Saltar al contenido

Críticas y actitudes determinantes

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Críticas e atitudes determinantes Es impresionante la capacidad que el ser humano tiene de elaborar críticas, buenas o malas, o simplemente de reclamar acerca de todo y de todos. La explicación para esto probablemente debe relacionarse con la acumulación de experiencias que la persona tiene en su vida, las historias por las que ha pasado (algunas dolorosas otras), etc. Bueno, alguna vez en su vida usted ya debe haber ido a un banco para pagar una cuenta. Quiero decir, directo en el cuadro, sin ser en el cuadro automático. Probablemente, usted se encontró con una cola inmensa y nada agradable.

No sé por qué, tengo la manía de reparar en el comportamiento de las personas y ese escenario que describo es todo lleno de puntos que llaman mi atención. Diversas personas estresadas, de pie, normalmente con calor, aguardando para ser atendidas y pensando en qué hacer tan pronto como salgan de allí. Ahora piense en otros lugares o empresas que también tienen personas incomodadas y irrespetuosas – clientes insatisfechos.

¿Cuál es la gran conclusión que se quita de ese escenario? Problemas, errores o fallas existen en todas las compañías y en todo tipo de servicios. ¿Cuál es la buena noticia? El usuario o cliente casi siempre sabe cuáles son todos ellos y cotidianamente cobra la empresa por eso – cuando no cobran, por lo menos siempre se quejan entre ellos. Lo que la empresa hace con esas críticas es lo que determina la evolución de los productos y servicios y de la relación con el consumidor [Bb] .

La gente se queja todos los días, varias veces, hablando sobre situaciones o cosas que no las agradan. Generalmente, la gran mayoría de los problemas no representan un problema aislado, es decir, de una sola persona o de un cliente. El más común es que varias personas presenten las mismas quejas contra una empresa.

Los problemas están ahí, esparcidos por todo el mundo, difundidos en comunidades, comentados por sus amigos. Y tú, ¿qué hace al respecto? Pienso que hay tres tipos de reacciones cuando se presenta un problema:

  1. Usted reacciona indiferentemente, dejando de ver cómo se relaciona e influye su vida. El problema existe, pero usted cree que sus compromisos son más importantes;
  2. Usted se comporta como un espectador, viendo, escuchando y comentando (positivamente o no) sobre hechos que ocurren en todo el mundo, o en su comunidad, o en su empresa, o en su familia y, quién sabe, con usted;
  3. Usted se comporta como un agente de cambio, creando un movimiento, una forma de evitar o corregir problemas. Usted muestra que le importa y que tiene sentimiento. Reúne a personas, o no, en torno a una causa, y pelea por ella.

Nos comportamos diferentemente en cada tipo de situación, lo que es natural. Por lo tanto, usted no necesita ser un agente de cambio en todo momento y cada nuevo problema que surja frente a él. Lejos de eso. Elige el problema que más te interesa, el que tiene relación con lo que te gusta hacer y que es capaz de modificar. Aquel que realmente le molesta.

El principal motivo de vivir como espectadores es el hecho de que creemos que no conseguiremos alcanzar determinado resultado [Bb] , que eso no es de nuestra responsabilidad o que aquello acarreará en mucho esfuerzo y trabajo. Como siempre digo, alejarse de la pereza, bátala lejos. No se acostumbre a aceptar todos los problemas, ya sean sociales, corporativos, etc.

Emprender es ir en busca de oportunidades, independientemente de lo que usted dispone para ello. Por lo tanto, intente, por favor, ver oportunidades de cambio y de aprendizaje en cada problema que resuelva actuar. El mundo será mejor si usted piensa así.

Ahora que has leído todo esto, intenta convencer a alguien en el lugar donde trabaja que las quejas de sus clientes tienen sentido y que ustedes deben considerarlas – y hacer algo para atacarlas. Son muchos los ejemplos de empresas que cambian y que tienen éxito [Bb] porque perciben las necesidades de sus clientes y se mueven para solucionarlas.

Lo mejor de todo esto es que, para descubrir los problemas, usted no necesita hacer una encuesta de opinión, ni molestar a sus clientes. Aproveche lo que se le proporciona gratuitamente (quejas y sugerencias) y valorice esta realidad. Llámelos para conversar, o bien, quede de oídos atentos cuando ellos hablan entre sí. Escuche, vea, descubra de lo que no les gusta y de lo que necesitan. Ellos agradecer. ¡Tú también!

Crédito de la foto de stock.xchng.

Críticas y actitudes determinantes
4.8 (95.38%) 13 vote[s]