Saltar al contenido

La mesa enseña al niño a planificar, ahorrar y conquista

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Los padres enfrenta con frecuencia el dilema del equilibrio entre dar lo mejor a sus hijos y enseñarles a valorar lo que tienen. El gran desafío es mostrar que el dinero es un recurso limitado y que hay que diferenciar lo que son necesidades y lo que son deseos.

De esta forma, la media se convierte en un excelente instrumento de educación financiera. Es a través de ella que el niño puede aprender a lidiar con la frustración de querer algo para lo cual no tiene dinero y aprender a esperar y ahorrar para alcanzar ese objetivo.

Los padres, en general, tienen muchas dudas en relación a la mesada. Los cuestionamientos son sobre todo cuando empiezan a dar, cuánto y con qué periodicidad. educación y autor de libros para niños financiera especialistas del tema, Álvaro Modernell responde a las preguntas más frecuentes sobre el tema.

¿Hay una edad ideal para empezar a dar mesada?

Alvaro Modernell: más bien depende de la madurez de la vida del niño y la familia, pero en general veo el rango entre 6 y 7 años como el mejor periodo, ya que es la edad en que los niños comienzan a aprender a leer y empezar a tratar más intensamente con números. Es bueno cuando el niño pide o sugiere, así valoran más, quedan más receptivas a las orientaciones y sienten que están conquistando algo.

¿Cuánto dar de mesada? Cada grupo de edad debe recibir un valor diferente?

AM: No hay cantidad fija o una fórmula que funcione correctamente para todos los perfiles de las familias. Los padres deben observar las posibilidades de su presupuesto, los hábitos del niño y de la familia ya partir de ese punto buscar un parámetro para iniciar.

Sin embargo, es importante resaltar que aunque haya la posibilidad de dar una media alta, eso debe ser evitado. En términos de educación financiera, la escasez enseña más que la abundancia y en caso de eventual apretón financiero de la familia los niños no sentirán tanto.

Es interesante que los padres conversen con los padres de los amigos más cercanos de sus hijos y toman una media, un valor parecido, así que no queda un valor exorbitante, pero tampoco frustra al niño con un valor muy bajo.

Además del valor, deben ser combinadas, acompañadas y respetadas por las dos partes la periodicidad y las reglas de pago y uso.

Lectura recomendada: El poder de la asignación: invertir en la infancia siempre será la mejor inversión

¿El dinero de la merienda escolar debe estar incluido en la mesada?

AM: En la infancia, no. El dinero de la merienda nunca debe estar incluido en la cuota porque se corre el riesgo de que el niño deje de comer para no gastar su dinero.

En caso de que la familia opte por dar dinero a los niños para comprar merienda en la escuela, los valores deben ser separados de la mesada y, en caso de que el niño opte por no comer ese día o si se vuelve cambiar, debe ser devuelto a los padres. Para adolescentes, esto puede suceder, pero también con reglas claras.

¿Y condicionar la mesada con el desempeño escolar?

AM: No se recomienda! Esto puede estimular una mentalidad mercenaria. El niño puede caer de producción en un período sabiendo que, más adelante, con una mejora en las notas, recibirá una recompensa financiera.

Además, encontramos casos de padres que tercerizaron al dinero la responsabilidad por el seguimiento de las tareas y desempeño escolar, lo que efectivamente es bastante perjudicial para la educación infantil.

Lectura recomendada: La independencia financiera de sus hijos pasa con el ejemplo

¿Cómo los padres deben pagar la cuota?

PM: A pesar de que el nombre de asignación, ideal para los niños es otra vez al mes, ya que todavía tienen problemas para lidiar con horizontes lejanos. Al principio, de 6 a 8 años, sugiero periodicidad semanal. Entre 8 y 10 años se puede optar por un período de transición, con la quincenada.

A partir de los 10 o 11 años, según la madurez del niño, se puede establecer la mesada propiamente dicha, con la periodicidad mensual, que será la de la mayoría de los ciclos financieros que vivencian en la vida adulta.

Es importante también que los padres mantengan las decisiones a partir del momento en que decidan dar la cuota, como pagar el día y el valor acordados. ¡Mesada es cosa seria! Y, si es posible, deben pagar con dinero cambiado, estimulándolas a ahorrar una parte siempre que reciban algún dinero.

Lectura recomendada: La asignación es una y su hijo quiere más? ¿Y ahora?

¿Cuál es la principal lección que queda para el niño y para los padres que optan por la mesada?

AM: Para los niños podrán experimentar, aprender de los errores y aciertos, tendrá que tomar decisiones, a vivir con límites. Aprender a controlar, buscar precios, ahorrar, planificar compras. Muchas van a desarrollar habilidades, actitudes y posturas importantes para que, cuando adultas, tengan una vida financiera tranquila y con buenas perspectivas.

Para los padres, la percepción de que no basta con dar el instrumento -la mesada. Necesitará dar también orientaciones y educación financiera propiamente dicha. También percibirá que es más económico y más productivo establecer límites para los hijos también en las cuestiones financieras.

Foto «Boy and piggy bank», Shutterstock.

La mesa enseña al niño a planificar, ahorrar y conquista
4.8 (95.79%) 38 vote[s]