Saltar al contenido

El matrimonio contribuye al éxito (o fracaso) de sus finanzas

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Hablar sobre dinero y matrimonio debería ser algo común y simple como cualquier otro asunto, pero la realidad es otra. Lo que normalmente se ve son expectativas no alcanzadas y consecuentes frustraciones con el (a) socio (a) (o hijos).

Hay una profunda relación entre la confianza mutua, el respeto a las individualidades (no confunda con el individualismo) y el resultado financiero del hogar. Y tampoco puede faltar otro ingrediente obvio e importante en la relación: un diálogo abierto y sincero.

Una pareja problemática

Hace algunos días, tuve una conversación bastante seria con un amigo. Hablando sobre dinero, él contó que solía ocultar parte de su salario en una cuenta corriente abierta en el nombre de su hermano, en quien confiaba mucho.

Él lo hacía porque se había cansado de pedirle a la esposa ser más controlada con las finanzas. Los dos trabajaron, pero dijo que en su casa «el dinero era de ella y su dinero era de los dos.»

Lo que me preocupó es que él dijo que escondía el dinero para invertir y crear patrimonio poco a poco, porque en el caso de un posible divorcio (él ya estaba cansado de tanto pedir la colaboración de la esposa), este dinero estaría lejos del alcance de ella.

Casos así son más comunes de lo que imaginamos, sea con el marido o la esposa actuando de forma extraña e individualista. Usted ya debe estar concluyendo que es poco probable que haya éxito financiero en un ambiente así, y creo que es difícil progresar en otras esferas de la vida también, pues la relación de confianza es una sola.

Lectura recomendada: Crisis financiera en el matrimonio: cómo hacer frente a las dificultades y están a la cabeza

Características de la pareja y sus posibilidades de éxito

Una pareja en la que sólo uno de los cónyuges lidera las finanzas de la casa, mientras que el otro no tiene interés en el asunto y tampoco colabora con el control del presupuesto (incluso gastando más que lo posible), está en situación grave, pudiendo jamás alcanzar éxito en la vida.

Como medida severa, el líder financiero del hogar puede terminar por limitar el uso del dinero por el cónyuge, iniciando un desgaste en la confianza y sacudiendo la tan importante complicidad. Con el tiempo eso puede hasta destruir el matrimonio.

Una pareja en la que sólo uno de los cónyuges se enfrenta a la administración financiera del hogar corre algunos riesgos, pero tiene posibilidades de éxito. Para ello será necesario que el líder de las finanzas tome las manos del socio y muestre cuál es su papel en la administración financiera de la casa (apuntar tareas específicas), además de contar con su colaboración para registrar los gastos en el presupuesto. No puede haber rebeldía y falta de colaboración por parte del (de los) socio (a).

Una pareja que se alinea en sus ideas, que define en conjunto las metas de la familia, tiene interés por la educación financiera y tiene el sentido común y la responsabilidad en el uso del dinero con certeza está en la ruta del éxito.

Las personas equilibradas, inteligentes y que respetan el punto de vista del otro, son personas más listas para enriquecerse, pues saben actuar y trabajar como un verdadero equipo. Un siempre busca ayudar al otro, independiente de quien gana más o menos. No hay disputas. Ya comprendieron que juntos van más lejos.

El dinero y la felicidad de la familia

Cuando observamos varias investigaciones disponibles en Internet, que apuntan a los principales motivos de divorcio en nuestro país, la falta de dinero en casa no ocupa los primeros lugares. Para las parejas, el principal motivo es de orden muy genérico, donde mencionan «desgaste de la vida a los dos y falta de respeto mutuo».

El problema es que no conseguimos medir cuánto una vida financiera desequilibrada genera indirectamente tales desgastes y discusiones, que terminan por generar esa falta de respeto. Lo que podemos afirmar es que el dinero y su administración ocupan una posición relevante en la felicidad de la familia.

El punto aquí no es vincular felicidad con materialismo (o consumismo), sino aprender a mirar el dinero como un instrumento capaz de mejorar la calidad de vida de la familia. Esto ocurre, por ejemplo, a través de la compra de servicios y productos que facilitan el día a día, una buena educación para todos, momentos de ocio y viajes en familia y por ahí va.

Independiente de cuánto sea la renta familiar, es importante tener control del presupuesto para gastar menos de lo que se gana, y que sea priorizado lo que es importante según los valores y principios de cada uno. Aquí refuerza la importancia de un diálogo abierto sobre el tema. Sin eso es prácticamente imposible mantener la armonía y la felicidad.

Lectura recomendada: Presupuesto: una herramienta de la libertad y la felicidad que depende de ti

Responsabilidad de todos

Para finalizar, oso dejar 5 consejos para aumentar la complicidad de la pareja en la gestión financiera de la familia:

  1. Hacer una reflexión de vida sobre el pasado, presente y futuro, trazando metas, estableciendo plazos, respetando la individualidad y el sentido de asociación;
  2. Considere tener una cuenta corriente conjunta con su cónyuge (independientemente de si ambos trabajan o ganan más que el otro). Esto genera libertad, igualdad y responsabilidad;
  3. Al final de cada día, echar un vistazo, juntos, en esa cuenta y analizar los gastos del día (muy fácil hacer eso por las aplicaciones en su smartphone). Este ejercicio los mantendrá unidos para alcanzar los objetivos de la familia;
  4. Cada vez que sea necesario realizar un gasto de mayor valor (cambio de un electrodoméstico, automóvil, inmóvil, etc.), conversen sobre los impactos en el presupuesto mensual, siempre atentos a las prioridades. Al final, no vale cambiar el coche y luego tener que sacar al hijo de la escuela particular porque los gastos aumentaron;
  5. Conmemoren juntos las victorias, dentro de la realidad del momento. Desde una caminata de la mano, tomando un helado, hasta un inolvidable viaje de vacaciones, disfruten los momentos alegres en familia y no dejen de recordar que todo eso sólo fue posible gracias a la unión y participación de todos en el presupuesto familiar.

Lectura recomendada: Aprenda a construir su independencia financiera (sí, usted también puede hacerlo!)

¡Deseo de corazón que usted utilice el dinero de forma correcta, como un instrumento de libertad, para tener una vida siempre mejor y al lado de las personas que más ama! ¡Hasta la próxima!

Foto «Young happy family», Shutterstock

El matrimonio contribuye al éxito (o fracaso) de sus finanzas
4.8 (95.86%) 29 vote[s]