Saltar al contenido

Gobierno Corporativo: aliada del inversor

Educación Financiera y Finanzas Personales Al efectuar una oferta de acciones en bolsa de valores [Bb] , una empresa espera convencer a los potenciales inversores de la viabilidad económico-financiera de su negocio y también que los resultados generados por sus actividades serán revertidos en ganancias para sus accionistas. La «matemática» de la inversión en acciones ya no es tan simple.

A partir del momento en que los inversores evalúan la empresa y se sienten atraídos por los retornos potenciales ofrecidos, otros aspectos pasan a tener relevancia en su decisión de adquirir o no sus acciones: el ambiente institucional donde la misma está insertada y los mecanismos que buscan garantizar que los recursos del inversor se aplicarán de forma alineada a sus intereses.

Inversión es confianza
Imagínese que un conocido le ofrezca una sociedad en un negocio cualquiera. Presentará los argumentos para el éxito del emprendimiento, estimaciones de ganancias esperadas, tiempo de retorno de la inversión, etc. Todo puede parecer muy bueno, pero si usted no tiene confianza – lo que se traduce en buenas referencias de este conocido – probablemente no aceptará ser su socio, ¿no es así? Entregar la administración de su dinero [Bb] a una persona de quien desconfía? Nunca!

En el medio empresarial brasileño siempre tuvimos la predominancia de grandes empresas familiares o estatales. Por lo tanto, siempre ha sido normal y fácil para cualquiera identificar los «dueños» de estas empresas. Este paradigma creó una cultura permisiva, donde el pequeño accionista se acostumbra a tener una posición pasiva en relación a la gestión de las compañías de las que es socio.

Un nuevo escenario
A continuación, surge la Gobernanza Corporativa, que podemos definir como el conjunto de instrumentos creados con el objetivo de hacer que el inversionista tenga el retorno adecuado de los recursos por él aplicados, buscando protección ante las prácticas nocivas a sus intereses, eventualmente practicadas en la gestión de las compañías.

El mundo pasó a dar una mayor atención a la gobernanza corporativa a partir de los fraudes contables verificados en varias grandes empresas en Estados Unidos, que culminaron en la quiebra de compañías como Enron, causa de pérdidas a miles de inversores en la época. Los gestores de estas empresas camuflaron sus resultados con el objetivo de mejorar el desempeño de las acciones y consecuentemente de sus bonos, colocando así sus propios intereses al frente del interés de los accionistas.

Gobierno Corporativo en Brasil
Con el objetivo de orientar mejor al inversor, Bovespa estableció niveles, clasificando a las empresas de acuerdo con sus prácticas de gobernanza. El destaque va para el Nuevo Mercado, donde las compañías allí listadas se comprometen a ofrecer al inversor minoritario determinados beneficios además de aquellos exigidos por ley.

El inversor extranjero -sobre todo el americano y el inglés- está acostumbrado a exigir de las empresas buenas prácticas de gobernanza, por lo que podemos notar que la mayoría de las empresas que abrieron su capital en Bovespa en los últimos años está inserta en el Nuevo Mercado. Dando mayores garantías al inversionista, las compañías lograron éxito en la obtención de capital (nacional y extranjero) para sus proyectos.

Sin embargo, la investigación empírica aún no ha podido mostrar que las empresas con mejores prácticas de gobernanza son aquellas que generan mayores retornos para sus accionistas. Hay casos diversos de empresas con una mala gobernanza generando ganancias consistentes año tras año, mostrándose como una buena opción para el inversor. Lo contrario también es cierto.

El artículo nos invita a una reflexión: ¿Petrobras, por ejemplo, debe empeñarse en maximizar el lucro de sus accionistas, entre ellos el Gobierno Federal? ¿O debe privilegiar el bienestar de la población brasileña como un todo, no reajustando los precios de los combustibles y trabajando más activamente en pro de la reducción de la contaminación, la sostenibilidad, etc?

La provocación es intencional para que usted opine con respecto al gobierno corporativo [Bb] de las empresas. Los límites no son claros, ni hay cierto o mal, pero ¿qué sabemos, en cuanto accionistas, qué realmente debemos esperar de esas compañías? ¿Qué sabe sobre gobernanza facilita la inversión en acciones? La cuestión es importante!


André Motta, editor de blogs Trader No hay misterios, es un ingeniero civil de la Universidad Federal de Espírito Santo, un título de grado en Finanzas de IBMEC-MG y el grado de Maestría en Administración de Empresas por la Escuela de Negocios FUCAPE (Vitória-ES).

Foto de crédito a Marcio Eugenio.

4.7
11