Saltar al contenido

La comunicación asertiva ayuda a controlar la «Radio Peão»

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Y en el caso de que se trate de una de las más importantes de la historia de la humanidad. peón».

A pesar de parecer incluso chismes inofensivos pueden socavar la imagen profesional y llegar a ser tóxicos entorno corporativo.

Por ser seres sociales, cualquier agrupación de personas va a generar comentarios y chismes. Además, con el advenimiento de las redes sociales, parece no existir más límites entre vida pública y privada.

Basta un check-in en Facebook, una foto en el Instagram o un vídeo en Snapchat y es posible saber todo lo que el compañero de trabajo hace fuera del horario. Estos medios de comunicación tienen éxito porque cuentan historias de la vida de las personas.

Lectura recomendada: Los 7 errores que incluso los mejores líderes hacen

A nosotros nos gusta, de enredos, de personajes … y con las redes sociales, aumentó la cantidad de información para que la gente comentar.

Sin embargo, es bueno que tenga en cuenta que esta red de información que pasa detrás de las escenas puede tener un impacto negativo en la calidad de las relaciones, perjudicando la productividad y el rendimiento de los empleados.

El diálogo abierto es fundamental

Es necesario desarrollar el discernimiento para evitar que un simple historia divertida se convierte en delito, la intimidación y peor, se obtiene una etiqueta gossipy la organización.

  Sin embargo, tratando de prohibir peón de radio es para pasar el tiempo sin rumbo. Lo importante es tener oídos siempre atentos, saber lo que está pasando, sobre lo que están hablando y, principalmente, mostrar signos diferentes, para que las conversaciones no ganen fuerza.

Por ejemplo, hay rumores de que va a tener «corte» en la empresa. Si va realmente a tener, es bueno anunciar pronto y no dejar que el clima se deteriore. Si no va a suceder, es bueno dar señales claras de eso, para no dar espacio para que otras personas empiecen a entrar en la ola.

eBook gratuito recomendado: invertir y construir su futuro de los niños

En resumen, es bueno tener oídos atentos, acciones claras y dejar el camino abierto. Esto de forma que los colaboradores puedan acceder a los líderes para aclarar dudas.

Aunque es prácticamente imposible eliminar la radio peatón, vale resaltar que el área de Recursos Humanos tiene un papel fundamental para atenuar ese problema. En algunos casos, el RH puede intervenir para detener rumores falsos o perjudiciales al equipo.

Es necesario tener un diálogo abierto y permanente con las personas. Observar señales y actuar, dar siempre la noticia y el subsiguiente espacio para aclarar preguntas – eso es ser asertivo en la comunicación.

conclusión

La asertividad es aquella comunicación no enfocada sólo en mis necesidades. Sólo lo que quiero decir (activo) tampoco sólo escuchar lo que el otro dice (pasivo). La asertividad está en esta unión de activo y pasivo, allá y aquí, al mismo tiempo.

¿Te gusta los vídeos? Aprende más: TV Dinosa – Usted al mando de su dinero

La comunicación pasa por la forma de palabras, ropas, gestos y actitudes. A continuación, echa un vistazo a algunos puntos que no pueden faltar en la comunicación de la empresa con los empleados, tomado de mi libro «El viables sin precedentes en la Gestión de Personas – Reflexiones y filosofía práctica en el liderazgo»:

  • Claridad. Es necesario dejar claro lo que se espera como acción práctica de lo que se está comunicando. Cuanto menos dudas tengan, menos serán los problemas de entendimientos erróneos;
  • La objetividad. Una comunicación eficiente debe identificar exactamente el asunto que desea exponer. Es sucinto, directo y sin rodeos. ¿Sobre qué o qué está comunicando?
  • Cobertura. La información que se está transmitiendo necesita alcanzar a todos los públicos de la empresa de la misma manera, debe ser «desdoblada a todos»;
  • Transparencia. Ser transparente en el proceso de comunicación es el elemento que garantiza la credibilidad de las empresas. Esto conquista la confianza de los colaboradores, la verdad de los hechos es siempre mejor, por más dura que pueda ser;
  • La reciprocidad. Es importante recordar que el diálogo es una vía de doble vía: no sólo hablar, sino también escuchar, y oír requiere voluntad, devoción, se hace por el deber, es necesario dedicación y concentración para de hecho oír. Saber escuchar es la mejor manera de saber hablar.

4.8
17