Saltar al contenido

La crisis internacional y las legendarias reformas

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

A crise internacional e as lendárias reformas Carrera a los bancos, con derecho a saqueos de 800 millones de euros al día, almacenamiento de comida e inestabilidad política en Grecia, una inyección de aliento de 100.000 millones de euros para re-capitalización de bancos españoles sin garantía de éxito, relación deuda / PIB italiana en niveles nunca antes vistos y recortes presupuestarios profundos de la familia real británica.

Por no hablar de la rebaja por las agencias de calificación de los bancos alemanes (la mayor parte del PIB alemán está ligada a la salud financiera del resto de Europa [Bb] , ya que exportan buena parte de su producción a los vecinos). La crisis allá afuera tiene ingredientes de sobra para alarmar a mucha gente (y sus gobernantes).

¿Qué se hace, de hecho?
Las líneas de crédito a los bancos como salvación y mantenimiento de la solvencia evitan la diseminación del pánico, la quiebra de las instituciones financieras y los aumentos aún mayores en las primas de riesgo (costes de desplazamiento de las deudas públicas), pero sólo son medidas puntuales que no resuelven los problemas estructurales políticos , fiscales y sociales.

Estos problemas, como el ínfimo crecimiento, el desempleo en niveles alarmantes y la tasa de rechazo a los actuales gobiernos sólo tendrán reversión de tendencia cuando los esfuerzos estructurales y los sistemas de metas de austeridad fiscal, superávit primario, transparencia y regulación de los mercados y reducción de déficit en las transacciones corrientes del balance de pagos se aplican correctamente en la zona del euro.

El costo social y político del aumento de tiempo de contribución y cambios de reglas previsionales, elevación de impuestos y disminución de oferta de servicios públicos es tan grande que hace que haya una enorme laguna entre la retórica de los gobiernos y la efectiva ejecución de ese «apretón de cinturón social «.

¿Y cómo queda Brasil en esa historia?
Por lo que se refiere a la «cuestión macroeconómica», no podemos dejar de elogiar la conducción del trípode de la política económica: política monetaria volcada al mantenimiento del poder adquisitivo de la moneda y el sistema de metas de inflación, política de cambio flotante permite absorber choques externos y eventualmente acumular reservas internacionales y la política de austeridad fiscal, con metas de superávit primario.

La población ve, en el gobierno de Dilma [Bb] , una actuación más conjunta y coordinada entre el Ministerio de Hacienda y el Banco Central (BC), a diferencia de los gobiernos pasados ​​donde veíamos discrepancias en los paquetes de medidas entre las dos instituciones.

Basta recordar que el BC usaba, en el pasado reciente, medidas macroprudenciales para restringir el crédito y controlar la convergencia de la inflación hacia el centro de la meta, mientras que la Hacienda cortaba el IPI de la línea blanca y de los automóviles mostrándose en contra o susceptible a la presión política de los sindicatos y de la industria.

Si la autoridad monetaria (BC) acertadamente aprovechó la oportunidad de la crisis externa para bajar la tasa básica de interés (SELIC) a su menor nivel histórico (8,5%) e intentar calentar la economía en el segundo semestre, a través del estímulo al consumo de energía, nuestras ya altamente endeudadas familias, vamos a saber de aquí a poco.

En particular, prefería ver cambios también a través de las reformas estructurales, por nosotros tan soñadas y de las que oímos hablar por aquí desde mediados de la gestión FHC [Bb] . Continuar soñando no cuesta nada, ¿no?

Foto de sxc.hu.

La crisis internacional y las legendarias reformas
4.8 (95.45%) 22 vote[s]