Saltar al contenido

Cómo definir el precio de un producto: 5 estrategias

5 estrategias para definir el precio de venta de un producto

¿Cómo definir el precio de venta de un producto en Internet?

La respuesta a esta pregunta implica numerosas variables.

Pero antes de considerar todos los factores que intervienen en esta materia, es necesario para definir e implementar una estrategia.

Más de una decisión de negocios, sino que también sirve como una táctica de marketing.

¿Quieres entender mejor cómo funciona? Entonces continúe leyendo este post.

Predicción y atracción de clientes

La definición del precio de venta está directamente relacionado con la atracción del cliente.

Atribuciones como costos operativos, competencia y percepción de valor junto al cliente se ponderan en la definición del precio que se practicará en el mercado.

No siempre una empresa tiene el objetivo de atraer a un público consumidor masivo, por ejemplo. Esta decisión acaba influenciando directamente su política de precios, oferta de descuentos y condiciones comerciales.

Esto permite que un número de diferentes combinaciones de variables que pueden ser adoptadas por los inquilinos para generar ventas.

Cada una de ellas sirve a intereses y objetivos diversos, como usted verá a continuación.

1) Precio alto-bajo  

En la estrategia de alto-bajo la tienda ofrece un descuento temporal para una determinada categoría de productos, y luego regresar a su precio normal.

Esta reducción de precios suele ser ampliamente divulgada y tiene como objetivo generar un aumento puntual en el flujo de clientes. Estos consumidores pueden ser fidelizados o inducidos y comprar más productos en la misma transacción, elevando el ticket medio.

Uno de los principales desafíos para esta práctica es la gestión de inventario. La tienda necesita estar preparada para comportar el aumento en la demanda sin ruptura, ya que esto puede despertar quejas.  

2) Precio bajo todos los días

La práctica de todos los días bajo precio es una decisión deliberada por parte de la tienda en la práctica el diario más bajo posible.

En este caso, no hay gran variación de precios, resultando en una curva de ventas más estable y un volumen de productos en stock más equilibrado.

El objetivo de este modelo es transmitir una imagen positiva a la tienda a largo plazo. Así, no es necesario realizar gastos puntuales para divulgar promociones específicas, por ejemplo.

El principal desafío para el éxito de esta estrategia es el hecho de que muchos consumidores todavía son seducidos por grandes ofertas y promociones. Esto requiere un esfuerzo mayor para superar a los competidores.

3) Precio por volumen  

El precio por volumen de ventas al por mayor se parece. Esta estrategia privilegia a los consumidores que compran una cantidad mayor de un artículo, ofreciendo descuentos.

En general esto se hace en forma de kits o paquetes con varias unidades. Para reforzar la divulgación, se suele destacar cuál termina siendo el valor unitario del producto en esa compra a escala.

Esta práctica permite que la tienda obtenga ganancias de escala, ampliando el ticket medio y reduciendo el volumen parado en stock.

4) El precio por temporada  

El precio de temporada está influenciada por ese horario. Las fechas conmemorativas o períodos de alta demanda por un producto generan elevación de los precios. Esto es compensado en momentos de caída en la demanda, cuando se realizan ofertas y promociones.

Para que esta práctica sea efectiva, el alza en los precios no puede sonar abusiva junto al consumidor.

También es necesario tener sentido común. Recientemente un sitio de ventas en línea fue duramente criticado por haber elevado el precio de las camisas del equipo de Chapecoense poco después del accidente que afectó a la delegación del equipo. La empresa argumentó que la alteración fue hecha por algoritmos, pero aún así hubo repercusión negativa.

5) Precio Psicológica  

El precio psicológico tiene la intención de confundir a la percepción de valor para el cliente a través de un producto. Para ello, un artículo es anunciado con precios como R $ 9,99 o R $ 9,90. A pesar de costar prácticamente 10 reales, esta diferencia sutil es percibida como un descuento aún mayor por el consumidor, que a menudo acaba siendo propenso a efectuar la compra.  

Conclusión: el precio dice mucho sobre su tienda  

La estrategia de precio practicada por una tienda refleja la imagen que ella desea transmitir a sus consumidores. Siendo así, la tasación debe estar alineada con las acciones de marketing y construcción de la marca.

Cada uno de los modelos anteriores tiene mayor eficiencia para un determinado perfil de consumidores y segmentos de mercado. Por lo tanto es fundamental realizar pruebas y un estudio previo antes de elegir una estrategia.

¿Cómo define los precios de venta de sus productos? ¡Comparta en los comentarios!

Cómo definir el precio de un producto: 5 estrategias
4.8 (96%) 10 votes