello que queda más tiempo parado en el stock. Al mismo tiempo, trate de hacer nuevos contratos con los proveedores.

Finalmente, fije metas e involucra al equipo en ese proceso. Sólo con la participación de las personas ese esfuerzo puede dar resultado.

También llamo la atención para que los emprendedores no cometan algunos errores comunes. Demuestre a un funcionario experimentado porque gana más que los demás, por ejemplo. ¿No va a perder, también, una inversión hecha por muchos años en material humano, que puede acabar en la competencia? Y, sobre todo, no caiga en la tentación de sacar dinero de la caja de la empresa para cubrir gastos personales. Hecho todo esto, estoy seguro de que su empresa estará sana para pasar por la crisis. Si usted necesita, el Sebrae-SP está a disposición para ayudar!

Fuente: Marília Global

Saber dónde cortar | MoneyRadar
4.8 (96%) 10 votes