Saltar al contenido

¿Hablaremos en serio sobre la inflación y los intereses?

Vamos falar sério sobre inflação e juros? El IBGE divulgó, la semana pasada, la inflación oficial medida por el IPCA para el mes de marzo. Según lo previsto, extrapoló el techo de la meta del 6,5%, alcanzando el 6,59%. Esa fue la segunda vez que eso ocurrió en el gobierno de Dilma, después de la tasa en 12 meses de noviembre de 2011 que llegó al 6,64%.

El ministro Mantega conmemoró el hecho como siempre, diciendo que la tasa mensual de marzo fue la menor del trimestre, aparentemente satisfecho con la situación y siguió vendiendo optimismo. Mantega dijo que el país está caminando para crecer más en 2013 (se presume más en relación al ritmo de crecimiento de 2011 y 2012), y que las deserciones de 2013 alcanzarán R $ 70 mil millones, subiendo a R $ 88 mil millones en 2014.

Ciertamente, nadie, y ningún economista, niega los esfuerzos que se están haciendo. Sin embargo, en la visión de muchos, incluso la nuestra, de forma equivocada. Las medidas puntuales y de corto plazo actúan sobre la economía también de forma idéntica. Por supuesto, hay alivios a corto plazo, pero eso no sirve para domar la persistente inflación.

Sólo para recordar, en los dos últimos años tuvimos tasas de 6,50% y 5,84% y no recordamos más desde que la meta está congelada en un 4,5%, con variación para más o menos del 2,0%.

La inflación persiste en niveles altos por diferentes razones. El diagnóstico de desequilibrio entre oferta y demanda se vuelve más grave cuando evaluamos otros aspectos. El empleo mejor trae más renta y elevó el consumo. La escasez de mano de obra con especialización mínima elevó salarios. Las tasas de interés bajas y el crédito abundante presionaron más.

En el otro lado, la producción industrial creció solamente el 0,30% en 2011 y se contrajo 2,70 en 2012. Las inversiones también cayeron como participación en el PIB. En 2010 representaron el 19,5%, en 2011 el 19,3%, para reducir al 18,1% el año pasado. El año pasado, la formación bruta de capital fijo se redujo un 4%. No hay que recordar que la inversión es el pilar del crecimiento futuro.

Otro hecho que no podemos olvidar es que Brasil lleva enorme cultura inflacionaria y muchos desencadenantes no fueron desarmados. Los precios de los alquileres, las tarifas públicas y la corrección salarial son algunos de los vicios que integran este concepto. Dai derivan intentos de traspasos de precios, independientes de que el mercado permita o no. Esta indexación / repase puede limitar los efectos de deshonación u otras artimañas como la reducción del costo de energía.

En que pese a la difusión de la inflación haber sido menor en marzo que en el mes anterior (69% del 72%), en once áreas investigadas por el IBGE la inflación ya está en dos dígitos. Más que eso, excluidos precios administrados, el IPCA ya estaría cerca del 8,2%, el mayor índice en 10 años. Estamos jugando por la ventana casi todo lo que conquista en estos últimos años, incluyendo los dos gobiernos Lula.

La teoría manda que el banco central cuide la inflación, pero existen sospechas sobre su pérdida de autonomía, ya que los intereses bajos se convirtieron en política de gobierno y de ministros. Ya deberíamos estar ampliando la tasa de interés básica, puesto que las posibilidades del gobierno recortar los gastos expansionistas borde cero. Con el proceso sucesorio abierto prematuramente, resulta difícil aumentar los intereses, reducir el empleo o limitar los programas sociales.

Una cosa parece cierta: bajo crecimiento con inflación alta no gana elección si es bien aprovechada por la oposición. Sin embargo, como bien dijo Delfín Neto (creemos que fue él), si el gobierno logra mantener la inflación en algo como el 6,0% y el crecimiento de 2013 en el 3,0%, la presidenta Dilma estaría reelegida. El gobierno parece estar tratando de administrar exactamente algo así.

Si el gobierno central estaría aumentando el interés, el gobierno estaría atrayendo a inversores con medidas de largo recorrido (y no puntuales), reduciendo gastos de costeo y estimulando la competencia (reduciendo el precio), y no protegiendo a la industria nacional .

¿Y cómo quedan las inversiones en una hora como ésta? ¿En qué invertir? Leer libres «Escenarios y de inversión para el año 2013» de libros electrónicos (haga clic para descargar) hecho por mí y Asesor de Inversiones Sandra Blanco y echa un vistazo a algunas opciones para su capital.

Foto de freedigitalphotos.net.

4.8
36