Saltar al contenido

El tamaño de su fracaso comienza en las oportunidades que deja pasa

Una vez una bióloga que yo conocía, y que vivía reclamando de no conseguir oportunidades en el mercado de trabajo, fue invitada a actuar como asistente en un laboratorio universitario.

Ella nunca había trabajado en el área, así que podría ser un gran puntapié inicial para empezar. Pero, ¿qué hizo? Rechazó la invitación. La justificación es que era algo «primario» demasiado para ella, bióloga formada, y el salario tampoco era allí grandes cosas. «Mejor quedarse en casa», dijo. Entonces me pregunté «¿Sabes lo que es oportunidad?»

Resolví escribir este artículo, pues veo a mucha gente que no sabe ver cuando la vida ofrece la posibilidad de dar los primeros pasos en un camino que quisiera seguir. Hace algunos años quizá era más fácil aceptar ciertas cosas, pero hoy en día, la impresión es que nadie quiere esperar el tiempo pasar, hacer un esfuerzo extra, empezar desde el principio para conseguir algo legal a continuación. ¿Cuántos jóvenes hasta ayer eran pasantes y de repente se auto-entitulan CEOs y no quieren más aprender, solamente mandar?

El gran problema en eso es que muchas veces falta tiempo hábil para captar el conocimiento lo necesario, faltan las oportunidades que nos permiten errar y acertar, y luego usar el aprendizaje que vino del error para hacer mejor, entiende?

Pues bien, ¿sabes reconocer lo que son oportunidades?

Lea también No se equivoque, usted es el culpable de que viven en la deuda. Moverlo!

Dinero no es todo cuando se trata de oportunidad

Es importante entender que no siempre una buena oportunidad va a tener que ver con dinero. Muchas veces, usted puede encontrar la oportunidad en un trabajo voluntario que no será remunerado o en el acercamiento con ciertas personas que, a continuación, pueden abrir puertas.

Lo importante es saber reconocer cuando algo o alguien puede traer cosas positivas para su vida, independientemente de que la recompensa sea financiera o momentánea, pues muchas veces no lo será.

Especialmente cuando se trata de iniciar una carrera o incluso cambiar de carrera, saber reconocer oportunidades es fundamental. Muchas veces todo lo que necesitas es aquella brecha para poder mostrar lo bueno que es tu trabajo, así que no desperdices ciertos momentos.

Otro día vi una historia en las redes sociales sobre una adolescente que resolvió comenzar a vender dulces.

Los dulces de ella, todos decían, eran muy buenos, pero ¿cómo hacer para ganar dinero con eso? Ella resolvió hacer una cantidad inicial de dulces que distribuyó como muestras para la vecindad. Junto a la muestra iba un billete con otras posibilidades de dulces y valores. Para conocer el trabajo, bastaba que la persona aceptase el dulce. ¿Y cómo no llamar eso de oportunidad? Después de todo, se trató de un paso inicial para todo lo demás que vendría después. Y, bueno, ella no ganó dinero con la venta de las muestras, por el contrario, tuvo que invertir en la primera receta, creyendo que sería algo oportuno para conseguir nuevas ventas.

Lea también Con el valor de su dinero? ¡Mejor comenzar a vivir!

¿Crees en ti mismo?

Otro punto importante cuando se habla de oportunidad es saber cuánto usted cree en sí mismo y en su trabajo. Verá bien, toda oportunidad sólo podrá ser llamada así si usted cree que, a partir de ella, cosas mejores vendrán. Es decir, hay que creer en sí mismo, en las cosas que hace y en todo lo que quiere. En caso contrario, no adelantará nada y sólo perderás tiempo.

Probablemente usted ya debe haber conocido historias de gente que comenzó de la nada, pero con mucha garra, esfuerzo y sentido de oportunidad consiguió llegar donde quería.

Piense en cuántos músicos, actores, escritores, ya no ofrecen su arte de gracia por ahí tratando de ganar un espacio. ¿O profesionales que cambiaron de área ya con una carrera consolidada y que aprovecharon alguna brecha en un cargo mucho menor que el merecido para ingresar en un nuevo camino?

Son sólo ejemplos, pero ciertamente estas personas, al creer en la calidad de su trabajo, no hicieron tales cosas sin razón. Ciertamente ellas sabían que valía la pena aprovechar la oportunidad pues ella sería sólo un puente entre el momento actual y el momento futuro. ¿Cómo andan sus puentes, eh?

Lea también La disciplina, la solución para conseguir rico, perder peso y vivir mejor

El futuro comienza en el presente.

Sabemos también que hay momentos en que las cosas andan muy diferentes de lo que soñamos. En estos momentos hay que entender dos cosas la primera, es que todo cambia todo el tiempo, por lo tanto, lo que pasa ahora será sólo algo que se contará (para el bien o para el mal) allá adelante. La segunda, es que todo lo que suceda allá adelante dependerá de lo que estamos haciendo hoy, y normalmente buenos resultados requieren una dosis extra de esfuerzo, o sea, es necesario que usted haga un poco más allá de lo que la media de las personas harían si quiere ¿Por qué?

En realidad, vivimos en un mundo de causa y efecto, simple así.

Es posible que usted tenga la oportunidad de hacer un curso de inglés, por ejemplo, pero no hace porque tiene pereza de estudiar, cree que no vale la pena. Y ahí, allá adelante, aparece un viaje internacional o una vacante que sólo pueden ser destinadas a quien habla inglés. Dígame, ¿de qué adelantó su pereza?

Quiero terminar este texto invitando a usted, querido lector, a empezar a prestar un poco más de atención en las oportunidades que tiene. Ellas pueden estar en las personas que usted conoce, en los momentos que usted deja de vivir, en las cosas que usted deja de aprender, en los lugares en que deja de ir, en los esfuerzos que usted deja de hacer.

Comience a mirar la vida con ojos más atentos y trate de no perder las oportunidades que tenga. Más adelante te agradecerá a ti mismo, estoy seguro!

Al final, mucho de su fracaso será el resultado de las oportunidades que usted ha tenido en dejar pasar.

El tamaño de su fracaso comienza en las oportunidades que deja pasa
4.8 (96%) 10 votes