Saltar al contenido

Marketing y ventas: la guerra de precios vale la pena?

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

La peor competición es la competencia por precio. Las ventas basadas en precios bajos destruyen los márgenes de beneficio de la empresa, crean una percepción de bajísima diferenciación y no generan deseo en la mente del público.

Los clientes que compran a causa de dicho low’re, entre las líneas, que no ven ninguna diferencia entre algunas de las opciones que existen en el mercado y tratan a todos los productos como mercancías.

La gran verdad es que cuando usted (un negocio, una marca, un producto) no construye un posicionamiento de diferenciación real, la competencia por precio se vuelve inevitable.

Lectura recomendada: Sustituir la riqueza de fórmulas para más amor y atención

Si Starbucks había entrado en esta competición, no podía cobrar precios más altos para el café y otras bebidas. Lo mismo sucedería con K openhagen, restaurante Fogo de Chao, zapatos de Jimmy Choo y así sucesivamente.

El problema es que muchos negocios acaban «cayendo de paracaídas» en la disputa de precios porque nunca había tenido un tiempo para dedicarse a la construcción de un posicionamiento verdaderamente único en la mente de sus clientes.

Y crear ubicaciones únicas en 2016 es muy diferente de crear un posicionamiento en 1996 o incluso en 2006. Mucho cambió de 2006 para acá, principalmente porque el posicionamiento dejó de ser basado en características del producto y pasó a ser basado en la historia que ese producto tiene a contarnos.

Las personas compran las historias de las empresas antes de comprar el producto o el servicio. Sin embargo, se equivoca quien piensa que estoy hablando de aquella historia que las marcas cuentan «de la boca hacia fuera» en sus propagandas construidas por agencias de publicidad tradicionales.

Estoy hablando de la verdadera historia que se cuenta dentro de la mente del cliente, que comienza en el primer contacto con un anuncio publicitario y pasa por todas las etapas, hasta el momento posterior a la compra.

No es bueno tener anuncios lindos y comerciales con actores sonrientes si a la hora que el cliente llega a su tienda los vendedores están carcajados y más interesados ​​en ver a la persona abrir la cartera que abrir la boca para hacer preguntas sobre el producto.

Ebook libre recomendada: Tener una vida Rica Sólo depende de ti

El posicionamiento debe ser coherente en todos los puntos de contacto con el producto. ¿Y tu? ¿Está dispuesto a posicionarse o prefiere ser más uno compitiendo por precio? ¿Cómo ve esta cuestión? Deja tu opinión en el espacio de comentarios abajo. ¡Hasta la próxima!

Marketing y ventas: la guerra de precios vale la pena?
4.8 (95.38%) 26 vote[s]