⭐ ▷ Administrar los efectos del lero lero en el mundo corporativo - Saltar al contenido

Administrar los efectos del lero lero en el mundo corporativo

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

Gustavo Chierighini, la plataforma editorial Editorial Brasil.

Vamos allá lector. Usted que ahora está ahí delante de este texto probablemente es un emprendedor, y si aún no lo es, ya debe haber entrado con la documentación (sic).

Nadie tiene tiempo para perder

Y tal vez usted no tenga la menor intención de convertirse en un empresario, pero aún así intenta actuar con autonomía e iniciativa en su ambiente de trabajo.

Todo cierto; de una forma u otra usted es un individuo que no tiene tiempo para perder.

Recomendada de libros electrónicos gratis: De inversión de deuda

No deje que su tiempo sea consumido por conversaciones cosméticas

Como sabemos, el tiempo se configura como un recurso por sí mismo. Es, cada vez más escaso y precioso. Sí, aquí vale la vieja y surrada afirmación: el tiempo es dinero.

Y sepa que está en peligro. Ante esta realidad, su tiempo puede estar bajo ataque.

Él es disputado por el gobierno y su burocracia, clientes, vendedores, socios de negocios, por su familia, entes queridos. Pero hasta ahí no hay qué hacer. Es parte del juego.

Sin embargo, sepa que hay un rodillo compresor que puede drenar su energía y su disponibilidad de agenda como nadie se atreve. Se trata de los heraldos de los modismos corporativos.

No sólo quieren su dinero arduamente conquistado. Quieren su conciencia, quieren adoctrinar sus valores, e influir en la forma en que conduce sus negocios. Ellos van a tomar su tiempo, y nunca más van a devolver.

Aquí vale una salvedad, existen sí, algunos modismos que están dotados de consistencia, y en poco tiempo se transforman de modinhas de ocasión en sólidos conceptos.

¿Cómo separar modismos baratos de novedades interesantes?

La cuestión es: ¿cuándo saber por adelantado que esto sucederá? O bien, como identificar en una nueva ola, un concepto antiguo, que en realidad usted ya aplica, pero que ahora viene rebautizado con algún nombre bobo cualquiera?

Para ayudarle a gestionar este mosaico de información que nos arrojan en la cabeza casi cada día, evento tras evento, preparamos una lista de cuidados. Vamos allá:

Paso 1

Ante todo, ante cualquier «novedad», vale la pregunta: ¿Para qué servirá eso?

El mismo cuestionamiento que los expertos en educación financiera nos recomiendan hacer antes de comprar un bugiganga cualquiera.

Lectura recomendada: Emprendimiento: sin papel y «poner a trabajar»

Paso 2

Esté siempre atento. Desconfíe de cualquier concepto cuya descripción no sea clara, objetiva y directa.

La burla es el recurso más precioso de los vendedores del bobajal corporativo.

Paso 3

Evalúe el «interior» del nuevo concepto. Refleja si eso ya no trataba de algo conocido, y eventualmente ya aplicado y en operación en su empresa.

Rebatir conceptos antiguos de gestión es una eficiente forma de engañar y tomar su dinero o tiempo.

Paso 4

Si está ante una «novedad» que consideró interesante, piense cuidadosamente en su aplicabilidad.

No todas las mejores prácticas de gestión son aplicables en todas las empresas.

Paso 5

Al decidir aplicar una nueva práctica o concepto, evalúe los riesgos de implementación, involucrando la adhesión de su equipo.

Sin comprometimiento con la «novedad» es muy probable que la nueva práctica acabe por generar buenas bromas en los corredores y quioscos de café.

Canal de vídeos recomendados: TV Dinheirama, el canal de la educación financiera

Paso 6

Nunca, nunca deje de hacer un estudio de viabilidad que posibilite medir en números el retorno que una nueva práctica puede traer.

Paso 7

Después de implementada la nueva práctica, jamás impida que su equipo participe críticamente de la novedad.

Esto trae el riesgo de no adhesión, pero al mismo tiempo posibilita la aplicación de ajustes y adaptaciones, además de preservar la inteligencia de su personal.

Paso 8

No insista en algo que no recibió la adhesión real de su equipo. En caso de que esto ocurra, es muy probable que el nuevo concepto no pase de más una inutilidad.

Paso 9

Sigue tu intuición y huye. Si se sentiría su «voz interior», diciendo en voz baja «pensar bien, parece un poco de tonto, medio demasiado estúpidos.»

Lectura recomendada: las empresas invierten en la educación financiera para los empleados

No faltarán motivos, si decide pasar lejos de los modismos

Motivo 1

Implementar prácticas de manejo considerados como absolutamente consistente sólo por su atractivo, dejando a un lado cualquier estudio o empuñadura de maniobra viabilidad puede resultar en una pérdida rotundo de tiempo y dinero.

Motivo 2

El espíritu innovador y creativo de una empresa nace y se sostiene la mayoría de las veces, ante adversidades, complicaciones y desafíos.

Cuando muere o se enfrenta a la fácil importación de soluciones mágicas y aparentemente imbatibles, padece también la propia empresa y su fertilidad para la innovación.

Motivo 3

Cuando el sentido crítico de una empresa muere, su equipo infantiliza, y más y más modismos pueden ser incorporados.

Esto hace que el cotidiano corporativo en un infierno aburrido y agotador, espantando talentos y gente de alto potencial que no están dispuestos a desperdiciar tiempo y habilidades en un ambiente tan sin propósito.

Piense bien. En el mundo empresarial, nada puede huir de la lógica económica. ¡Buena suerte y hasta el próximo!

Califica este Articulo!