Saltar al contenido

Brasil de los rankings, números y desafíos

Brasil de los rankings, números y desafíos En general, todos nos gustan las clasificaciones. Es una forma simple de entender e interpretar si vamos bien o mal en determinada área. En los resultados del ingreso, en la tabla de las mejores selecciones de la FIFA, en las clasificaciones de los deportes [Bb] profesionales o en el simple periódico del día a día, el ranking baliza y compara el universo de diversas entidades.

Brasil figura en muchos rankings, pero no siempre en posiciones interesantes y que merezcan nuestros aplausos. Lo importante es que, independientemente de los resultados, los números siempre incitan reflexiones. ¿Qué tal comenzar con las preguntas formuladas por Yoshiaki Nakano, ex secretario de Estado de Sao Paulo, en un reciente artículo publicado en el diario Folha de S. Paulo:

«¿Será que algún día el pueblo brasileño podrá disfrutar del mismo patrón de vida de los actuales países desarrollados? ¿Cuándo, y cómo, vamos a alcanzar y ser tan ricos como los países desarrollados?

Responder a las preguntas es un desafío y tanto. Una comisión internacional encabezada por el premio Nobel de economía Michael Spence y apoyado por el Banco Mundial encontró que 13 países fueron capaces de crecer 7% de un año o más de 25 años. Brasil está entre ellos, pero tal potencial se ha enfriado a partir de 1980.

En resumen, el informe señala que:

  • No hemos sido capaces de aprovechar el potencial dinámico de la economía global;
  • Descuento de las exportaciones;
  • No incorporamos la frontera tecnológica en los negocios (innovamos poco, creamos poca tecnología, registramos pocas patentes).

Es cierto que en estudios futuros -si computados los últimos años- Brasil saldrá de ese ranking. Nuestra renta per cápita creció a la media del 0,5% al ​​año durante los últimos 25 años. En los países desarrollados, ese índice crece, en promedio, el 2% al año hace casi 100 años. Nakano elogia la competencia nacional y nuestro poder de recuperación, pero advierte que:

«Para Brasil alcanzar los países desarrollados en 2050 (ingreso per cápita de US $ 75.130), nuestro ingreso per cápita tendría que crecer el 5,3% al año. Para ello, el PIB tendría que crecer más del 6% al año «

Más cifras, más conclusiones
Me quedé muy interesado en los números presentados en el artículo y decidí investigar otros rankings. En esta misma semana descubrí que, según un estudio realizado por el Bird, Brasil [Bb] tiene una de las economías más cerradas del mundo. Ocupamos la posición 92 en un ranking de 125 naciones, quedando detrás de países como Venezuela (86), Rusia (72), Chile (65) y China (57).

Los tres primeros de ese ranking son Hong Kong, Singapur y Suiza. Estados Unidos aparece en la 11a posición. Marcelo Ninio, periodista de la hoja, deja en claro las conclusiones del informe de 2008 Indicadores de Comercio:

«Aunque el país ha promovido una apertura considerable desde el inicio de la década, el régimen tarifario brasileño todavía es más proteccionista que el promedio de América Latina. Las barreras no arancelarias también son usadas más extensamente por Brasil que por sus vecinos. Según el informe, se aplican al 46,1% de las líneas arancelarias del país, un porcentaje más alto que el promedio regional del 35,7% «,

¿Llega de graduaciones?
Nada. Clovis Rossi, uno de los escritores con más talento de nuestros medios de comunicación, publicó los resultados de un estudio denominado «Índice de la debilidad del Estado en los países en desarrollo», organizado por la Brookings Institution. Brasil se quedó en el puesto 43. en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Nos quedamos con 6,42 en política. Uruguay, por ejemplo, tiene 8,67 en ese aspecto. En el cumplimiento de la ley, quedamos con 5,56; en «control de la corrupción», desastrosos 4,67. La conclusión de Rossi es fatal:

«De otro modo, Brasil puede ser ‘investment grade’ pero está lejos de ser ‘corrupción’ o ‘law grade’.»

El texto de hoy es bastante numeroso, pero no deja de ser también bastante didáctico. Brasil presentó una clara evolución en aspectos económicos necesarios para vencer en este universo contemporáneo competitivo, pero todavía tiene importantes reformas políticas, sociales y tributarias para realizar. Los desafíos se lanzan. ¿Vamos a correr detrás de mejores posiciones en los rankings futuros?

bb_shop = «submarinoid»;
bb_aff = «247523»;
bb_name = «fixedlist»;
bb_keywords = «cerbasi, bolsa de valores, dinero, economía»;
bb_width = «500px»;
bb_limit = «5»;

Crédito de la foto de stock.xchng

4.8
32