Saltar al contenido

Economía, mercados y la coyuntura global de riesgo

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Mercados e a conjuntura global de risco Los mercados de riesgo siguen siendo absolutamente indefinidos a corto plazo, absorbiendo señales contradictorias de países y bancos centrales. Recientemente, la Reserva Federal (BC Estados Unidos) de nuevo frustrar agentes, como era de esperar, en el fortalecimiento de flexibilización monetaria, ampliar el programa de recompra de bonos y la nueva configuración a través de QE3 (cuantitativa fácil).

El Banco Central Europeo (BCE) ha ampliado su programa de recompra de valores en 50.000 millones de libras, el Banco Central Europeo (BCE) ha reducido la tasa básica al 0,75% (del 1,0% y con la tasa cero para depósitos) y el Banco del Pueblo de China (PBOC) ha reducido tasas básicas dos veces en el plazo de 30 días y se ha movido en el obligatorio bancario.

Sin embargo, los mercados han trabajado con una fuerte aversión al riesgo, demostrada por las tasas negativas para aplicaciones en títulos cortos de Alemania y Francia y un récord de baja para los títulos estadounidenses. Como telón de fondo, la desaceleración económica global, que empieza a afectar indistintamente a países, incluso emergentes, como China, India y Brasil. Raras excepciones son Estados Unidos, Japón (post-tsunami y terremoto) y Alemania: algo resilientes al proceso, pero mostrando desaceleración a corto plazo.

¿Qué esperar?
Esta misma desaceleración ya fue capturada en las proyecciones recientes del FMI. Para el año 2012 ellos estiman:

  • Que la economía global crezca el 3,5% (anterior en el 3,6%), con los EE.UU. creciendo el 2,0% y China con caída al 8,0%;
  • Para Brasil, las estimaciones del FMI cayeron del 3,0% al 2,5%, pero no esperan ningún aterrizaje forzado para las economías de países emergentes;
  • En el otro lado, varios países de la zona del euro trabajan con recesión en 2012 y raros los que deben quedar estancados, como Francia.

Los países como China salieron al frente de adecuar su economía, no sólo reduciendo intereses básicos y obligatorios, sino actuando sobre programas de recompra de títulos destinados a generar mayor liquidez en el sistema bancario, como actuando sobre inversiones externas reduciendo carga tributaria e impuestos sobre remesas dividendos.

En Brasil tenemos también adecuado nuestra política económica proporcionando reducción de impuestos de sectores organizados como automotriz y línea blanca, además de ampliar el crédito vía BNDES (incluso con reducción de la TJLP) y bancos estatales. Sin embargo, los efectos hasta aquí fueron diminutos y la producción industrial y las ventas al por menor se encogen en los datos más recientes divulgados.

Para completar ese cuadro de nerviosismo, estamos entrando en la cosecha de balances referentes al segundo trimestre, que amplía la volatilidad de las acciones afectando puntualmente, o actúa sobre sectores, alterando el precio relativo de los activos y provocando ajustes de carteras. Este efecto va a alcanzar también las acciones brasileñas y flujos de recursos estimados para el año, además de alterar también el volumen de emisiones para capitalización de empresas.

En el caso brasileño, hay que hacer mucho más.
En el lado del gobierno será necesario aumentar la eficiencia y agilidad en las inversiones. Noticias dan cuenta que los diferentes ministerios ni siquiera han logrado cumplir el cronograma de los recursos confiados a las carpetas. En el lado económico, es esencial proveer cambios que actúen sobre la reducción del costo Brasil fuera de las empresas, con inversiones en vías de flujo de la producción, carga fiscal y reformas laborales.

Además, actuar menos en variables económicas sensibles como tipo de cambio y marcos regulatorios sectoriales. Es necesario estimular el segmento privado para realizar inversiones, y eso sólo es posible con normas más estables y políticas más coherentes a medio y largo plazo. Estamos perdiendo tiempo precioso para hacer reformas estructurales que establezcan reglas duraderas.

En el caso de los países desarrollados, los países de la Unión Europea (UE) y los Estados miembros de la Unión Europea (UE). En ese aspecto, sería oportuno cambiar impuestos del mercado de capitales ya que no representaría gran pérdida de recaudación y traería connotaciones positivas para inversiones y apalancamiento.

Sólo de esta forma estaremos creando los hitos de crecimiento sostenible a largo plazo, evitando los «vuelos de gallina» tan frecuentes en nuestra economía. Tenemos que entender que el año 2012 ya está perdido en términos de crecimiento económico y preparar el futuro.

La repetición de Stephen Kanitz, diría «orden no genera progreso y el crecimiento económico no genera espontáneamente. Siempre hay necesidad de un catalizador «.

En el video siguiente,

No deje de visitar nuestro sitio – www.orama.com.br – para más informaciones de mercado y productos financieros adecuados a su objetivo. Gracias y hasta la próxima.

Foto de sxc.hu.

Economía, mercados y la coyuntura global de riesgo
4.8 (95.71%) 14 vote[s]