Saltar al contenido

Economía mundial: continúe bailando, la música todavía toca

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Economia mundial: continue dançando, a música ainda toca En cuanto a la economía, se evita al máximo hablar de uninanimidad o de conceptos aceptados por el 100% de los agentes económicos. Después de todo, es una ciencia humana y, como ya se dijo Nelson Rodrigues en 1949 en el libro «La mujer que amaba demasiado», toda unanimidad es estúpida.

Sin embargo, si es que existe un concepto plenamente aceptado en las economías de los cuatro rincones del planeta, este concepto es exactamente la idea de que los mercados se mueven y se comportan de acuerdo con sus propensas al riesgo. El famoso apetito de riesgo. El mayor apetito de riesgo determina para dónde se va y cuánto se avanza (o se retrae). La propensión al riesgo o apetito se alimenta de dos platos principales. El primero es el acceso a la liquidez, mientras que el segundo es la recuperación económica.

Desde el estallido de la crisis financiera en 2008, desencadenada inicialmente por la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers y por la consiguiente quiebra de otras instituciones, generando la crisis de los subprimes, fueron pocas las veces en que la economía mundial puede, de hecho, decir poseer el acceso a la liquidez ya un cierto nivel de recuperación económica. Los primeros cuatro meses de 2009, el inicio de 2011 y los últimos meses son los pocos ejemplos de ese oasis desde 2008.

Es verdad que existen, sí, razones para pensar que el pequeño ciclo económico actual, relativamente positivo, pueda continuar. Sin embargo, no vendrá fácilmente, en la medida en que existe una clara dependencia de los grandes bancos centrales de proveer exactamente esta liquidez adicional necesaria.

Países como Italia, Portugal, España, Grecia e Irlanda no están observando la recuperación de sus economías. En el caso de España e Italia, se han observado algunos avances, como, por ejemplo, en la evolución de los costes de captación, más sostenibles que esas mejoras realmente son algo difícil de saber.

Los recientes compromisos de varios bancos centrales de dar soporte a las economías de sus países, asociados a la mejora cíclica de los mercados, han generado una revalorización (hacia abajo) de los activos de riesgo a nivel global. Esta reapertura de los mercados de captación en Europa ha sido efectiva en algunos países periféricos, que ahora ya pueden emitir títulos de sus deudas públicas con más facilidad.

Esta relativa mejora en las condiciones mercadológicas no sólo reduce la presión sobre los bancos para que los mismos se desalpan a cualquier costo, sino que también reduce los riesgos de una nueva crisis crediticia. Pero, por ahora, son pequeños los signos de que esas mejoras están alcanzando el núcleo de los países que sufren una crisis más seria.

El aumento del desempleo en estos países disminuye los signos de estabilización, generando efectos recesivos. En este contexto, los importantes y difíciles desafíos de países como Italia y España, por ejemplo, han sido infravalorados por los mercados como un todo. De ahí se percibe la importancia de la «barrera de protección» a la zona del euro, planificada por los Bancos Centrales europeos y apoyada por el G20, que se reunirá en Los Cabos (México) en junio.

Más importante que la «barrera de protección» por sí sola, es la credibilidad y sostenibilidad de esas medidas. Y, en un momento como ese, no existiría kryptonita peor que una crisis de credibilidad, que fácilmente pondría a perder los recientes avances. Pero, hasta que esto ocurra (si es que ocurrirá), aproveche. La fiesta aún no ha terminado. La música todavía toca el salón. Por lo tanto, continúe bailando.

Foto de sxc.hu.

Economía mundial: continúe bailando, la música todavía toca
4.8 (95.81%) 43 vote[s]