Saltar al contenido

Empresas, negocios y costos: «descifra o devoro»

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Empresas, negócios e custos: “decifra-me ou devoro-te” Galardonado con la esfinge Edipo que desafió a la obra de Homero, la expresión «a descifrar o que te consuma a ti» es un reto para no cometer errores en las asociaciones y / o interpretaciones de los textos literarios. En los negocios, la frase puede ser empleada en relación a la importancia de la comprensión y del uso correcto de la información sobre costos.

Los costos proporcionan la información básica para que los gestores puedan planificar y controlar, reportar resultados, así como costear un objeto de costos. La contabilidad de costes, a través del costeo, proporciona información relativa a la adquisición y el consumo de recursos, subsidiando al ejecutivo en la gestión de costos y en su proceso de toma de decisión.

Importantes definiciones
Los costos son la principal herramienta de medición y control de la eficiencia económica, o cómo hacer más con menos, que es esencial en el entorno económico actual.

Costo es un recurso sacrificado o consumido para alcanzar un objetivo específico o, en otras palabras, es el monto de recurso monetario consumido para adquirir o producir un objeto de costo.

Un objeto de coste, a su vez, es «nada» para los que se desea una medición separada de costo. Un producto tangible, un servicio, un proyecto, un cliente, una marca, una actividad, un departamento son ejemplos de objetos de coste.

A diferencia del sentido común, un objeto de costo puede tener diferentes costos, para diferentes propósitos. La información de costos para formar los precios debe ser diferente de la información de costos para el cálculo de los ingresos imponibles o para apoyar el proceso de decisión de externalizar una actividad (de fabricación propia o compra).

Los costes y la toma de decisiones
Cada decisión requiere un modelo de medición específico, es decir, un modelo de asignación de números para representar algunos atributos de un objeto o evento de interés. Por ejemplo, si estamos formando precio, los costos relevantes para la decisión son los costos futuros o de reposición, incrementales y evitables, cuando se analiza el producto individualmente.

En la decisión de precios, cuando se mira a la empresa como un todo, el costo de estar en el negocio y el costo de oportunidad de la inversión realizada en la empresa necesitan ser cubiertos y remunerados respectivamente, determinando el valor del margen que debe ser generado para alcanzar el beneficio deseado.

Los costos para el cálculo de beneficios para fines de pago del impuesto sobre la renta, por ejemplo, tienen un modelo de medición diferente, con costos históricos – pues ahí la objetividad y posibilidad de verificación factual (nota fiscal) son los atributos más importantes para sí mismos evitar la subjetividad en el cálculo del impuesto sobre la renta.

Entendiendo el sistema de costes
Un sistema de costo «cuenta» los costes en dos etapas: en la primera, se acumula costes sobre la base de una clasificación natural (materia prima, energía, mano de obra , etc.) y en una segunda etapa, los medios de los costes acumulados a objetos costo.

En el proceso de designación son los costes directos (fácilmente identificables en el costo del objeto – el caucho de los neumáticos, por ejemplo) y costes indirectos, no ve el producto, pero sabe que se consumieron (la mano de obra o la energía eléctrica empleada en la fabricación del neumático).

En mi opinión, lo más importante en la gestión de costos se refiere al entendimiento del comportamiento de los costos del objeto en análisis. Las diversas clasificaciones de costos buscan, por razones de simplificación, establecer patrones de comportamiento de los costos para facilitar su entendimiento y subsidiar el proceso de decisión.

Además de los costes directos e indirectos, otra distinción importante es que entre los costes variables (varía en proporción a un factor de costo – el volumen, por ejemplo) y se fija costos, que, durante un cierto período o intervalo de volumen no varían en proporción al conductor de costo.

La práctica del sistema de costes
La clasificación directa / indirecta es imprescindible para el recuento de resultados de productos, proyectos, servicios y etc. Y la recomendación aquí va en contra de lo que la mayoría practica. En cuanto a los costos indirectos, parafraseando a mi querido maestro Armando Catelli, «no ratearás jamás», pues normalmente los criterios de prorrateo se muestran poco objetivos y acaban imputando costos a los objetos sin que esos «tengan como defenderse».

La clasificación variable / fijo es imprescindible para la mayoría de las decisiones económicas dentro de la empresa, pues refleja la realidad de los hechos económicos en el ambiente interno. Yo suelo dividir los costos dentro de la empresa entre «costos de hacer negocios», que se refieren a las variables, y «costos de estar en el negocio» como los fijos. Esto facilita la toma de decisiones de fijación de precios, la eliminación del producto, hacer o comprar, la inversión y muchos otros.

Foto de sxc.hu.

4.8
19