Saltar al contenido

Riqueza de verdad es acumular experiencias (y recuerdos), no sólo dinero

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Este artículo no trae una lista práctica de qué hacer (o no) y tampoco tiene el objetivo de ofrecer un manual para enseñar el destino que usted debe dar a su dinero. Después de todo, la decisión es suya.

Este texto es una invitación. Una invitación para hacer una reflexión personal sobre cómo estamos tratando con el dinero en nuestro día a día. Antes de empezar, te invito a sacar por la memoria tres recuerdos buenos que te vienen a la cabeza en este instante. Pensó?

Estoy seguro de que los recuerdos que usted ha tenido ahora no están centrados en cosas, objetos, sino en experiencias. Puede ser el día de la boda, el nacimiento de un hijo o aquel viaje inolvidable en el que te emocionó al ver un monumento histórico, un cuadro o un paisaje que sólo conocía por fotos.

Los mejores recuerdos que tenemos, en casi todos los casos, no están vinculados al día en que usted compró aquella bolsa cara, o cuando salió de la tienda con un celular nuevo, o del centro comercial lleno de bolsas después de sumergirse en una liquidación.

Y todo eso que hablé arriba no es sin fundamento. Un investigador y psicólogo de la Universidad de Cornell en los Estados Unidos, el Dr. Thomas Gilovich, se ha estudiado la relación entre la felicidad y dinero durante más de 20 años.

De acuerdo con su investigación, la conclusión es que uno de los mayores enemigos de la felicidad es la adaptación o, si prefiere, el tal «acostumbrarse». Es decir, cuando compramos una cosa, nos sentimos felices, pues conquistamos algo que nos gustaría, pero sólo por un determinado tiempo.

Eso porque lo que es material pasa a formar parte del día a día, es duradero y se convierte en un elemento en nuestras vidas. Es otra cosa material que adaptamos a nuestros hábitos. Luego, se queda sin gracia.

Lectura recomendada: 4 hábitos esenciales para generar riqueza y lograr el éxito deseado

Gaste más con experiencias (estas sí son duraderas)

El Dr. Gilovich recomienda que gastemos más tiempo y dinero con experiencias, tales como ir a exposiciones, hacer actividades al aire libre, aprender algo nuevo y, por supuesto, viajar. Compilamos aquí buenos motivos para entender por qué dedicar más tiempo a esos momentos es tan importante. siga:

1. La experiencia es suya y nadie se quita

Los artículos materiales están allí, pueden romper, dejar de funcionar y no forman parte de usted. Las experiencias son suyas y forman parte de quién eres. Además, influyen en nuevas actitudes, formas de pensar, comportamiento y, claro, en el conocimiento.

2. Experiencia es lo que conecta (de verdad) personas y alimenta las relaciones

A pesar de que hoy en día nos quedamos en la mesa de un restaurante conversando al mismo tiempo que enviamos un mensaje en Whastapp (o mirando Facebook), ¿qué estamos haciendo en estos dos ambientes, virtual y real? Intercambiando, compartiendo y consumiendo experiencias. Sea la foto de la cena, un post sobre la política o el vídeo del perro.

3. El tiempo pasa, las cosas van, pero la historia se queda

Su dinero no es infinito (y ni su tiempo), por eso sepa usarlo para tener a cambio buenas experiencias, sensaciones, sean ellas un sabor nuevo, admirar un cuadro de un renombrado artista, llevar a su sobrino para ver aquella banda que le encanta, hacer clases de tenis o simplemente leer un buen libro.

Lectura recomendada: 5 actitudes para tener más calidad de vida y la riqueza

Los viajes son inolvidables

Y antes de gastar dinero con cosas, considere planear una próxima aventura, descubrir un lugar nuevo y tener una nueva experiencia – y no necesita ser en otro país! Y si usted necesita un empujón para su próximo viaje o no ve tantos motivos así que porque es tan importante viajar, listo algunas buenas razones abajo:

  • Conocer nuevas culturas. No necesitamos extendernos aquí, ¿verdad? Viajar es encontrarse con nuevos ambientes, personas con modos diferentes de vida, diferentes reglas de convivencia, costumbres, consumo, etc .;
  • Conocimiento de sí mismo. Lidiando con diferentes perspectivas y culturas hace que tengamos que mirar a nosotros mismos, pues tendemos a comparar nuestros hábitos y creencias con los demás. Sin contar que sin el estrés normal del día a día no tenemos tiempo y energía para hacer un autoanálisis sobre lo que estamos haciendo, si estamos satisfechos y lo que hay que mejorar. Esto tiene un gran valor porque es una oportunidad para revisar los viejos conceptos, el cambio de prioridades en la vida e incluso tienen una visión del infierno que puede generar cambios importantes en su futuro;
  • Reforzar las relaciones. Viajar con familia, amigos, novio (a), etc. hace que los lazos queden más fuertes y es una gran oportunidad para desligarse de los desentendimientos banales y ver lo que hay de mejor en el otro;
  • Aprender a adaptarse. Estar en un lugar diferente de lo que estamos acostumbrados nos fuerza a tener que lidiar con situaciones inusitadas. Aunque el guión ha sido muy bien programado, no hay como evitar sorpresas. Encarar esos momentos nuevos y tomar actitudes para lidiar con esas situaciones son lecciones valiosas que llevamos a la vida. Saber adaptarse no es simplemente acostumbrarse, es aprender, entender y pasar a tener nuevas actitudes frente a diferentes situaciones o problemas. Tal experiencia la lleva a toda la vida.

El mundo es muy grande para usted dejar de explotarlo

El tiempo es corto, tenemos muchas obligaciones y pocos días festivos. Al final de cuentas, lo que quedan son buenas historias para contar, buenas risas, sensaciones y satisfacción de haber aprovechado el tiempo que pasamos acumulando recuerdos felices y no cosas.

Por eso, ¿por qué no planificar para el próximo destino? No es necesario un viaje a otro país. Hay mucho para descubrir a nuestro alrededor. Y la sugerencia es mirar los lugares en que estamos con la visión de un turista. Trate de hacer esto y usted descubrirá cuantos lugares interesantes están al alcance.

Si usted tiene una renta mensual, por más que tenga muchas cuentas para pagar, da sí para viajar. ¡Basta con hacer una buena planificación financiera y disfrutar de la vida!

Lectura recomendada: La educación financiera: más tiempo libre y la felicidad en viajes y vacaciones

Si necesita una ayuda para organizar económicamente para poder hacer más sueños y acumular experiencias más enriquecedoras, yo recomiendo la lectura del e-libro «El futuro empieza ya» (clic aquí para descargar). ¡Gracias y hasta la próxima!

Riqueza de verdad es acumular experiencias (y recuerdos), no sólo dinero
4.8 (96%) 35 vote[s]