Saltar al contenido

El PIB brasileño crece un 7,5% en 2010. Y ahora? ¿Y el futuro?

PIB brasileiro cresce 7,5% em 2010. E agora? E o futuro? Brasil alcanzó, según las palabras pronunciadas por el ministro Guido Mantega, el puesto de séptima economía del mundo. «Si consideramos el PIB a precios de paridad y poder adquisitivo, en cuenta aún no oficial, a ser hecha por el FMI (Fondo Monetario Internacional) o por el Banco Mundial, alcanzamos un PIB de R $ 3,6 billones, lo que nos coloca séptimo, superando a Francia y el Reino Unido «, dijo el ministro. Dos años atrás, el país ocupaba el noveno puesto, detrás de Estados Unidos, China, Japón, India, Alemania, Rusia, Reino Unido y Francia.

En el año 2010 entró a la historia como uno de los años en que el país más crecido -el PIB (Producto Interno Bruto) varió el 7,5%, según el IBGE, incluso teniendo como base un año de 2009, -crise, cuando la economía se estancó.

Si es importante divulgar el «Pibão» del 7,5% de 2010, ¿qué decir de este año y de los próximos? Muchas dudas surgen y las primeras se refieren a la conducción de la política económica: después de largos (e interesantes) ocho años de Henrique Meirelles frente al Banco Central (BC), ¿qué esperar?

Al igual que Meirelles en 2003, Alexandre Tombini, actual presidente del BC, inició su legado promoviendo alza en la Tasa Selic. Esta semana, la tasa llegó al nivel del 11,75% al ​​año, con un ajuste del 0,5% en relación al último encuentro del Copom (Comité de Política Monetaria). En el mercado hay la expectativa de que los ajustes continuarán hasta que la Selic llegue al 12,50%, a mediados del año.

Otro punto a destacar es el recorte de R $ 50 mil millones en el presupuesto. El gobierno detalló la semana pasada un plan para reducir los gastos públicos, poniendo en jaque incluso algunos compromisos de campaña asumidos por la Presidenta Dilma, especialmente el tan alardeado proyecto «Mi Casa Mi Vida».

«Cortar previsiones de gastos, sin embargo, no es lo mismo que cortar gastos. Un elemento que puede servir como ejemplo típico de la regla general adoptada en la definición de los cortes es la contención de los gastos previstos con nuevas contrataciones de personal por el gobierno. En el presupuesto había previsto una previsión de R $ 5 mil millones para nuevas contrataciones este año. De esa previsión, fueron cortados R $ 3,5 mil millones. Medios previstos ofertas no se dieron cuenta, pero no que el número de servidores y de la nómina actual serán eliminados seco «- José Paulo Kupfer, en el artículo» Cortes (casi única) del viento «(ESP)

En concreto, el aumento en la tasa de interés y el ajuste presupuestario no responden a la necesidad de aumentar la inversión que el país necesita para crecer. Para tener una idea, en 2010 se llegó al 18,4% del PIB concentrado en inversiones, muy por debajo de lo necesario para el crecimiento sostenible de la economía. A partir de los datos constatados de inflación, todo indica que el crecimiento del 7,5% del PIB fue un «salto mayor que la pierna». Espero estar equivocado.

Ante la inflación, el Copom decide aumentar los intereses. Simples así. La impresión que tenemos es que la economía es muy previsible; y de hecho es: el calentamiento desproporcionado a la capacidad de producción / consumo lleva a la inflación. La inflación lleva al aumento de los intereses, que más elevados encarecen el crédito y hacen disminuir la toma de dinero prestado y, por consecuencia, el consumo. Etcétera.

Un desahogo
He escuchado que las posibilidades de desarrollo del país se deterioran por falta de estructura. Brasil necesita seguir adelante y aprovechar su crecimiento, moviendo donde de hecho es necesario. La carga tributaria inhumana, pésima infraestructura, máquina pública hinchada e ineficiente y gestión fraterna de los gobiernos (sin compromiso real de promover reformas urgentes, como de la previsión) son algunos de los desafíos. Viejos retos. Conocidos desafíos.

Es cierto que la inflación de este año tiene algunos componentes puntuales, como el aumento en el precio de los commodities e incluso los conflictos en el Mundo Árabe, que trajeron miedo e intranquilidad en relación al petróleo (la cotización se eleva de manera insistente). El FMI ya se ha pronunciado con preocupaciones de este tipo. Estoy de acuerdo y estos detalles refuerzan la tesis de que, por ahora, es más sano para la economía pisar el freno.

Vamos a seguir de cerca el año 2011 y el futuro, que llega rápido. Esperamos que el país perciba, de una vez por todas, que es hora de cambiar, privilegiar la necesidad de modernización de la infraestructura y promoción de reformas para que tengamos más oferta de productos, servicios y la posibilidad de desarrollo de mano de obra especializada. Sólo así saldremos de la «carrera de los ratones» de nuestra propia economía. Buen Carnaval a todos.

Foto de freedigitalphotos.net.

4.8
31