Saltar al contenido

Los 3 obstáculos de la gestión de riesgos y cómo superarlos

En estos años de consultoría, ayudando a las empresas y personas a gestionar sus riesgos y conquistar una mayor seguridad en sus negocios, he identificado tres problemas que todos tienen dificultad para superar.

Creo que estos problemas son los que hacen que el 44,3% de las empresas de América Latina no tienen ninguna solución para gestionar sus riesgos, de acuerdo a una investigación de tecnología América.

Problema 1: sin conocimiento

Ante de técnicas, normas y marcos docenas, nadie en la empresa sabe cuál es el mejor camino a seguir y cómo. Por falta de conocimiento, es costoso implementar algún proceso de gestión de riesgos, además de «aburrido» e ineficaz.

Problema 2: sin oportunidad

Por otro lado, algunas personas ya han visto un poco sobre la gestión de riesgos y anhelan por poner esto en práctica. Sin embargo, con la rutina llena de tareas urgentes y plazos apretados, parar para pensar en riesgos no es una prioridad.

¿Y estas urgencias no están siendo causadas justamente por eventos que antes eran sólo una posibilidad? Así, aun teniendo conocimiento de la gestión de riesgos, nadie puede realmente convencer a los superiores a prestar atención a esto o no tienen tiempo para hacerlo como debería.

Problema 3: sin voluntad

Hay también aquellos que no tienen ganas de gestionar riesgos. Los motivos pueden ser muchos, y uno de los más comunes es que un día esa persona ya quiso implementar algo en ese sentido, fue consumido por otras tareas y acabó desanimando.

4 pasos para superar los obstáculos en la aplicación de la gestión de riesgos

Después de trabajar bastante con personas y empresas de diversos tamaños, me di cuenta de que hay cuatro pasos que pueden ayudar a las personas a superar estos obstáculos señalados arriba.

Paso 1: Entienda el sistema

Piense en el sistema como cualquier conjunto de elementos que tienen una intención de existir. Entender el sistema está en la esencia de la gestión de riesgos, ya que el riesgo es incertidumbre, y cuanto más se entiende un sistema, menos incertidumbres tendrá. Con más certidumbre es más fácil, rápido y eficaz tomar decisiones sobre los riesgos, y aún multiplicando su eficiencia en el proceso de gestión.

Paso 2: Interactúa con las personas

Siguiendo la esencia del riesgo, interactuar con las personas es fundamental, pues sólo teniendo una visión compartida de un equipo o un grupo de personas sobre un sistema es que conseguimos aumentar la certeza de que estamos cubriendo al máximo su entendimiento.

Paso 3: Consolide hipótesis

¡Ahora si! En ese paso es que usted da nombre a los bueyes. Este es un paso que la mayoría de las personas y las organizaciones tienden a concentrarse. Sin embargo, sin los dos pasos anteriores, esta consolidación de hipótesis queda mal hecha, pues no contemplará los peligros percibidos de diferentes puntos de vista, y se basará en premisas dudosas sobre el sistema.

Paso 4: ¡Aja!

Para obtener resultados es necesario tomar acciones. En este momento, después de pasar por los 3 pasos anteriores, usted ya tendrá insumos suficientes para tomar acciones rápidas y con base no sólo de datos, pero también con las personas.

De nada sirve tener todos los peligros identificados, los riesgos evaluados y planes de acción creados, sin acciones que se toman. El riesgo muy probablemente no se reducirá solo.

conclusiones

El problema de la mayoría de las organizaciones no gestionar sus riesgos no es sólo en el hecho de perder dinero con inversiones, proyectos y acciones que no dan resultado o que son negativos. También existe un impacto en las personas. Riesgos mayores generan inseguridad, estrés, depresión y ansiedad, y eso todo tiene su precio.

La gestión de riesgos es como un «súper poder» para identificar y gestionar los riesgos es el más cercano que podemos llegar a predecir el futuro y cambiarlo. Una encuesta de DuPont indica que el 73% de las pérdidas en las industrias son de causas detectables.

Para seguir los 4 pasos y desarrollar un proceso de gestión de riesgos, comience simple: con lo que está disponible. Brainstorm aplicación de la técnica de «y» para causar problemas en su sistema. Priorizar el impacto de las tareas que los participantes de la buena inspiración creen a ser el más importante. Entonces esboza un plano y muestre para los demás involucrados.

Invitación final

Si desea obtener más información sobre la gestión de riesgos, se puede participar en el Riesgo-Con, una conferencia en línea sobre gestión de riesgos, lo que supondrá más de 30 expertos de la materia. Este será un evento gratuito, pero con plazas limitadas. Entonces haga clic aquí para conocer más detalles y reservar su vacante.

¡Hasta la próxima!

Foto «risk management», Shutterstock.

4.7
11