Saltar al contenido

Para invertir y ahorrar, basta con empezar (y dejar de hablar que sabe qué hacer)

El año está llegando a su fin y si ha seguido el Dinheirama probablemente son más conscientes de lo que hacer para ser capaz de poner las cuentas en orden.

Cuando hablamos en Educación Financiera, no hay fórmula mágica y ni atajos. Con el bolsillo, es necesario por práctica todo lo que aprendemos en la teoría.

No siempre es fácil, pues estamos hablando de que usted renuncia a una serie de placeres momentáneos visando ganancias futuras; de dedicar horas de su tiempo para el aprendizaje; de invertir más tiempo rehaciendo cuentas; de controlar la ansiedad y no comprar por impulso.

Todo para que puedas estar en paz y tranquilo con tu bolsillo, ganando independencia financiera y, de rotura, libertad para vivir mejor. ¿Vale el esfuerzo, no?

¿Qué son los dividendos? ¿Cómo elegir acciones que pagan dividendos?

Hacer es más importante que saber hacer

Otro día hablé en un vídeo (ver abajo) que el proceso es más importante que el resultado cuando alguien comienza a invertir.

Haga clic y vea

¿El proceso es más importante, usted está de acuerdo? Puede parecer extraño pensar en ello, pero tiene todo el sentido y no sólo con respecto a las inversiones, sino con respecto a organizar las finanzas de forma general.

Vale para quien quiere gastar menos, ahorrar más, dejar de tener deudas, hacer una planilla de ingresos y gastos, buscar aplicaciones y por ahí va.

Piensa conmigo estamos acostumbrados a tener ciertas actitudes que se convierten en hábitos nocivos para nuestra salud financiera.

Es el caso de quien reclama que nunca tiene dinero para nada, pero no consigue contenerse y compra por impulso todo el tiempo. No queda, obviamente, para lo que es importante.

O que siempre está en sobregiro, pero si usted tiene que responder a la pregunta «¿Sabe usted así sus ingresos y gastos fijos?», No se sabe, prefiere a seguir en la oscuridad de tener que salir de su zona de confort. Prefiere los accesos directos en detrimento del proceso.

Para abandonar estos hábitos nocivos, es necesario que, al igual que alguien viciado en cigarrillo o bebida, la persona que no puede manejar bien con dinero crea un proceso para que pueda sustituir estos hábitos por otros más sanos.

Proceso significa cambio de hábitos, creación y nuevas rutinas de una forma que, aun con todas las dificultades, todo eso venga a formar parte del día a día de una forma natural y consciente.

Bueno, usted puede estar pensando, «Wow, está comparando la emisión de dinero para los problemas de salud», pero me atrevería a decir que una persona que no puede controlar financieramente puede causar un daño enorme no sólo a sí mismo como a toda la familia.

Y cuando esta cuestión se convierte en vicio (como quien acaba perdiendo bienes por cuenta de deudas sin sentido, por ejemplo), no puede lidiar con el tema de forma leve. Es necesario, sí, tener claridad sobre el hecho e invertir en un proceso para salir de él.

eBook libre recomendada Cómo hablar de dinero con su hijo

Cómo crear un proceso para organizar las finanzas

Para empezar a organizar las finanzas, primero hay que querer. Nadie cambia un hábito sin foco o fuerza de voluntad, y generalmente sólo queremos cambiar algo que nos es común cuando empieza a causar daño.

Ah, la terquedad también puede servir para despertar el interés por nuevos hábitos. ¿Sabes aquel momento en que percibimos que si seguimos de esa forma, no llegaremos a ningún lugar? ¿Es tu caso? ¡Entonces vamos a arreglar eso juntos!

El siguiente paso es evaluar lo que está mal hoy y cuáles son sus objetivos para corto, mediano y largo plazo. ¿Por qué hasta ahora usted no puede manejar el derecho con el dinero, ahorrar o invertir?

Usted necesita urgentemente saber a dónde va su dinero. Esa buena y básica planilla de ingresos y gastos es esencial para entender los gastos fijos. A partir de ahí usted va a evaluar lo que puede ser cortado o reemplazado.

Mire con cariño el presupuesto, proponga cortar algo en él. Estoy seguro de que algunos gastos fijos son meramente parte de un hábito, no una necesidad real.

Este dinero ahorrado con el corte de algún gasto (puede ser la cuenta del celular, que da para reducir, la firma de la televisión por cable, que nadie ve, una ida menos en un restaurante en la semana, etc.) se puede utilizar para empezar algo absolutamente esencial para asegurar un poco más de tranquilidad en su vida la formación de una reserva financiera.

Este valor debe dejarse separado para ayudar en momentos de crisis, a los que estamos siempre sujetos, y si usted no puede comenzar a formar una reserva, «cambie» el gasto use el valor que iba a cierto gasto inútil y lo encamine para esta reserva.

Es importante también conocer los sueños de mediano y largo plazo y precificarlos. De esta forma, usted sabrá cuánto tendrá que ahorrar o invertir para que se realicen.

Es mucho más fácil resistir a determinados gastos si tenemos objetivos importantes y reales a ser alcanzados. Coloque los sueños en el papel si no lo ha hecho todavía. Usted puede incluso resolver cortar algo más de aquellos gastos fijos para destinar el valor a la realización de estos sueños.

Otro punto relevante en el proceso de lidiar bien con las finanzas es hacer valer el dinero. Esto significa no gastar a la boca, controlar el impulso por las compras y pedir el descuento. Intente siempre comprar a la vista y negociar el valor.

El dinero ahorrado también puede ir a la reserva financiera, la realización de uno de los sueños de la hoja de trabajo o, algo muy importante, las inversiones.

Recomendado libro electrónico gratuito Freelancer – Libertad con trabajo y resultados

Invertir? ¿Con qué dinero?

He oído a alguien decir, «Pero apenas puedo cuidar de mis gastos y me digo a invertir?». Calma, recuerde que usted está dando el primer paso dentro de un largo camino en la educación financiera, y tan pronto como esté con las cuentas más organizadas, percibirá que invertir también es una cuestión de prioridad.

En este caso, el proceso para realizar inversiones debe caminar en paralelo con algunos puntos será necesario asociar las inversiones a las metas de corto, mediano y largo plazo, investigar las posibilidades, investigar tasas y costos cobrados y por la mano en la masa.

Nadie aprende nada sin hacer. Comience con poco, guíese con quien sabe, pruebe, compare y practique el hábito de gastar menos de lo que gana para tener dinero para invertir. Poco, mucho, no importa. ¡Foco en el proceso!

Descargar gratis Guía completa de las inversiones

conclusión

Finalmente, además de todo lo que ya he citado, hay otro punto importante que debe formar parte de una jornada de reorganización financiera saber multiplicar el dinero para mejorar su flujo de caja (y así su capacidad de invertir y la velocidad hacia la independencia financiera).

Además de las inversiones, que son parte esencial, también es bueno estar listo para buscar maneras de ganar más. Puede ser a través de trabajos extras, puede ser a través de renta pasiva, puede ser a través de desapego (que tal vender lo que ya no usa?).

Todos estos puntos son importantísimos para hacer que la rueda de la energía financiera gire con toda la fuerza en su vida. Y por supuesto, es siempre fundamental mantener el foco y la disciplina, como siempre digo. ¿Tiene sentido? ¡Hora de actuar!

Para invertir y ahorrar, basta con empezar (y dejar de hablar que sabe qué hacer)
5 (100%) 1 vote