Saltar al contenido

Boda en 2016: 10 consejos para casarse en época de crisis

Si usted va o quiere casarse en 2016 y está preocupado con el presupuesto apretado, una lista de invitados mayor de lo que es posible bancar y de romper la inseguridad financiera con esta crisis, calma! Sabemos que el momento no es el ideal para deshacerse de las economías para realizar el sueño de cuentos de hadas y estamos aquí para ayudarle.

Si usted ya entiende que no se puede incluir en el paquete todo lo que le gustaría tener en la celebración de su unión, genial! Entender que ese es el momento de tomar decisiones conservadoras es el primer paso para comenzar la vida a dos sin deudas.

A continuación, algunos consejos para planificar y realizar su boda sin gastar mucho:

1. Defina el presupuesto

Antes de empezar a hacer listas es necesario definir el valor que desean (y pueden!) Pasar. Considere todo lo que esté relacionado y que será bancado por la pareja: ceremonia religiosa, fiesta, luna de miel, etc.

Lo ideal es seguir el presupuesto a la ligera y no llevar deudas relacionadas para después del evento. Sin embargo, parcelar algunas cosas puede incluso ser una buena opción, pero ya que es un gran negocio y el plazo no es demasiado largo para no comprometer las cuentas que ya tienen.

2. ¿Qué puedes contra lo que deseas?

Es necesario limpiar la mente de las fantasías del «matrimonio de los sueños» y poner los pies en el suelo. Planear con mucha idealización puede ser muy frustrante y hasta desalentador cuando usted se da cuenta de que no será posible hacer todo.

Entonces, sea realista y no refleje su casamiento en el de la fulana o en aquella idea que tiene en la cabeza, pero sabe que cuesta más de lo que ustedes pueden bancar.

3. Diálogo antes de todo

La voluntad de hacer una megafesta puede ser de un solo, pero para comenzar la vida al lado de alguien con el pie derecho hay que haber entendimiento y conciliación. De esa manera, es fundamental quedar claro para ambos lo que va a ser hecho, como y con cuánto dinero.

El punto crítico es evitar sorpresas, desentendimientos y aprovechar la oportunidad de ejercer el diálogo – una de las cosas más importantes en el matrimonio.

Lectura recomendada: 3 Consejos para mantener la vida financiera y el matrimonio en el Día

4. Enumere lo que desea y lo que puede

Actualmente hay tanta novedad en el mercado que hay que tener foco y saber lo que quiere. En el punto 2 discutimos la importancia de tener los pies en el suelo, ahora es el momento de transformar esa actitud en detalles.

Para organizarse, haga dos listas: una con lo que debe tener y es fundamental (vestido de novia, fotógrafo, lugar de la ceremonia, comida, bebida, etc.) y otra con lo que usted desearía tener, es decir, aquellos mimos y, toques especiales que son bacanas, pero no son imprescindibles (recuerdos, regalo para los padrinos, zapatillas y por ahí va).

Como paso siguiente, realice una estimación del coste de la lista de lo que debe y si hay un descanso para incluir los elementos de la segunda lista.

5. Haga de su manera y negocie todo

Esta fase genera una emoción en la familia y en los amigos, pero no se deja llevar por ideas que no concuerden con lo que usted quiere sólo para agradar a los parientes. El momento es suyo y no saldrá de gracia (ni tan barato). Aprenda a ponderar las sugerencias y sacar sus propias conclusiones.

Otra sugerencia es ganarse con los surtidores. Siempre! Nunca acepte el primer presupuesto y aproveche el momento de crisis para llegar a un valor justo para ambos lados. Después de todo, usted no puede gastar mucho y el proveedor necesita mantener el negocio rodando.

6. ¿No puedes pagar? ¡Sea creativo!

Bueno, usted hizo las cuentas y llegó a la conclusión de que no da para hacer aquella fiesta con todo lo que tiene derecho. ¡Sin problemas! Lo más importante que ya tienes, la persona a tu lado. Usted puede disminuir la lista de invitados para caber en la celebración que quiere hacer o cambiar el estilo de la boda para poder invitar a todos de la lista.

7. Utilice su red de relaciones

Por supuesto usted debe tener gente a su alrededor con experiencias que pueden ayudarle a realizar el gran día. Es la tía que hace pasteles deliciosos, un amigo fotógrafo de eventos, una cuñada que hace artesanía, un primo que tiene un carrón, alguien organizado que puede ayudar a tocar ese trabajo, etc.

Hacer una fiesta acogedora, con la participación directa de las personas que son importantes para usted, es más que especial. Por más que no sean profesionales, son personas que harán con dedicación y cariño su parte de la misión. Lo importante es pasar las coordenadas, alinear los detalles y, si es posible, tener a alguien para ayudarle a organizar esto.

Lectura recomendada: Crisis financiera en el matrimonio: cómo hacer frente a las dificultades y llegar a la cima?

8. Luna de miel gratis

Usted no necesita pasar la luna de miel en aquella playa sin gracia sólo porque fue lo que consiguieron pagar. Una sugerencia es dejar para los invitados la opción de compra de cuotas para el viaje de sus sueños.

Es muy probable que los invitados estén más entusiasmados en pagar una cuota para Fernando de Noronha, por ejemplo, que comprar un juego de ollas antiadherentes, ¿no crees? Diversas agencias de viajes ofrecen este servicio.

9. Evite superfluos

Son pequeñas cosas que, juntas, corroen el presupuesto. Evite inventar mucha cosa que sólo le dejará más preocupada por tanto proveedor para manejar. Por ejemplo: no gaste con recuerdos que no sean realmente útiles. Aquel elemento decorativo que has gastado o perdido tiempo haciendo, te quedará jugado en algún rincón. ¿Vale la pena?

Simplifique en el buffet y ofrezca platos que gusten a la mayoría, sin inventar una cena exótica porque está de moda o porque es elegante. En el caso de los dulces, prefiera los que tienen más éxito en lugar de aquellos que son sólo bonitos (y caros).

10. Disfruta el gran día

Muchas parejas dicen que el gran día pasó en un abrir y cerrar de ojos y que no pudieron aprovechar todo lo que ellos mismos eligieron. Esto porque la celebración a menudo termina convirtiéndose en un gran «checklist», con un guión tan definido que los novios pasan la fiesta cumpliendo tareas.

Es una sesión de fotos en todo lo que es canto, saludar a 200 invitados, pasar 20 minutos sentados viendo diapositivas de fotos, jugar el ramo de la novia, después jugar el tal del sapo de peluche (sí, tiene esa!). Hora de cortar la torta (y más un montón de fotos después de eso). ¡Uf! De repente, la fiesta acabó.

No se obligue a hacer cosas que usted no quiere o no ve valor. ¡Aproveche cada minuto de ese momento como ustedes quieren y desearon! Después de todo, este será el primer día de tantos que vendrán, y por eso necesita ser especial!

Espero que haya disfrutado de los consejos, que son útiles para usted que está planeando su boda. Si tiene alguna sugerencia también, déjela en el espacio de comentarios abajo. ¡Gracias y hasta la próxima!

punta vídeo a seguir: Matrimonio y dinero: Usted puede ser feliz, libre y rica lado de su familia para

Foto «Just married», Shmerstock.

4.8
46