⭐ ▷ Cambio (de casa u oficina): una guía para garantizar la tranquilidad - Saltar al contenido

Cambio (de casa u oficina): una guía para garantizar la tranquilidad

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Cambiar de casa o de oficina puede ser una verdadera pesadilla. Tal vez usted no necesita leer este tipo de cosas ahora, pues está bien establecido hoy, pero, créeme, puede ser muy útil si lo necesita.

En el período de dos años, pasé por dos cambios: uno de apartamento y otro de oficina. Sin contar una tercera, un año después, cuando regresé un apartamento alquilado.

Casi me quedaba loca y gasté mucho con eso. Parecía hasta que cada día algo nuevo surgía para ser resuelto (o pagado). Pero, ¿necesitaba ser así?

Una cosa buena que sucede cuando necesitamos repetir experiencias es que, en general, siempre aprendemos algunas cosas.

Y es con base en estas lecciones, venidas de la práctica y de la conversación con profesionales del ramo, que he decidido traer algunos consejos importantes para quien pretende mudarse y no quiere pagar una empresa especializada para eso (no suele ser nada barato, aunque pueda valer pena si está con dim dim sobrando y tiempo escaso). Con ellas, crea, ahorrarás gran dolor de cabeza, en la espalda y en todo lo demás!

Recomendada libro electrónico gratuito: Bolsa para principiantes

  1. Comience antes y con calma

Normalmente los procesos de cambio no son de emergencia. Por supuesto, hay casos que ocurren del día a la noche, pero en general sabemos con cierta anticipación que tendremos que dejar un apartamento, una casa o una oficina.

Siendo así, el primer paso es organizar todo lo que vendrá a continuación. Monte una planilla de actividades y plazos para cada paso del cambio, así usted conseguirá dar cuenta de todo con cierta calma.

  1. donaciones separadas y relacionados

Es normal acumular mucha cosa que no necesita seguir con nosotros. Antes de pensar en el cambio, aproveche esta fase anterior para donar o tirar todo que no interesa más. Vale para ropa, libros, CDs, objetos de decoración, muebles y etc.

Algunos artículos también se pueden vender, y ahí usted todavía gana un dinero extra. Esta parte es muy importante y necesita estar bien organizada.

Una vez que todo esté separado, echa fuera aquello que no servirá ni para donación, busca lugares que acepten lo que sea donar, y pongan a la venta lo que cree válido vender. La Internet puede ayudar mucho en todos los casos. Sólo tienes que dar un google o ofrecer en grupos especializados. Algunos de ellos he citado en este artículo.

  1. Busque cajas de cartón

Una vez que haya sobrado solamente lo que va con usted a la casa o la oficina nueva, es importante tener cajas para acomodar todo. Al actuar con antelación, puede conseguir cajas de cartón a un costo cero o un pequeño valor.

Los supermercados suelen ponerlos a disposición de quienes lo soliciten. De lo contrario, usted tendrá que comprar, y no puede costar tan poco. Para las piezas más frágiles, como las de cristal, vale acumular periódico para embalar.

Recomendada libro electrónico gratuito: El nuevo jubilado

  1. Vaya encajonando todo

Para no tener que correr desesperadamente con eso, vaya encajando todo lo que pueda, o sea, todo lo que usted no necesitará usar mientras todavía no se haya cambiado.

Algunas cosas serán necesarias hasta el último minuto. Es el caso de productos de higiene o remedio. Otros ya pueden tomar de vista, como ropa de la estación anterior, juguetes y objetos de decoración.

Los profesionales que trabajan con esto suelen resaltar la importancia de etiquetar las cajas o escribir lo que hay en cada una de ellas, así usted ganará tiempo cuando tenga que desacoplar las cosas.

  1. Si ya tiene donde por, vaya empezando a transportar

Con todo encajado y etiquetado, y teniendo las llaves del próximo inmueble en las manos, usted puede aprovechar para empezar a transportar algunos artículos. De ahí para llevar, por ejemplo, lo que hay de más frágil para no correr riesgos de la última hora.

Quien tiene coche (y al menos un amigo que pueda ayudar), puede separar algunas cajas y ya empezar a llevar al espacio nuevo. Hay carritos con ruedas en el mercado que ayudan mucho en el va y vienen. He utilizado uno y fue mi salvación, especialmente cuando las cajas están bien pesadas.

  1. Piezas más grandes

Para las piezas más grandes, como una cama o un guardarropa, no tiene mucho estilo. A menos que usted o un conocido provechoso tenga un coche con maletero muy espacioso, será necesario contratar transporte especializado.

Una empresa mayor y más conocida en el mercado normalmente cuenta con seguro para los muebles. Si no es necesario, puede contratar a empresas menores o incluso a personas físicas que trabajen con ello.

La indicación de quien ya usó el servicio puede ayudar mucho y usted consigue fácilmente buenos consejos en los grupos de Facebook, como el Tá a fin de un Freel y otros del tipo.

  1. Evite el retrabajo

Cambiar de un inmueble a otro también tiene otra parte aburrida y que lleva tiempo, que es arreglar eventuales daños que hayan sido causados, pintar nuevamente las paredes, etc.

Lo ideal es verificar con la antelación que sea posible todo lo que tenga que ser hecho. Todo lo que queda para la última hora se vuelve más caro y laborioso.

Yo, por ejemplo, tuve que quedarse un día entero corriendo detrás de una cierta manija de puerta que tenía que ser igual a las otras y no hallaba de ninguna manera.

Rate también da a la pintura solo o es mejor a la investigación de los precios aplicados por los profesionales y tienen que dirigirlo. El barato puede salir caro. Sucedió conmigo también.

Recomendado libro electrónico gratuito: Freelancer – Libertad con trabajo y resultados

  1. Fecha de cambio

Por último, si se decide a elegir la fecha del transporte de los muebles, es decir, el cambio efectivo, opte por un período que no sea de vacaciones escolares, pues suele ser más caro (mucha gente prefiere cambiar cuando está de vacaciones, así como los hijos ).

Cambiar durante la semana también puede garantizar algunos descuentos, ya que mucha gente prefiere el fin de semana. ¡Uf! ¡Ahora está contigo! ¡Buena suerte en este proceso y, si descubre otros consejos, quédate a gusto para compartirlos!

Califica este Articulo!