Saltar al contenido

Memoria y la importancia del fitness cerebral

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Memória e a importância do fitness cerebral Es muy común olvidar las fechas de cumpleaños, la contraseña de la tarjeta de crédito, donde guardamos la clave del coche. Percibimos que la vida agitada acaba comprometiendo nuestra capacidad de memorización. Debido a muchas tareas a cumplir pasamos a funcionar en el automático, haciendo varias cosas al mismo tiempo y dedicando poca atención a las actividades ejecutadas. Le invito a aprender un poco sobre la memoria y cómo podemos hacer para mejorarla.

La memoria puede ser considerada un lugar de almacenamiento de representaciones y de los conocimientos, constituyendo un dominio importante en las actividades de los individuos. Se moviliza para hacer deducciones, comparaciones, razonamientos. José Lino Bueno, un profesor de la USP, cuenta con un entorno interesante para la memoria:

«Un conjunto de procedimientos que permite manipular y comprender el mundo, teniendo en cuenta el contexto actual y las experiencias individuales, recreando el mundo a través de acciones de la imaginación. Lo que queda almacenado es un resumen interpretativo de toda nuestra experiencia pasada. La capacidad de las neuronas de transformarse, adaptando su estructura al contexto, sería el soporte de ese funcionamiento de la memoria «

Los trabajos sobre los mecanismos de memoria y el funcionamiento del cerebro humano demuestran que la complejidad de la memoria humana es mucho mayor que cualquier otro animal estudiado, y su desempeño se activa de manera diferente en cada persona. El desempeño de la memoria humana depende de la combinación entre maduración nerviosa, contexto, demanda de atención y aspectos emocionales y motivacionales de la tarea ejecutada.

Otro experto en la memoria, Iván Izquierdo señala que en los seres humanos la complejidad de la memoria es una mayor participación de la lengua, por la modulación de sentimientos, emociones y estados de ánimo.

Más importante que definiciones generales, para entender la memoria es fundamental saber qué procesos involucra la adquisición, el almacenamiento y la evocación de cada tipo de memoria. Para ello, el primer paso es saber que existen varios tipos de memoria que se relacionan para formar la «memoria» que usamos. Las clasificaciones utilizadas se establecen de acuerdo con el tiempo de duración, función y contenido de cada una de ellas. Considere lo siguiente:

  • Los registros sensoriales: se caracteriza por la retención de la información por uno de los órganos de los sentidos para unas pocas décimas de segundo. La información percibida no es transformada y es totalmente volátil. No se trata de memoria en el sentido estricto, pues no existe ni almacenamiento, ni tratamiento. Sería un «bloque de borrador»;
  • memoria a corto plazo o de trabajo: designa un conjunto de procesos que permiten almacenar información durante el tiempo necesario para realizar una acción, como la celebración de un número de teléfono al botón. Tiene capacidad de almacenamiento limitado sin formar archivos duraderos. Sería una especie de «central de gestión»;
  • La memoria a largo plazo: cuando hay conjuntos almacenados de eventos y el conocimiento de que una persona ha acumulado con el tiempo y se puede acceder en cualquier momento.

La capacidad de memorización puede encadenar procesos de reconocimiento, reconstrucción y recuerdo sufriendo variaciones de individuo a individuo. A pesar de la existencia de varios modelos explicativos para el funcionamiento de la memoria y muchos estudios en la búsqueda de la región cerebral donde ella estaría localizada, muchas cuestiones aún intrigan investigadores y continúan sin respuestas.

Lo importante es saber que podemos mejorar nuestra capacidad de memorización. Alimentarse adecuadamente, practicar ejercicios físicos, dormir bien y disminuir el nivel de estrés son actitudes fundamentales que todos nosotros ya conocemos. Aliado a estos comportamientos básicos tienen la aptitud del cerebro, ejercicios específicos para mejorar la memoria.

Carla Correa, un experto psicólogo en PNL (Programación Neuro-Lingüística), dice que el secreto para tener una buena memoria es hacer que el trabajo del cerebro, lo que demuestra que siempre hay una nueva manera de hacer la misma cosa. Ella enseña algunos ejercicios aparentemente simples, pero que traen un enorme beneficio a la memoria. Ver algunos de ellos:

  • Cambiar el reloj de brazo;
  • Andar de espaldas dentro de casa;
  • Vestirse con los ojos cerrados;
  • Recordar los hechos vividos durante el día;
  • Hacer caminos diferentes al ir al trabajo oa la escuela;
  • Siendo diestro, se ejercita tomando objetos con la mano izquierda. O viceversa;
  • Hacer crucigramas.

La experta dice que los pequeños lapsos de memoria no son preocupantes. Esto significa que «va a dividir su atención y hacer demasiadas cosas en automático, y que las neuronas son perezosos y poco incentivo.» Somos lo que recordamos. ¡La memoria es nuestra historia guardada a siete llaves! Está en nuestras manos mejorar nuestra capacidad de memorización y tener una vida mejor. Hasta la próxima.

Foto de crédito a freedigitalphotos.net.

4.8
44