Saltar al contenido

Integradores: no siempre la mejor solución para vender en mercados

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Integradores: no siempre la mejor solución para vender en mercados

El buen desempeño del e-commerce brasileño en medio del escenario económico desfavorable ha motivado a muchos comerciantes a apostar en los mercados como estrategia para crecer en la crisis. En contra del país, que camina hacia una retracción por encima del 3% en el Producto Interno Bruto (PIB) en 2016, el comercio electrónico debe ampliar la facturación en un 8% en el año, llegando a un ingreso de R $ 44,6 mil millones, apunta a la E-bit.

Como diferentes empresas controlan los sitios de las redes minoristas presentes en ese mercado, el comerciante pronto se enfrenta a la dificultad de administrar la operación de ventas dentro de varias plataformas. Incluso si ya se vende en un comercio electrónico, muchos comerciantes quieren ampliar la operación y acaban encontrando dificultades para estar en otros mercados al mismo tiempo. Entonces surge la idea de utilizar un servicio integrador, que centraliza parte del proceso de gestión en una misma interfaz.

Aunque trae practicidad, el uso de integradores no resuelve todos los problemas de quien vende por la web. La venta en los mercados requiere una gestión altamente profesional, que va mucho más allá de un registro adecuado de los productos. Se enumeran a continuación las principales actividades que el comerciante necesita gestionar para conquistar el éxito en las ventas.

Presentación de documentos

Para aceptar una nueva tienda como proveedora, los mercados requieren varios documentos, como por ejemplo:

  • Última actualización del contrato social
  • De la ciudad de Buenos Aires.
  • Tarjeta de CNPJ actualizada
  • Inscripción Estadual
  • CND Tributos Federales / Estatales / Municipales
  • Factura de compra del producto
  • Entre otros

Esto sirve para garantizar la seguridad de los consumidores, evitando que se pongan a la venta elementos obtenidos de forma ilegal, por ejemplo. Este aspecto también sostiene la reputación de los mercados que, de este modo, consiguen seleccionar comerciantes calificados, evitando problemas de quejas y / o devoluciones.

Para vender en más de un mercado simultáneamente, el comerciante necesita presentar esos mismos documentos para todas las empresas, sin garantía de aprobación del registro. Esto requiere una gran inversión de tiempo y dinero.

Los integradores pueden proporcionar orientación básica sobre los documentos requeridos, pero la tarea de proporcionar y presentar todos los datos quedará a cargo del comerciante. Sin cumplir esta etapa, no hay posibilidad de venta en los mercados.

Gestión del registro de productos

Al negociar los productos en un e-commerce propio, el usuario tiene total libertad para seleccionar las fotos y textos de su preferencia para los anuncios. En los mercados, sin embargo, esta situación cambia, ya que existen reglas a seguir.

La descripción del elemento no puede contener ciertos caracteres especiales, así como enlaces o citas de marcas registradas sin autorización. De la misma manera, las fotos deben tener una resolución mínima, siendo producidas en ambientes neutros y sin ningún tipo de edición. Esto también tiene por objeto garantizar la credibilidad de los productos vendidos.

No es raro que los novatos principiantes – e incluso algunos con más años de carretera – patinar en el momento del registro de los productos. Esta es una etapa importantísima del proceso y, al intentar el registro por cuenta propia, muchos comerciantes no perciben que su anuncio será perjudicado por un registro hecho de forma equivocada.

En este escenario, no basta con replicar lo que ya se hizo en la tienda virtual para el sitio de las grandes redes. Para hacer la integración de forma adecuada el comerciante necesita estudiar y conocer por cuenta propia esas normas, bajo riesgo de tener el anuncio rechazado o bloqueado.

Administración de pedidos

Después de cerrar el contrato con los mercados, el comerciante debe enfrentar algunos desafíos a medida que las ventas se concretan. Es necesario administrar un gran volumen de pedidos originados de diferentes canales, haciendo la facturación, emisión de factura y actualizaciones de datos del flete. Al mismo tiempo es necesario monitorear condiciones de precio y stock de la tienda en todos los sitios.

Algunos servicios de integración permiten la administración de parte de estos datos, o la asociación con alguna plataforma de ERP (Enterprise Resource Planning, en inglés). Sin embargo, este trabajo de gestión quedará a cargo del comerciante, lo que puede exigir incluso la contratación de un profesional especializado.

Control logístico

Este paso es crucial para un buen desempeño en las ventas en grandes minoristas. Retrasos o entregas incompletas resultan en evaluaciones negativas por parte de los clientes y pueden generar incluso el bloqueo de la tienda en los mercados. En caso de que el comerciante establezca un acuerdo con los Correos para agilizar ese proceso, será necesario cumplir una cuota mínima de gastos por mes – un valor que puede ser muy elevado para quien está empezando a vender.

La mayoría de las plataformas de integración no poseen ningún tipo de convenio con los Correos, tampoco sistemas para administrar la emisión de etiquetas de entrada y para monitorear el transporte de los productos. Esto hace que el comerciante tenga que pagar la tarifa estándar para el envío de paquetes, sin derecho a descuentos. En caso de algún problema en el envío, será necesario solicitar una Solicitud de Información (PI) manualmente, lo que también es laborioso. Aunque es posible, esta gestión es muy compleja para ser hecha por su cuenta, generando un factor extra de preocupación para el negocio.

Establecimiento de reputación

De nada sirve anunciar en los mercados si esa inversión no genera ventas. Para ello una buena reputación es fundamental. Es un factor esencial para los productos a conquistar la casilla de compra muy discutida – espacio en el que la mayoría de los negocios están cerrados.

Al comenzar a vender en los mercados el comerciante tendrá que construir una imagen de cero, lo que exige una oferta de ítems de calidad, excelencia en la atención al cliente, logística ágil para entrega y mucha paciencia. Esta es otra tarea que surge después de la integración con las grandes redes.

Gestión financiera

Al vender en mercados el pago por los productos no es repasado inmediatamente a los comerciantes. Generalmente los depósitos se hacen en fechas fijas, lo que requiere un control del flujo de caja para evitar pérdidas momentáneas. En el caso de ventas parceladas el comerciante también puede recibir el valor integral de la compra por adelantado. Este anticipo se produce mediante el pago de una tasa de anticipación que puede variar bastante de canal a canal.

Un control eficiente de este paso es crucial para el negocio. Esta misión también quedará a cargo del comerciante, que tendrá que administrar la recepción de varios canales simultáneamente, además de sustraer los diferentes porcentuales de adelanto de sus controles financieros.

Atención al cliente

Es inevitable que al vender en mercados el comerciante enfrente desafíos típicos de este mercado, tales como intercambios, devoluciones o retraso en la entrega de parte de los pedidos. Esto requiere la estructuración de un servicio de atención al cliente (SAC) para la gestión de tales sucesos. Si este paso es descuidado o mal administrado, la tienda también puede ser bloqueada en los sitios de redes minoristas.

Buena parte de los sistemas de integración no contempla esta etapa de las ventas online, que también necesitará ser gestionada por el comerciante por cuenta propia. La calidad del SAC es una etapa que puede significar la satisfacción -y consecuentemente la fidelización- o la pérdida total de un cliente a lo largo de la operación de una tienda online. Una atención mal hecha puede generar una experiencia muy mala para el cliente, poniendo en riesgo una reputación que tardó meses en construirse.

conclusión

La venta en mercados no se restringe al registro de productos y gestión centralizada de pedidos. Es necesario hacer una gestión altamente profesional, ya que hay muchas otras etapas que necesitan ser bien administradas para garantizar un resultado positivo para el negocio. Por lo que el comerciante debe hacer una buena evaluación sobre qué herramienta va a utilizar para servir de apoyo en ese proceso. Un servicio incompleto puede generar costos adicionales y pérdida de tiempo.

Una forma de facilitar este trabajo es utilizar soluciones que descomplican la vida del comerciante, haciendo tareas que van mucho más allá de la integración con los mercados, como el Olist.

En este tipo de sistema el comerciante logra gestionar en una misma interfaz el registro de productos, los pedidos y pagos, la logística de entrega y la atención al cliente. La presentación de los documentos también se realiza una sola vez, sirviendo a todos los mercados. Esto reduce la burocracia del negocio y garantiza más tiempo libre para actuar en las partes realmente importantes del negocio.

«La venta por cuenta propia no es imposible. Sin embargo, la energía del comerciante puede ser aplicada en otros frentes más eficaces para su crecimiento, como en la organización de su stock, en la agilidad de la entrega de las mercancías vendidas o en la negociación con los proveedores, por ejemplo «, destaca Tiago Dalvi, CEO del Olist .

Integradores: no siempre la mejor solución para vender en mercados
4.8 (96%) 40 vote[s]