Saltar al contenido

¿Hasta que el dinero nos separe? 10 consejos para una relación feliz y rica!

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Cada pareja tiene desentendimientos y discusiones de vez en cuando – eso es normal, y en algunos momentos acaba hasta ser decisivo para que la relación prospere. Desafortunadamente, para mucha gente los desencuentros acaban siendo recurrentes y pasan a ser más comunes que los momentos de comprensión y amor.

Uno de los puntos que más se han mostrado explosivos, hablando de relaciones, es el bolsillo! Incluso aquellas relaciones construidas sobre la base de la confianza, el compromiso y el amor sufren algunos riesgos cuando el asunto es dinero.

La investigación reciente de Serasa Experian con 2 mil personas mostró que sólo el 3% de las personas no ocultan ni ocultan nada del compañero cuando el asunto es dinero.

Otro levantamiento hecho por la misma institución, esta vez en el Reino Unido, mostró que cuestiones relacionadas con el dinero representaron el 56% de las causas de divorcio en los últimos seis años. La investigación se realizó con cerca de 3.000 personas!

Si usted es parte del grupo que tiene dificultad para hablar del tema con el compañero (o compañera), es fundamental tener la disposición de tratar el tema de manera natural y sincera.

Hablar de dinero necesita ser una experiencia enriquecedora que demuestre a la pareja que con un poco de diálogo y complicidad será mucho más fácil planificar la realización de los sueños de la familia.

10 consejos para una relación feliz y rica

Para facilitar el enfoque del tema, he preparado algunos consejos que pueden servir de incentivo para que las finanzas sean tratadas sin tabúes, acusaciones o búsqueda de culpables.

1. Diálogo por encima de todo!

El primer paso es hablar sobre el asunto. Por supuesto, ese es el paso más difícil, pero hay que empezar por ahí. Encuentre un momento tranquilo y explique el motivo de la conversación y cuánto puede hacer bien para la relación.

No invente de hablar de dinero así que el otro llega a casa estresado del trabajo, ok? Un poco de sentido común siempre es importante. Ah, tampoco comience jugando en la cara del compañero (a) aquella factura de la tarjeta estallada. ¡Va con calma!

Lectura recomendada: El control financiero se hace con el diálogo, el respeto y la humildad (y el amor!)

2. Entienda a su pareja antes de criticarle

Para saber cómo iniciar el diálogo es importante tener en cuenta que ambos vinieron de familias y realidades diferentes, y es muy probable que cada persona tenga un tipo de orientación y enfoque familiar sobre el tema.

Por más que parezca obvio pasar menos de lo que se gana, por ejemplo, para el otro puede no ser simple así. Recuerde que en el pasado la realidad financiera de las familias era muy diferente de hoy.

En las décadas de los 80 y 90 la inflación era mucho mayor que hoy en día, y las familias necesitan gastar rápidamente el dinero que recibían, al final los precios subían expresivamente muchas veces de un día para el otro.

Otra realidad es que en muchas familias las decisiones sobre el dinero estaban restringidas al «jefe de la casa» y, por lo tanto, no había una educación financiera o liderazgo en este sentido.

3. Establezcan juntos objetivos a corto y largo plazo

Una forma de empezar a hablar de dinero es hacer planes juntos, pues para realizarlos la pareja necesitará planear – y eso pasa por las finanzas. Por ejemplo, ¿qué tal definir el viaje de fin de año en el corto plazo y la compra del apartamento a largo plazo, o cualquier otro objetivo en común?

Para eso, ustedes tendrán que organizarse, juntar dinero, invertir, cortar aquí y allí, y ambos tendrán que trabajar juntos para ello. A cada paso dado en busca de un mismo objetivo, el diálogo será más constante y se volverá habitual. Y más, la relación quedará mejor, pues conquistarán algo importante para disfrutar juntos!

Lecturas recomendadas: Firma en fin: 5 pasos para alcanzar los objetivos mediano y largo plazo

4. Hagan una cuenta conjunta para los objetivos en común

Para que ambos se comprometen a tales planes, sugiero abrir una cuenta conjunta de inversión para los objetivos establecidos. El valor a invertir puede ser un porcentaje de las ganancias de cada uno. Por ejemplo, cada mes cada uno invierte el 20% del salario en esta cuenta. Lo ideal es que ustedes acompañen la inversión y conversen al respecto.

5. No esconder deudas

Si está enrollado con una deuda, cuéntale a tu pareja. Al ocultar usted no está evitando una discusión, apenas está protegiendo algo que un día vendrá a la superficie. Además, nadie se queda tranquilo con una deuda en la espalda, eliminando el problema por sí mismo. Esto termina reflejando en la relación.

Si la persona que está de su lado es quien usted confía, ama y eligió para vivir con usted, ¿por qué no pedir ayuda para pensar en una solución? Dos cabezas piensan mejor que una, el dicho funciona muy bien en esos casos.

Lectura recomendada: Cómo evitar la deuda y ajustar el presupuesto en tiempos de crisis

6. Sea coherente

La persona pelea con el otro porque gastó una grana con un reloj, pero pasa con pares de zapatos y cuando llega a casa deja todo escondido en el coche. ¿Has visto esta película?

¡Eso es mucho más común de lo que piensas! Y es señal de infidelidad financiera.

No sirve de criticar al otro si usted hace la misma cosa. Después de todo, lo que es importante para él puede no ser para usted. Dé el ejemplo actuando con coherencia y respete las prioridades y los deseos del otro.

7. Mano de vaca x mano abierta: extraiga lo mejor de cada tipo!

Es muy común encontrar parejas donde uno es gastador y otro ahorrador. Vale una vez más el recuerdo: cada persona ha tenido referencias y ejemplos diferentes, por lo que es relativamente normal tener maneras distintas de lidiar con el dinero. Privilegiando el diálogo es posible extraer lo que hay de mejor de cada tipo de persona.

El gastador puede ayudar al ahorrador a invertir en ese curso extra que está queriendo hacer desde hace tiempo, pero no tiene el valor de pagar. Y el ahorrador puede enseñar al gastador a invertir una porción del dinero que recibe antes de salir pasando la tarjeta de crédito. La idea es completar las deficiencias del otro.

Lectura recomendada: Matrimonio: cómo mantener la unidad financiera de la pareja?

8. Defina quién paga qué

Para tener una relación equilibrada, lo ideal es equilibrar el pago de las cuentas también. Una sugerencia es definir el pago de ellas de acuerdo con la renta mensual de cada uno. Recuerde acercarse a la contratación de nuevos servicios que generarán nuevos costos fijos, así que nadie tiene sorpresa. Lo fundamental será siempre el diálogo claro y objetivo.

9. Respete la libertad individual

Permítanse y combinen que cada uno puede gastar parte del dinero como bien entiende. Incluso si usted sabe que ya tiene muchas bolsas o que no necesita más relojes. Al final, todo el mundo merece tener su individualidad y eso pasa por las finanzas también. Pero atención, el consumo consciente siempre necesita ser incentivado.

Lectura recomendada: Finanzas Parejas: se casará esperar para hablar sobre el dinero?

10. Nunca utilice dinero para «atacar» o ejercer poder

No juegue en la rueda de una discusión el tema «dinero» si el bate-boca no tiene nada que ver con eso. Tal actitud acaba convirtiéndose en un hábito y siempre que ocurran nuevas discusiones, el dinero será utilizado como forma de ataque al socio. Peor aún es usar el dinero como forma de control y poder, lo que no agrega en nada en la relación.

conclusión

Usted conoce su mitad y por eso sabrá cuáles de estos consejos servir para su relación. Pero si tiene problemas para hablar de dinero porque no pueden manejarlo, yo recomiendo la lectura del libro «El dinero es un santo remedio» (Haga clic aquí para descargar el capítulo 2 del libro de gratis).

En el libro, los autores Conrado Navarro y Andrés Massaro tienen diferentes maneras de lidiar con el tema del dinero, lo que demuestra que un buen cuidado de la bolsa es tan importante como el cuidado de la salud.

En el vídeo abajo, Navarro nos trae otros consejos de libros interesantes para lidiar mejor con las finanzas:

Presente a su cónyuge y aproveche juntos la lectura de éste y de otros libros de finanzas personales; esta puede ser la oportunidad definitiva para tratar el bolsillo y las inversiones de forma leve, pero responsable, algo fundamental para la felicidad de la relación. ¡Hasta la próxima!

Foto «Young family», Shutterstock.

¿Hasta que el dinero nos separe? 10 consejos para una relación feliz y rica!
4.8 (96%) 40 vote[s]