Saltar al contenido

Inteligencia y competencia: una manera diferente de discutir estos temas

Juanito es un niño muy sabido, todos los adultos elogian sus «balcones», por su desenvoltura intelectual y capacidad de ser divertido, muestra cierta habilidad con las palabras, hasta un poco precoz para chicos de su edad.

Es que Juanito dice no gustar mucho de videojuego, ni de skate, juega con los otros chicos, pero sólo cuando es voto vencido en la elección de la broma de la clase. Siendo todavía bastante tímido, él prefiere las historias que crea en su cabeza al leer los cómics que el hermano mayor deja tirado por la casa.

Juanito le gusta ver dibujos y crear grandes batallas con sus masas coloridas que se transforman en soldados, tanques de guerra y trincheras que disparan rayos láser y bolas de fuego en los enemigos.

Recomendado Webcurso libre: Todo lo que necesita saber sobre el Tesoro Directo

Mariana es una chica muy extrovertida, pero le encanta jugar sola con sus muñecas cuando está en casa, inventa historias de príncipes y princesas en su cuarto, pero sólo cuando está en casa.

Lo que a ella le gusta es andar de skate por los pasillos del condominio donde vive, sabe de color la cantidad de escalones en cada piso, al final vive tratando de descenderlos todos con su clase, compuesta mayoritariamente de niños.

En el caso de que no se conozcan los nombres de los personajes de la serie, los personajes de la saga,

Mariana hace pronósticos y acertó anticipadamente quién sería el campeón de skate del condominio en las dos últimas «temporadas». Ella reclama que Juanito no es como los otros niños, pues él ni liga se queda en último lugar en el campeonato de skate.

Los años pasaron, la clase se mudó, todos crecieron y tomaron diferentes destinos. Mariana estudió fuera del país y al mismo tiempo logró una etapa en un gran banco, que hizo su carrera apalancar, y hoy, a los 35 años, comanda la subsidiaria mexicana de una institución financiera.

Se dice en el mercado que nadie mejor que Mariana para reestructurar empresas y hacer pronósticos sobre el desarrollo económico en América Latina, habiéndose convertido en la querida de un ministro de Hacienda.

Ella rechazó innumerables invitaciones para integrar el equipo económico en el último gobierno, siempre apresurado y con agenda llena y aún no piensa en tener una relación fija. Los hijos pasan lejos de sus planes, tal vez después de dominar el 5º idioma.

Juan es un vendedor de artesanías y mantiene un bazar con su esposa. Ella toma cuenta de las finanzas mientras que produce arte, pintura, esculturas y música. Juanito se mudó a una ciudad cercana a la gran metrópoli poco después de que el padre falleció, pues creía que sería mejor salir de la ciudad grande, pero no alejarse tanto.

También pensó que así sería más fácil para crear a los gemelos, después de salir de la ciudad grande el costo de la vida es menor, daría para tener más tiempo para la familia y dar atención a la madre, que después de la viudez parece haber perdido un poco la voluntad de vivir.

Este año, la turbulenta del condominio que tiene un grupo en la red social combinó un encuentro. Todos se reencontrar y como todavía existen padres que viven en el antiguo condominio, el desorden será en el salón de fiestas.

Recomendado libro electrónico gratuito: Freelancer – Libertad con trabajo y resultados

Todos están curiosos para saber de los caminos escogidos por cada uno, ya que la red social muestra cómo están todos hoy. El gran barato será contar el camino que cada uno hizo para estar donde está.

Las historias diferentes, con orígenes muy cercanos, todos prácticamente nacieron en el condominio, pero que a lo largo de la vida se fueron moldeando para diferentes rumbos, y la pregunta que Juan tal vez tenga en la cabeza para hacer a Mariana es: cuál de ellos fue más competente? ¿Quién habría hecho elecciones más inteligentes?

Para la gran Piaget, el constructivismo padre, la inteligencia está desarrollando: el mayor estímulo, más se desarrolla y el aprendizaje se produce mediante la interacción y produce conocimiento.

Con mi pequeño conocimiento de pedagogía, entiendo que todos ellos tuvieron oportunidades muy cercanas. Tanto Mariana como Juan aprendieron lenguas, desarrollaron la capacidad cognitiva y motora para ello, tenían estímulos, pero ¿por qué se transformaron en adultos tan diferentes?

Si estuviéramos a principios del siglo XX en Francia, cuando se inició el desarrollo de las pruebas de CI (Cociente de Inteligencia), me atrevo a decir que Mariana habría sido clasificada en un CI mayor que Juan, y eso explicaría por qué Mariana fue tan lejos en la carrera.

Pero ya sabemos que las pruebas de CI son simples pruebas de lógica, y no todos tienen la misma aptitud para la lógica, por lo que las pruebas se utilizan cada vez menos.

Tal vez con la teoría de Gardner y sus múltiples inteligencias, quede más claro explicar Juan y Mariana. Juan tenía inteligencia más orientada hacia el lado literario, artístico; Mariana más para lógica, negocios y su desenvoltura con los niños mostraba una inteligencia interpersonal también.

Juan, más introvertido, prefiere sus reflexiones y menos interacciones. El contacto con otras culturas dio la práctica Mariana y experiencia de evaluación comparativa para resolver los problemas, lo que mejora la creatividad y la capacidad de adaptación. El cargo de liderazgo impone aprender sobre negociación, trabajo en equipo, motivación en fin competencias que el mundo de los negocios valoran.

Mariana debe haber leído a Drucker, Porter, Kotler, Falconi, Collins, Kaplan y tantos otros; Juan iba a preferir a Neruda, García Marques, Capote, Schopenhauer y Eco que las corporaciones y cursos de administración tal vez hasta desconocen.

Pero lo que llama atención en esta historia es que ambos son inteligentes y tuvieron la oportunidad de desarrollar sus propias inteligencias para adquirir las competencias para aquello que planearon o no en la vida, no se puede medir inteligencia, quién sería más inteligente: Freud o Einstein?

Son inteligencias distintas incomparables, mientras un estudia el individuo y su psique el otro estudia el universo y para ello, ambos desarrollaron sus propias competencias para aquello que necesitaban, entonces la competencia puede ser medida y tanto puede ser desarrollada por intermedio de la repetición, basta tiempo y dedicación.

La inteligencia está en nosotros, es usada para hablar, para moverse, para dialogar, etc., y es sólo porque la tenemos que podemos desarrollar competencias, que nada más es que aplicación de la inteligencia cognitiva / motora y emocional.

El poder de ser simple, es: Una agrupación de conocimientos, habilidades y actitudes correlacionados, el buen saber viejo conocido + conocimiento / + hacer

Pero aún así, aún no hemos podido explicar los fenómenos Joaozinho y Mariana, todavía necesitaríamos evaluar sus inteligencias emocionales. La Inteligencia Emocional fue un término acuñado por Peter Salovey y John Mayer en 1990 que ganó fuerza con el best seller de Daniel Goleman de 1995 – Inteligencia Emocional, que sería:

Un conjunto de habilidades emocionales y sociales que se revelan a los retos de la vida diaria, es la inteligencia que hace que Zidane es uno de los más grandes atletas en el fútbol de todos los tiempos y es la inteligencia emocional, o falta de ella, ¿verdad marcado por haber dado un cabezazo en la barriga del zaguero italiano en la final de la copa del mundo de 2006 en Alemania.

No se puede afirmar con precisión quirúrgica lo que es inteligencia, pero considerando nuestra pequeñez de raciocinio comparado a todo lo que aún no sabemos sobre nosotros mismos, vamos a guiarnos por las teorías hasta hoy presentadas.

Juan y Mariana son todo eso y más aún fruto de sus elecciones y acasos, sí, él siempre está presente, incluso los más competentes no siempre sobresalen porque el azar puede aparecer, imposible comparar competencias entre los dos, cada uno actúa en un área, son competencias distintas, no se compara vendedor con comprador, pues son competencias diferentes, que dirá comparar un artista con una ejecutiva.

Como diría Arthur Schopenhauer: «Lo que hace feliz o infeliz no está en lo que son realmente las cosas en el contexto externo de la experiencia, pero lo que representan para nosotros desde nuestro punto de vista.»

Aplicación gratuita recomienda: controlar sus finanzas en la palma con DinheiramaOrganizze

Si pudiéramos adentrar esa historia ficticia, quizá decía preguntar a ambos: independiente de inteligencia o competencia usted es feliz en las elecciones que hizo y en los acasos que la vida le reservó?

¿No se pueden comparar inteligencias: Freud o Einstein? Pero, usted sabe que Neymar es mejor que la mayoría de los atacantes, eso es competencia.

¡Utiliza tu inteligencia y desarrolla las habilidades necesarias para viabilizar tus inéditos!

Inteligencia y competencia: una manera diferente de discutir estos temas
5 (100%) 4 votes