Saltar al contenido

Cómo acabar con las deudas en cinco pasos

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Como acabar com as dívidas em cinco passos Uno de los temas más recurrentes aquí en el Dineroma está relacionado al endeudamiento. Muchos lectores nos buscan pidiendo ayuda para apuntar una salida a las muchas deudas acumuladas. Hemos tenido experiencia de conversar con lectores que pasaron por problemas graves, en cuyas vidas era difícil encontrar una salida.

Las deudas angustian y pueden traer problemas de todo orden. No hay duda de que el vivir endeudado es un problema grave y capaz de destruir la vida en familia. Nuestro papel sigue siendo muy gratificante: ayudarle, lector, a tomar decisiones inteligentes para combatir el problema.

Es necesario, antes que nada, saber que no es fácil o simple, pero tampoco se trata de una cuestión insoluble. El equilibrio aliado a la planificación permite descubrir exactamente el mejor camino para aplacar el problema y también identificar y tratar sus causas.

Si usted está endeudado o a punto de verse envuelto en muchas deudas, le sugiero que lea la guía rápida, con cinco pasos, que he preparado:

1. Diagnóstico

Es el primer paso para entender exactamente lo que está sucediendo. Separe algunas horas para hacer un levantamiento completo de todas las deudas y de su situación financiera. Apure desde el saldo deudor actualizado hasta los intereses que se están cobrando.

Lo importante en este inicio es mantener la organización en torno a los documentos y crear una rutina para que la disciplina le permita construir ese «mapa». El objetivo, frente a tantas informaciones, es dimensionar el real tamaño del problema.

2. Priorización

En ese momento, donde todo ya está organizado y documentado, usted estará listo para ir al segundo paso, que es la definición de prioridades. No siempre será posible quitar todas sus deudas en una sola vez – de hecho, tener esa oportunidad es algo raro.

Así, la primera opción debe ser pagar las deudas cuyas tasas de interés sean mayores, después de todo, aumentarán el saldo deudor con más rapidez. Las debidas pequeñas y que pueden ser pronto quitadas también deben ser priorizadas, pues la sensación de pagarlas (la victoria) generará motivación. Deudas con el rotativo de la tarjeta de crédito y el cheque especial deben ser las primeras a ser quitadas siempre.

3. Negociación

El brasileño tiene mucha vergüenza de pedir descuento y, por una cuestión cultural derivada de esa característica, quien hace una negociación de deuda muchas veces acaba dejando de presentar una contrapropuesta para el acreedor. La vergüenza de negociar generalmente cuesta caro, muy caro.

Recuerde que el interés de recibir por parte del acreedor es grande. En ese momento, quien está pagando puede y debe presentar una propuesta justa, pero que corresponda dentro del presupuesto (por eso la importancia del diagnóstico y de la priorización). No tenga vergüenza de buscar mejores condiciones y de discutir las tasas de interés que se cobran. Si no sale un acuerdo, busque ayuda en los órganos de apoyo y defensa del consumidor.

4. Honrar el pago del acuerdo realizado

Cuando se termina una negociación entre acreedores y deudores, el resultado normalmente es una propuesta justa. A partir de ahí, es importante que se mantenga el pago del acuerdo. Para ello, es fundamental que el presupuesto de la familia esté preparado para soportar un período con ese nuevo gasto.

Ajustar el nivel de vida para esta importante decisión significa poner en práctica nuevos hábitos financieros. Evite al máximo contraer nuevos gastos y utilice la motivación del objetivo de librarse de las deudas para mantener el equilibrio. ¡Es posible!

5. Enfrentar al verdadero «villano»

Es común en situaciones delicadas, como las relacionadas con el endeudamiento, a buscar culpables. Muchas veces, nos escondimos en excusas e intentamos responsabilizar a los demás por exageraciones nuestras – es muy simple y cómodo colocar la culpa en la tarjeta de crédito, en los altos intereses, en la tienda que siempre hace promociones, en el vecino que siempre compra cosas y etc.

Es hora de abandonar la comodidad y aceptar que somos los verdaderos culpables de nuestros errores. Tenemos que asumir el papel de protagonistas de nuestra propia vida, lo que incluye tratar bien también con las frustraciones. Difícil? Tal vez. Es necesario? Sin duda. Importante? Muy!

Vivir endeudado no es fácil, por lo que es importante una vez más destacar la necesidad de no dejar que la situación huya del control. Usted es quien controla y es sólo con sus acciones que el problema será resuelto. No está seguro de por dónde empezar? Foque en su presupuesto doméstico, planifique las compras y no olvide su reserva de emergencias.

Un gran abrazo y hasta la próxima. Foto de freedigitalphotos.net.

4.8
47