Saltar al contenido

Regalos de fin de año: una alerta a las reglas de cumplimiento en las empresas

El intercambio de regalos y entretenimiento puede fortalecer las relaciones comerciales, pero por otro lado el envío de regalos y diversiones, como cenas y idas a shows o piezas teatrales, pueden crear, o aparentar, influencias inadecuadas en el ambiente de trabajo.

Todo cuidado es poco al recibir mimos del compañero o proveedor, una práctica muy común que ocurre ahora, principalmente, durante las fiestas de fin de año. Todo porque la recepción de gratificaciones tiene rejas posibilidades de ser visto como propinas, capaces de manchar la reputación y desatando las disposiciones del código de normas y conductas éticas de la compañía.

Recomendado libro electrónico gratuito: Educación Financiera en el lugar de trabajo

Es importante resaltar que ítems promocionales de bajo valor, tales como bolígrafos, calendarios, bloques de anotaciones u otros regalos menores, que normalmente poseen el logo de la empresa, no encajan en la categoría de gratificación indebida. Aquí se habla de regalos de alto valor, que superan las cifras de 150 reales y que pueden influenciar la objetividad del regalado cuando se toma una decisión comercial.

Reglas y cuidados que deben respetarse

Algunos cuidados pueden (y deben) ser tomados para que las empresas sigan sus reglas de ética y cumplimiento sin presentar grosería en el momento de la recepción del presente frente al período de festividades.

¿Qué son los dividendos? ¿Cómo elegir acciones que pagan dividendos?

1) Refuerza con todos los colaboradores las políticas de oferta y recepción de gratificaciones establecidas por su empresa. Delimite un precio para los regalos a ser recibidos. Por ejemplo, elementos por encima de R $ 100 ya se consideran fuera del patrón de artículo promocional de bajo valor;

2) Proponga conversaciones sobre el por qué de la oferta de regalos. Haga reflexiones con el equipo a fin de identificar cuál es la motivación de quien está presente. ¿Intereses comerciales o sólo un acto de agradecimiento por otro año de asociación?

3) Deje claro que aunque el profesional cree estar exento o no influenciable por la recepción de alguna gratificación, somos seres humanos. No existe neutralidad total en las relaciones interpersonales. Siempre algún sesgo o vínculo se establece con esta acción;

4) Sabemos que la alta dirección, en algunos casos, recibe regalos como forma de reforzar vínculos estratégicos para la organización, pero éstos también deben seguir las políticas establecidas. Recuerde: el ejemplo viene de arriba. Al recibir los presentes es preciso, de forma explícita, que se cumplen los procedimientos estándar, dejando clara la importancia que esta práctica tiene para la empresa;

5) Valorar a los profesionales que actúen de la forma correcta. Las personas pueden sentir que están perdiendo algo al negar un regalo o entregar el artículo al área responsable. Demuestre al colaborador la importancia de cumplir las normas éticas de la organización y fortalezca la conducta del empleado para las demás personas de la empresa.

Regalos de fin de año: una alerta a las reglas de cumplimiento en las empresas
4.7 (94.29%) 7 votes