Saltar al contenido

Disfruta, la presión de tu jefe puede ayudarte a ir lejos en la carrera

El estrés y la depresión están entre los principales problemas psicológicos enfrentados por profesionales que sufren una presión excesiva en el ambiente corporativo.

Según el Ministerio de Previsión Social, la presión y la jornada prolongada para lograr cumplir metas y plazos son algunos de los factores que más contribuyen a las faltas de los colaboradores al trabajo. Además, también pueden perjudicar el bienestar del colaborador, llevando incluso al alejamiento temporal de sus actividades profesionales.

Es claro que la presión en exceso obstaculiza el desempeño profesional y hasta la vida personal y social del trabajador. Pero ¿es que una cierta presión del jefe, aplicada de la forma correcta, no puede tener un lado positivo, en el sentido de desafiar a entregar más y mejor, convirtiéndose en un profesional más completo?

Lea también: ¿Cómo a construir una carrera exitosa

Momentos de presión desde temprano

Durante toda la vida pasamos por momentos de mayor presión, empezamos a sentir eso aún en la escuela, pasando por la convivencia en familia, las relaciones personales, entre otras áreas. Pero, en general, la presión en el ambiente de trabajo, que aún es vista como «villana», es la que más afecta la vida de las personas.

Es necesario aprender a lidiar con ella para que no perjudique el desempeño, la calidad del trabajo y el alcance de los resultados.

En el ambiente de trabajo las relaciones necesitan ser saludables, tanto por parte del líder y también del colaborador, pues es en ese lugar que ambos pasan la mayor parte de su tiempo. Sin embargo, la presión por resultados y desempeño siempre existirá, y hay que saber lidiar con eso e identificar cómo pueden actuar a favor de la carrera profesional.

Leer más: 9 consejos para armar una hoja de vida y hacer que su carrera despegue inmediato

¿Presión de superiores, necesita ser algo siempre negativo?

Muchos profesionales se aferran sólo al lado negativo de la presión ejercida por sus superiores, y no perciben que pierden la oportunidad de salir de la zona de confort, usando la presión como un gran resorte propulsor para aprovechar la carrera de forma más rápida y precisa.

Es bastante común que el profesional se acomode después de algún tiempo en una misma función o empresa, y es fundamental huir de esa trampa en el momento correcto, sin perjudicar el rendimiento o incluso la reputación profesional. En ese sentido, la presión puede pasar de «villana» a aliada.

Todavía existen empresas que ven la presión como «prueba de supervivencia», donde sólo los más fuertes «sobreviven» y permanecen en el equipo. Pero eso también depende mucho de la afinidad de valores entre colaborador y empresa, y de una postura proactiva por parte del colaborador en relación al trabajo. Si él realmente «viste la camisa» y le gusta la filosofía de esa empresa, es más fácil que los desafíos sean entendidos y que él cumpla lo que se espera.

Disfrutar de la lectura: Cambio de carrera: cómo a dejar todo y empezar de cero

Aprende a manejar la presión

Es claro que conocer bien el medio en que se trabaja no significa que la presión no existirá. A menudo se intensifica porque la empresa pasa por un momento que no es tan positivo, porque los clientes están insatisfechos o no renuevan el contrato, entre otras dificultades.

Además, exigir más de ese o aquel profesional para ver hasta dónde puede ir a menudo no significa que es malo y será despedido. Muchas veces es para verificar cómo el profesional se comporta ante aquella presión. Esto puede suceder cuando la empresa cree que esa persona tiene potencial para alzar vuelos más grandes dentro de la jerarquía, y quiere probarla antes de ofrecer una promoción.

Seguir estudiando más sobre este tema: 5 libros para leer y alcanzar el éxito profesional y las finanzas

conclusión

Por eso es importante saber lidiar con la presión y buscar encararla más como una fuente de motivación y como impulsora para el crecimiento profesional y personal que como algo negativo.

Así, cuando la presión de su jefe es moderada y aplicada de la forma correcta, recuerde que ella podrá llevar a cabo cosas que no habría hecho en condiciones normales, con más control de la situación. En esas horas, no reclame la presión, sino la vea como un escalón para desarrollar nuevas habilidades, a favor de su crecimiento.

Disfruta, la presión de tu jefe puede ayudarte a ir lejos en la carrera
4.8 (96%) 10 votes