Saltar al contenido

Mercado e inversiones: Cierre Abril 2013

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Mercado e inversiones: Cierre Abril 2013 La primera situación que quisiéramos destacar es que el mes de abril mostró la cuarta caída seguida del índice Bovespa, con una pérdida del 0,78% y acumulando en el año saldo negativo del 8,27%, mientras que otros mercados repartidos por el mundo alcanzaron patrones históricos o mejores marcas en muchos años, aun estando en el epicentro de la crisis internacional.

Como hemos señalado, en general, las bolsas de valores reflejan la situación económica de los países, y los datos malos sobre la coyuntura local a principios de año justifican en buena parte este mal desempeño. Además, muchos cambios a corto plazo y políticas específicas acaban asustando y alejando a inversores.

Sector externo

En el segmento externo el período no fue de los mejores para la actividad económica, especialmente para Europa y China. Muchos indicadores de coyuntura señalaron desaceleración o contracción de la actividad, incluso después de todo lo que ya se ha hecho hasta ahora en términos de flexibilización y ajustes.

En China, pese a la caída en la inflación, el nuevo gobierno de Xi Jinping está teniendo que convivir con la desaceleración del PIB para un crecimiento anualizado del 7,7% y otros indicadores en caída. De la misma forma, asusta el comportamiento de alza de los precios de inmuebles por allá, incluso después de medidas restrictivas adoptadas por el gobierno, con el espectro de burbuja inmobiliaria rondando.

En Europa la desaceleración y ajustes de países ya son nuestros viejos conocidos, pero incorporó novedad dañina. Alemania pasó a sentir más claramente los efectos de la crisis en la Unión Europea y la zona del euro. Todos los indicadores de actividad mostraron desaceleración / contracción, incluso considerando que la tasa de desempleo permaneció estable en el 6,9%, y el país siguió rodando deudas con intereses en baja.

Para complementar el cuadro, la zona del euro mostró una tasa de desempleo récord por encima del 12,1% y países como Grecia y España tampoco tuvieron mejoras, lo que genera presiones sociales intensas e inestabilidad de los gobiernos. No es por otra razón que el nuevo presidente de Francia tiene el más bajo índice de aprobación.

En Italia, Reino Unido y Japón tuvimos algún alivio. En Italia, después de casi 60 días, fue posible montar el gobierno de Enrico Letta, mientras que en el Reino Unido los indicadores de actividad mejoraron y el BOE (BC Inglés) agita con la posibilidad de ampliar el programa de compra de activos.

El Japón de Shinzo Abe y Kuroda (Banco Central) promovió fuerte distensión de la política monetaria, haciendo el cambio más competitivo y creando la posibilidad de sacar al país de la deflación, alcanzando la inflación del 2,0% hasta el final de 2014. Japón fue inicialmente criticado por ello, pero tras explicaciones en la reunión de ministros del G-20, obtuvo apoyo de la comunidad internacional.

Durante buena parte del período de análisis, los inversores operaron en los mercados de riesgo en la presunción de que los datos malos de coyuntura acabaría por producir cambios por el BCE (BC europeo) en la tasa de interés básica. En el giro del mes de abril a mayo el BCE confirmó una reducción de los intereses básicos del 0,7% al 0,50%, al mismo tiempo que adoptó otras medidas y la reducción de los intereses de los préstamos de emergencia del 1,5% a 1, 0%. Todavía no se movió en la remuneración de los depósitos en la institución, pero advirtió que no todo se resuelve por política monetaria. Según el presidente del BCE, Mario Draghi, hay que perseguir reformas estructurales y reducir el déficit fiscal.

Esto sólo fue posible porque la inflación no es un problema en casi todo el mundo, con tasas muy por debajo de las metas de los bancos centrales. Varios países están mostrando desinflación o incluso deflación, lo que garantiza tasas de interés bajas por largo tiempo, o incluso nuevas medidas de flexibilización monetaria.

En los Estados Unidos teníamos indicadores con comportamiento mixto a lo largo del mes de abril, y sigue habiendo gran preocupación con recortes automáticos en el presupuesto que pueden reducir la recuperación y el crecimiento de 2013, incluso considerando cambios en el cálculo del PIB que se están poniendo en práctica. Recuperación más clara solamente en el segmento inmobiliario con mejoras de la inversión y precios de inmuebles. El desempleo también cayó al 7,5%, con la creación de otros 165.000 puestos abiertos en la economía.

A pesar de ello, como se ha señalado en el Libro Bege (síntesis de la economía) la recuperación se está dando sólo de forma moderada, lo que no excluyó la evaluación de algunos dirigentes de FED regionales que deberían pensar en reducir progresivamente la política de estímulos conocida como QE3. En la última reunión del FED ocurrida en el período se confirmó el mantenimiento de la política de adquisición mensual de títulos del orden de US $ 85 mil millones.

El mes de abril también contempló la cosecha de balances del primer trimestre de 2013. Como enfoque todavía parcial diríamos que hemos tenido muchos perjuicios y contracción de beneficios, tanto en el segmento internacional como en el local, pero fue posible identificar que muchas empresas lograron reducir costos. Ejemplos en el segmento interno quedan por cuenta de reducciones de costos de Vale, Petrobras y Banco Itaú, entre otras.

Sector doméstico

En lo que se refiere a la economía local, los fundamentos de la economía en ese primer trimestre definitivamente no agradan para la mayoría de los indicadores. Comenzando por las cuentas externas, el déficit acumulado hasta el final de abril en la balanza comercial de 6.100 millones de dólares no era visto hace mucho tiempo. Situación similar para el saldo en cuenta corriente del primer trimestre que acumula US $ 24.900 millones, financiado sólo parcialmente (53%) por las inversiones externas directas (IED).

Además, notamos una caída de calidad del IED, ya que en el pasado el 96% estaba representado por aporte de capital en las empresas, y ahora eso sólo ocurre en el 76%, pues crece la parcela de préstamos para subsidiarias y controladas.

La Receita Federal también divulgó una caída en la recaudación en marzo del 9,3%, con una caída también real del orden del 0,5% para el trimestre, reflejando deshonaciones concedidas a lo largo de los últimos meses que no están proporcionando hasta aquí los efectos adecuados. La inflación medida por el IPCA (oficial) también estalló en marzo el techo de la meta del 6,50%, alcanzando el 6,59%, obligando a Copom a elevar la tasa Selic al 7,5%, desde el 7,25%, sin mucha presión de gobierno, ya que el interés bajo pasó a ser considerado como política de gobierno.

No bastaría eso, el Bacen advirtió que los gastos de gobierno siguen expansionistas y dejó puerta abierta para nuevos aumentos de tasa de interés. También no se puede despreciar nuestra cultura inflacionaria reciente y los desencadenantes que aún persisten en la economía vía indexación de precios administrados, salarios, alquileres y otros.

BNDES, gran fiador de la inversión en infraestructura, también indicó cambios de comportamiento en su política de elegir vencedores, apalancando «multinacionales brasileñas». Sin embargo, la institución debe recibir aporte de recursos del Tesoro del orden de R $ 2,0 mil millones. Otro indicador que no fue bien fue la producción industrial del mes de marzo que tuvo una pequeña subida del 0,7% en el mes, pero aún muestra descenso en el comparativo con igual período anterior del 3,3%.

Con respecto al cambio de prioridad para el segmento de infraestructura, el gobierno se esmera en demostrar que ese es foco, haciendo road show en el exterior. Aún no ha sido posible detectar un aumento del interés por parte de los inversores locales e internacionales, pero eso debe terminarse, siempre que no haya deterioro de los fundamentos y no haya bruscos cambios de comportamiento en sectores clave.

En la Bovespa, el flujo acumulado de ingreso de inversores extranjeros era positivo al final del mes de abril en R $ 9,46 mil millones, con el volumen promedio diario transado en R $ 8,2 mil millones, con un alza del 10,9%. Sin embargo, también fue récord el volumen de ventas en contratos de índice futuro y de alquileres de acciones, principalmente del grupo EBX.

Como resumen del mes de abril, Bovespa tuvo una caída del 0,78%, el índice Dow Jones estadounidense subió el 1,79% y el Nasdaq con un alza del 1,87%. El dólar registró una caída del 0,99%, cerrando cotizado a R $ 2,00, dentro de lo que era previsto.

perspectivas

En una visión más de medio y largo plazo que propiamente para el mes de mayo, creemos que el acierto en la reducción de los intereses por el BCE, continuidad de la política de flexibilización del FED y también de Japón surtirán los efectos deseados y eso acabará desplazando el nivel de precios de los activos hacia arriba.

Podemos añadir que otras medidas en ese sentido podrán ser adoptadas, incluso por otros bancos centrales, en nueva ronda de aflojamiento monetario. Las tasas de inflación muy baja y el nivel de actividad volviendo a encogerse indican esa receta como oportuna.

Además, comienza a existir consenso de que los plazos para alcanzar metas por países problemáticos pueden ser extendidos, nuevamente estimulando las economías, reduciendo el desempleo, ampliando inversiones, la producción industrial y reduciendo tensiones sociales. De nuevo tendríamos un escenario más favorable para adquisiciones de activos de riesgo, especialmente de aquellos más relacionados con infraestructura y commodities.

Considerado que el índice Bovespa tiene fuerte concentración en empresas con ese sesgo relacionado a materias primas e infraestructura, los efectos de recuperación por aquí podrían ser más fuertes.

Como factor limitador interno tendríamos el deterioro en los fundamentos ocurrido en ese inicio de año, pero incluso eso puede cambiar. No es de esperar descontrol mayor en las principales variables macroeconómicas. La inflación debe volver a ceder, aunque permaneciendo fuera del centro de la meta del 4,5% y elevada. Nuestras cuentas externas pueden mejorar en los próximos meses con la comercialización de la cosecha agrícola.

La preocupación del gobierno en ampliar la competitividad de nuestras empresas y estimular ganancias de productividad parece ser real, lo que induciría mejores retornos.

Necesitamos atraer nuevos inversores a nuestra economía, y esa parece ser la conciencia actual del gobierno. Sin embargo, eso no sucede con rapidez y será preciso mostrar el compromiso de mantener reglas estables y proporcionar buenos retornos. También para el mercado accionario es posible proyectar flujo de ingreso de recursos, ya que nuestras acciones están desfasadas de otras oportunidades en el exterior.

En la visión de más corto plazo, la sugerencia es de alguna prudencia, en función del supuesto de que la volatilidad debe permanecer. Sin embargo, siempre es posible recurrir a los derivados para minimizar los riesgos. Con el mercado presionado por operaciones vendidas en el índice y alquileres de acciones, será necesario que el índice consiga sobrepasar la franja de los 56.000 puntos con consistencia y luego busque patar alrededor de 57.300 puntos, cuando entonces el cuadro será mucho más favorable.

Por lo tanto, creemos que las parcelas mayores de riesgo pueden ser asumidas, siempre con la expectativa de retorno a largo plazo.

¿Quieres saber más?

Mantenerse en la cima del mercado a través del libro electrónico gratuito de Escenario Económico Brasil y Planificación del curso y Educación Financiera (asociación con Orama Dinheirama). Usted puede descargar este y otros libros electrónicos, además de ver las videollamadas, todo sin costo para usted (haga clic aquí).

¡Hasta la próxima! Foto de freedigitalphotos.net.

Mercado e inversiones: Cierre Abril 2013
4.8 (95.9%) 39 vote[s]