Saltar al contenido

Éxito financiero y atención al fundamental

Éxito financiero y atención al fundamental Sandra dice: «Navarro, cuestiones técnicas son siempre muy bien cubiertos en Dinheirama, pero la razón de este contacto es otra: dar prioridad a la cuestión financiera no es fácil para nuestra familia, sobre todo porque hay muchas tareas por aquí. Sé que el problema es incluso de actitud y es conmigo. Quería oír (leer) sus palabras sobre eso -las siempre ayudan, para, quién sabe, finalmente actuar. Gracias por la fuerza «.

Discutir la necesidad de atención en el día a día es una tarea deliciosa. Sí, porque es siempre fácil encontrar áreas, temas y tareas que merecen mucha más atención de nuestra parte y que son comúnmente dejados de lado por justificaciones tontas, simplistas y, la mayoría de las veces, simplemente incoherentes. La falta de tiempo es el ejemplo clásico de una excusa derivada de la falta de atención. Y, como usted ya sabe, la cuestión va mucho más allá del lado financiero. paréntesis abierto a Roberto Adami Tranjan, autor de «Rich Verdad» (Editora Gente):

«Mejor que poner la atención en un futuro amenazador, que puede transformarse en infinita espera, es mantener la atención en el presente y hacerlo intenso en todos los sentidos. Significa un vivir atento. Emprender en el trabajo para que sea realizado con alto nivel de excelencia. Prepararse para recibir un cliente como se recibe un invitado especial y querido para una fiesta en casa. Dedicar a producir un informe como si fuera una obra de arte. Relacionarse con el dinero con total atención e interés «

Observa cómo el mensaje aborda bien la cuestión paralizante de la duda ante las alternativas para un futuro tranquilo. La conveniencia lamentablemente convierte frase del autor «en que vivimos ahora, ya que no es posible predecir el futuro». Todo está mal. El autor quiere decir que el miedo de no llegar allí debe servir de impulso para hacer del presente el momento para hacer todo muy bien hecho -incluyendo el control y la planificación [Bb] financiera.

1. ¿Estoy haciendo lo que no necesita ser hecho?
La pregunta puede ser simplemente traducida por: estoy haciendo lo que interesa? Si no, ¿por qué no? Si falta energía y motivación para lidiar con las finanzas de la casa es porque anda sobrando para algo que tal vez no sea tan relevante. Novela? Fútbol? Cachaza? Recuerde que usted no tiene que renunciar a las cosas que le gustan, pero es imperativo que haya espacio en su agenda para las cosas realmente importantes – dinero, no intente negar, es de las que merecen la cima de esta lista.

2. ¿Alguien puede hacer esto por mí? ¿Quién? ¿Cuándo?
Delegar es un acto común en la vida corporativa. En la vida personal de las personas organizadas, también. Usted puede estar sobrecargado simplemente porque no cuestiona la jerarquía doméstica y se sujeta al ya institucionalizado funcionamiento de la casa. Esto significa apaciguar y resolver problemas que podrían, sin lugar a dudas, estar «en el regazo» de otra persona. Estoy seguro de que usted entiende el mensaje.

3. ¿Puedo hacer algo más?
El esfuerzo más allá de la medida cómoda es poco valorado en nuestra cultura. El tiempo libre, por desgracia, es sólo tiempo libre. ¿Será que sacrificar pocas horas del domingo para una reunión familiar que trate de dinero va a influir tan negativamente en el día a día del hogar? ¿Y por qué no renunciar a algunas horas de navegación en Internet para actualizar el presupuesto? Si las excusas son más fuertes que la voluntad de cambiar, se enciende la luz del peligroso piloto automático, usted se acomoda y, adivina, sobran las excusas estropeadas.

Ya dedicamos innumerables mensajes y artículos a los mecanismos de control financiero, posibilidades de inversión [Bb] , alternativas de planificación y prácticas para una vida financiera más equilibrada. Sucede que, en muchos casos, todo esto simplemente se vuelve más una información en medio de los muchos placeres de la vida, perdiendo su relevancia. El cambio de comportamiento sugiere más trabajo que el continuismo social.

Por lo tanto, cuando usted se vea angustiado por no tratar bien su dinero, recuerde las innumerables veces en que abdicó de necesarios momentos de atención a los puntos relevantes de su vida para simplemente vivir el presente como una salida a los problemas arrastrados del pasado. Después, aún durmió exhausto, sin ningún remordimiento o sentimiento de culpa.

Acontece que el día amanece, el futuro se pone presente y el presente se vuelve el nuevo desafío – ahora sí, repleto de culpa. Encararlo con seriedad significa definir y respetar prioridades, con actitud y energía para dejar de lado todo lo que sea necesario, aunque menos aplausos o sonrisas usted dé o reciba. Felicidad, después de todo, es capaz de dormir y despertar relajado. ¿Qué baña desafío, no?


Conrado Navarro, educador financiero, se graduó en Informática con un MBA en Finanzas y Master en Producción, Economía y Finanzas por UNIFEI, es socio fundador de Dinheirama. Alcanzó su independencia financiera antes de los 30 años y le encanta motivar a sus amigos y lectores a encarar el mismo desafío. Ministra cursos de educación financiera y actúa como consultor independiente.

  • ¿Quién es Conrado Navarro?
  • Leer todos los artículos de Navarro

Crédito de la foto de stock.xchng.

4.8
15