Saltar al contenido

Ex-diseñador factura 600 mil reales con jardín en lata

Jardín en lata

¿Usted compraría un jardín en lata? Pues es, a pesar de parecer extraña, la idea se viene mostrando bastante lucrativa. La prueba viva de ello es Carlos Pinho, un empresario paulistano que ya factura cientos de miles de reales vendiendo esos pequeños jardines coleccionables.

Cansado de su antigua rutina como gerente de marketing, Carlos estaba buscando oportunidades de emprender cuando pensó en crear el concepto de "jardinería pocket", o "jardinería de bolsillo". La idea tenía todo para salir bien, y usted ya va a entender por qué!

Cómo todo empezo

Sin dejar que la euforia lo hiciera meter los pies por las manos, Carlos decidió comenzar el nuevo viaje durante las horas libres, amparado por la seguridad del empleo.

Después de identificar que el mercado estaba incluso en una creciente, preparó su plan de negocios y comenzó poco a poco a sacar la idea del papel.

Aprovechando su experiencia como diseñador, el emprendedor caprichó en los rótulos, que son todos impresos en el galpón de un socio. Según lo que contó a la Revista PEGN, a María Sin Vergüenza, nombre dado a la empresa en homenaje a una planta, llega a vender 3,5 mil latas de jardinería por mes.

Jardín en lataEl empresario Carlos Pinho

Jardín en lata: cómo funciona?

la concepto de jardinería en lata de María Sin Vergüenza es bastante simple: después de acceder al sitio, el cliente elige entre decenas de opciones de etiquetas exclusivas, finaliza la compra y recibe el pedido en casa.

El producto no es más que una lata que ya viene con semillas (de plantas, hierbas o pimientos), piedritas y una pequeña bolsa con la cantidad exacta de tierra a ser utilizada. Ni la tapa se desperdicia: se convierte en un plato para prevenir el agua empozada.

Cada unidad, que cuesta $ 29,90, sigue un manual de instrucciones para el consumidor.

jardín en lata

Un negocio con los ingredientes del éxito

En cuanto al negocio de Carlos Pinho, no es difícil entender el porqué de la "María Sin Vergüenza", después de 2 años en el mercado, ya tiene una facturación anual de 600 mil reales

En primer lugar, el mercado tiene una demanda creciente, ya que en las grandes ciudades, buena parte de la población vive en apartamentos pequeños y sin espacio para la jardinería tradicional.

El segundo tema que podemos plantear es la facilidad logística del emprendimiento: siendo los productos semillas – y no plantas -, ellos pueden ser vendidos y enviados a todo el país.

Por último, la marca también está intrínsecamente vinculada al concepto de sostenibilidad, un aspecto cada vez más valorado por el consumidor.

¡Acceda al sitio para ver más sobre el trabajo del emprendedor Carlos Pinho!

Ex-diseñador factura 600 mil reales con jardín en lata
4.8 (95%) 8 votes