Saltar al contenido

G8, G20, EEUU y los reflejos de la crisis internacional

G8, G20, EEUU y los reflejos de la crisis internacional Ufa, tuvimos una semana llena de novedades en el escenario económico internacional. Hemos visto ser buenas noticias, razonables y otras no tanto. Hemos tenido la clausura de la cumbre de los G-8 (Grupo de los siete países más ricos del mundo más Rusia). Para el inicio de conversación, mucho se cuestionó acerca de la legitimidad de la cumbre para discutir la crisis económica mundial. Es consenso entre la mayoría de los analistas internacionales que el foro más apropiado sería el G-20.

Lo que se puede constatar es que los países en desarrollo tendrán un papel fundamental en la reanudación del crecimiento mundial. Las expectativas de que Estados Unidos puede tardar un período mayor para salir de la crisis son grandes. El propio presidente Obama deja ver en algunas frases que los países que se acostumbraron al crecimiento vendiendo productos y servicios para la potencia estadounidense necesitarán encontrar otros puertos.

En los últimos años, Brasil ha buscado nuevos socios comerciales: dentro de nuestros resultados positivos está el buen desempeño en las transacciones con China. La expectativa de crecimiento del PIB chino ronda el 8% anual. Debajo de los dos dígitos alcanzados en los últimos tiempos, pero todavía consistente. De cualquier forma, los productos chinos ya llegaban con gran competitividad al mercado norteamericano. Ahora el gigante asiático va con gran apetito para nuevos mercados [Bb] , incluso América Latina, donde Brasil reina soberano.

De esta nueva realidad, se cree que el consumidor estadounidense todavía se recupera del caudal, que parece ser enorme. La convalecencia puede ser mayor de lo que se suponía. Esta tesis está fundamentada en la idea de que los estadounidenses van a necesitar rehacer el ahorro hasta para precaver de un futuro inestable.

Sin hablar de la cuestión del desempleo, que golpeó fuerte en diversos segmentos, desde el sector financiero, pasando por el sector automovilístico y de bienes de consumo. Otra noticia acompañada con gran interés por parte del mercado financiero [Bb] es la propuesta legislativa divulgada ayer por el Secretario del Tesoro Norteamericano, Timothy Geithner, dando mayores poderes a la SEC (Securities and Exchange Commission), órgano similar a la CVM (Comisión de Valores Mobiliarios).

Entre otros frentes, la propuesta pretende ofrecer a la agencia el poder de examinar y prohibir formas de compensación que estimulen a intermediarios financieros a inducir a inversores [Bb] a comprar productos que no están en su mejor interés, además de munición de autoridad para limitar o prohibir arbitrajes, que según el Tesoro pueden minar los intereses de los inversores.

«El plan promoverá una mayor regulación y transparencia para todos los derivados que se negocian sobre el contador, independientemente de los activos de referencia y con independencia de si el derivado es estándar o personalizada» (Timothy Geithner)

Vamos a torcer para que el mercado financiero se adecue a las medidas y que las crisis generadas por la codicia exorbitante sean evitadas de manera más clara, menos traumática. Pero como financistas no son Dioses, puede ser que otras variables influencien otras y nuevas crisis. Por el momento nos preocupamos por los actuales problemas financieros mundiales y con las posibilidades presentadas a nuestro país. Buen fin de semana.


Ricardo Pereira es un educador financiero y conferenciante, que trabajó en el Banco de Investimentos Credit Suisse First Boston y editar la sección de Economía de Dinheirama.

• ¿Quién es Ricardo Pereira?
▪ Leer todos los artículos escritos por Ricardo

Crédito de la foto de stock.xchng.

4.8
30