Saltar al contenido

Productividad: ¿qué es lo que estaba aquí?

En tiempos como el actual, lleno de incertidumbres y volatilidades, es común oír quejas de personas culpando factores externos por sus frustraciones y por sus fracasos. La vida está llena de variables – algunas de ellas controlamos, otras no.

No tenemos control sobre la crisis económica y política, el alza del dólar, la competencia, el mercado … Por eso, no pierda su tiempo, tan precioso, con eso. Invierta su energía en lo que usted controla. ¿Qué tal conseguir mejorando su propia productividad?

El exceso diario de información a través de whatsapp, blogs, redes sociales, la avalancha de correos electrónicos y la presión por realizar demandas profesionales tienen un efecto muy nocivo en la concentración, perjudicando directamente nuestra capacidad de alcanzar metas.

El desafío es hacer más con menos y entregar las tareas dentro del plazo. Aunque el día tiene 24 horas para todo el mundo, algunas personas logran hacer el tiempo rendir más que otras. Con organización y actitudes simples, es posible trabajar de manera más inteligente.

Y para eso no es necesario una aplicación, una herramienta, claro, si te sientes cómodo con ese tipo de tecnología, adelante, pero tengo conmigo que «disciplina es libertad», como cantó Renato Russo en la canción «Hay Tiempos», y para mí es mucho más una cuestión de hábito y foco que de falta de herramienta.

En el caso de que se trate de un problema,

Lectura recomendada: 12 consejos para mejorar su productividad (sus metas más rápido)

Programe sus actividades

Tener control de todo lo que necesita ser hecho es el primer paso. Así, es posible saber cuánto tiempo será necesario para realizar cada tarea y entregarla sin retrasos. Después de completar el trabajo, es hora de organizar el próximo día. De esta forma, usted garantiza que la jornada siguiente sea productiva.

Hacer una cosa a la vez

Los estudios demuestran que desempeñar varias funciones es menos productivo que realizar una a la vez. Esto sucede porque quien es bombardeado por varias fuentes de información no presta atención en lo que está haciendo y tiene más dificultades de memorización.

Además, el cerebro no puede realizar dos tareas con excelencia al mismo tiempo. Ser productivo no es hacer muchas cosas, es hacer las cosas que hay que hacer y para eso es necesario priorizar, y priorizar depende de tener objetivos claros antes de cualquier iniciativa.

Evite la procrastinación

Es una leída en los e-mails personales, un café rápido, una «espiadinha» en Facebook … El acto de posponer las cosas, tener demora en hacer lo que se necesita y quedarse enrollando es el mayor enemigo de la productividad. Por eso, tenga foco en lo que necesita ser hecho y deje el celular y las redes sociales de lado; si es el caso, apague! El profesor Vicente Falconi dice que «somos los indecisos por naturaleza», así que tenga cuidado.

Defina metas

Ponga plazos para terminar sus actividades y trabaje ininterrumpidamente hasta alcanzar su meta. Por ejemplo, si necesita escribir un informe, determine que debe hacerse hasta cierto punto y dedique a esto hasta que esté listo.

Otra sugerencia simple para ayudar en este sentido es fraccionar el tiempo; no reserve una hora, reserve 52 minutos, por ejemplo, y usted hará lo que tenga que ser hecho en el tiempo que fue dado.

Lectura recomendada: No tenga miedo de subirse a la báscula: puede ayudar a enriquecer!

Planifique su descanso

A diferencia de lo que muchos imaginan, ser productivo no significa ser alguien que lleva trabajo a casa o hace las comidas mientras realiza las actividades. Actitudes como éstas acaban por hacer justamente lo contrario, además de traer incluso problemas de salud.

El descanso es fundamental para vaciar la mente y recargar las energías. Así, cuando vuelva, usted producirá más y mejor. Dormir también es un acto de productividad y que tiene todo que ver con objetivos claros para su salud.

Cultiva buenas pasatiempos

Hacer actividades que traen placer y relajación también puede ayudar en el trabajo. Leer, practicar deportes y ver películas son algunos ejemplos de prácticas que contribuyen a revitalizarse, olvidarse de los problemas y mantener el cerebro funcionando, además de aumentar su creatividad.

La creatividad? Eso mismo, después de todo, las personas creativas resuelven problemas, lo que seguramente ahorra tiempo. Ahora, si usted no tiene tiempo, ¿cómo va a dedicarse a los hobbies? ¿Qué tal cambiar eso?

conclusión

Recuerde siempre: el tiempo es el mayor activo del ser humano! ¿Usted utiliza su tiempo para, por ejemplo, ganar dinero, y si usted no rasga el dinero, por qué pierde su tiempo que es más valioso? Pensar en ello y también echar un vistazo a esto mi programa de productividad personal. ¡Hasta la próxima!

Lectura recomendada: 3 Las actitudes de las personas detenidas y el éxito se debe practicar

4.8
29