Saltar al contenido

Consumismo: ¿Tiene sentido comprar tanta cosa y quedarse sin dinero para prioridades?

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

¡Quién nunca contrajo una deuda que juegue la primera piedra! Vivimos en la sociedad del consumo. En la televisión, en los periódicos, radios, outdoors y últimamente hasta en ascensores y baños de establecimientos comerciales, nos encontramos con la propaganda.

Es cierto que este exceso de divulgación, a pesar de generar una gran contaminación visual y sonora a la ciudad, acaba surtiendo cada vez menos efecto en nuestras decisiones de compra.

Es tantos medios que ya estamos blindados de la mayoría de los comerciales. Los outdoors ahora ya forman parte del visual de la ciudad y, como tal, acaban pasando desapercibidos, después de todo, son sólo otro elemento de nuestro paisaje urbano.

Lectura recomendada: No deje que el consumismo termina su vida financiera

Al percibir que la publicidad tradicional ya no estaba surtiendo el efecto de otrora, los publicitarios no perdieron tiempo y trataron de encontrar nuevos medios para atrapar a los consumidores: surge el marketing digital para revolucionar el mercado de la publicidad.

Permítame una pregunta: ¿cuál fue la última vez que un outdoor influenció su decisión de compra? ¿Y cuál fue la última vez que Google lo hizo? La pelota a la vez parece ser realmente la comercialización digital.

Surgió el periódico, de ahí surgió la publicidad en periódico; surgió la radio, y con él la publicidad en radio; con la TV ocurrió lo mismo; y ahora con Internet; y en el futuro con algún otro vehículo que venga a surgir y que pueda vehicular un anuncio, crea, la propaganda estará allí a tu espera.

Puede cambiar el tipo, el formato, pero la publicidad estará allí, ávida para influenciarle a gastar el dinero que usted tiene (y lo que no tiene, no es así?) Con lo que ella está vendiendo, ya sea que usted necesite o no.

Nos convertimos en la sociedad del consumo. Con eso, además de la presión de los medios, existe también una presión social para estar siempre de moda. El teléfono móvil de última generación, el coche del año, la ropa de la nueva colección. Y ahí, mi amigo, no tiene bolsillo que aguante. Resultado? Deudas, deudas y más deudas.

No es fácil resistir a los impulsos de compra cuando se vive en una sociedad capitalista. Lo sé, y seguramente también lo sabrá. Sin embargo, no podemos dejar a los marqueteros de turno -por mejor que ellos sean – decidir cómo, cuándo, dónde y con qué pasaremos nuestro precioso dinero.

Comprar es bueno y todo el mundo le gusta, pero, como todo en la vida, comprar en exceso puede causar graves daños a su salud financiera. Por lo tanto, la próxima vez que encuentre un anuncio que llame su atención y que usted se siente tentado a comprar, piense si eso es la decisión más correcta.

Lectura recomendada: No permita que las compras por impulso de distancia con su dinero (y sus sueños)

El placer de una compra dura poco tiempo, pero los problemas generados por ella pueden durar una eternidad. Recuerde: el dinero que usted gasta hoy con lo que no necesita hará falta mañana para las cosas que usted realmente quiere.

Foto «Shopaholic», Shutterstock.

Consumismo: ¿Tiene sentido comprar tanta cosa y quedarse sin dinero para prioridades?
4.8 (95.83%) 48 vote[s]