Saltar al contenido

La Ciclotimia de los mercados

En los últimos tiempos casi quedamos rudos de tanto hablar sobre la volatilidad de los mercados de riesgo en Brasil y exterior; afectando el precio de los activos. Sin embargo, en los últimos tiempos, la ciclotimia ha sido enorme, alternando momentos en que todo parece ir bien y otros donde todo parece ir mal, agregando síntomas depresivos en los inversores.

Basta que en el comienzo de octubre el Ibovespa llegó a vaciar el umbral de 78.000 puntos en nuevo récord, para regresar a mediados de noviembre a un nivel inferior a los 71.000 puntos, acumulando pérdidas de cerca del 9,0%. La pregunta que queda es ¿qué habría sucedido para cambiar tanto el cuadro? lo que hizo más recientemente que la B3 (Bovespa) en sólo tres sesiones vuelva a los 75.000 puntos?

Factores externos

En el exterior, a través de este hacia atrás y hacia adelante, el dólar hizo la gran diferencia de jugar con los mercados de riesgo y, en particular, el precio de algunas materias primas como el petróleo, el cobre y mineral de hierro. Los problemas más recientes en Cataluña y Alemania han traído vergüenza al euro. Cataluña parece algo resuelto con una fuerte interferencia del gobierno de Madrid y el escape PUIGDEMONT a Bélgica desde donde puede ser deportado.

En Alemania, Angela Merkel, pasó un tiempo tratando de formar un gobierno de coalición de su cargo, pero en el último fin de semana, el partido democrático libre, terminó las negociaciones y el componente más probable es llamar a nuevas elecciones.

Nuestros problemas internos continúan

Internamente, la ciclotimia se hace aún más presente. Los inversores y gestores creen que es posible realizar reformas a finales de año e inicio del próximo, y ahora están impregnados por la postura de políticos que apuntan a las próximas elecciones. Y no desean comprometerse con nada que represente riesgo para sus candidaturas. En otra ocasión, aún hacen uso de instrumentos de presión para los folletos, tal como ocurrió en el rechazo de las dos quejas contra el presidente Temer.

Más recientemente los partidos de la base pasaron a querer cargos de ministros y segundo escalón para dar apoyo a las votaciones de una Previsión escasa, normatizaciones en la reforma laboral y aún cambios (y no reforma, como debería ser) en el área tributaria.

Ciertamente es mucha cosa para ser tocada concomitantemente en tan poco tiempo, antes de que sea imposible votar cualquier otra cosa con las elecciones mayoritarias si se avecina. Pero aunque los cambios son meramente cosméticos, la señalización parece ser lo más importante. Eso es lo que dará el tono de los mercados en Brasil, pero como buenos emergentes todavía quedaremos en la dependencia de la economía global.

Un ojo aquí y otro allí …

Entonces, además de tener en cuenta lo que sucederá en el país en los próximos meses, los inversores todavía tendrán que patrullar el sector externo. Dos hechos más grandes surgen la reforma tributaria estadounidense y los términos del Brexit.

La reforma tributaria estadounidense va a generar mucha discusión, pero será oportuno definir cuándo estará vigente. Si en 2018 como quiere Trump será bueno, pero puede detonar aceleración de los intereses en la economía estadounidense. Las estimaciones dan cuenta de leve alta ahora en diciembre y otros tres en 2018. Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea exige más cuidados, pues el plazo se cierra a la vuelta del año y las negociaciones siguen bastante complicadas y con la primera la ministra Theresa May debilitada. May ya tiene autorización para pagar un peaje de salida de 40.000 millones de libras (antes ofrecía 20.000 millones de libras) y comenzar a cerrar acuerdos bilaterales con diferentes países. Eso sin olvidar a Escocia que está callada esperando las negociaciones para tomar su posición.

Hora de mantener la prudencia

Como se ve, sólo abordando esos ángulos los mercados de riesgo ya tendrían sobios motivos para tanta volatilidad. Si añadimos los conflictos geopolíticos, el cuadro formado sería aún más tenso, con Corea del Norte, Irán y Arabia Saudita.

Es por eso que siempre hacemos mención al hecho de que hay que ser prudente. Sólo para ejemplificar nuevamente, hasta mediados de noviembre los inversores extranjeros ya habían retirado en el mes cerca de R $ 3,0 mil millones, mucho más que el flujo de salida del mes anterior entero de R $ 1.800 millones. Aún así, considerando todo, todavía somos optimistas con el desarrollo del mercado secundario de acciones local.

La Ciclotimia de los mercados
5 (100%) 2 votes