Saltar al contenido

7 Hábitos infalibles de los millonarios que usted necesita adquiri

La mayoría de las personas mapean Internet en busca de una fórmula mágica de éxito. Tales personas creen que a partir de alguna receta, como las de pastel, serán capaces de encontrar el éxito, la fama y mucho dinero.

A lo largo de los años, percibí que hay algunas señales que pueden facilitar la vida de las personas; estas señales son, hasta cierto punto, fáciles de observar, pues están insertados en el día a día de muchas personas que «ya llegaron allí».

Como observador atento y curioso de la ciencia del éxito, a lo largo de los años conviviendo con personas que hicieron del éxito algo posible, identificé 7 hábitos infalibles llevados como esenciales por millonarios de éxito.

Después de la lectura, usted se dará cuenta de que más que «fórmulas mágicas», lo que existe es el compromiso personal en crear hábitos que alian éxito financiero y éxito personal de forma inteligente, con paz de espíritu, propósito y mucha energía. siga:

Hábito 1: Dejan la pereza de lado

¿Quién no conoce a alguien que tiene enorme talento, pero que está siempre perdido en relación al futuro? Todos los días veo a personas con mucho potencial jugando fuera grandes oportunidades y, por regla general, el gran enemigo de esas personas es la pereza.

En nombre de la pereza surgen todo tipo de excusas: el frío, la lluvia, la distancia, la falta de dinero y por ahí va.

No, la pereza es uno de los siete pecados capitales. Más que eso, la pereza es una gran excusa para dejar de buscar oportunidades transformadoras y que de hecho son importantes.

Las personas exitosas saben que no hay espacio para la pereza; que trabajan más que los demás y poseen un ritmo acelerado en el día a día, no dejando sobrar ningún tiempo para siquiera pensar en la pereza.

Hábito 2: No se quedan de «mimimi»

Es impresionante como se queja de todo, ya se ha fijado? No es que no haya varios motivos para las quejas, pero la verdad es que perdimos mucho tiempo reclamando en lugar de centrarse en las soluciones.

Los millonarios y exitosos siempre prefieren enfocarse en las soluciones y no tienen miedo de descartar antiguas convicciones, que han perdido su eficacia y valor a lo largo del tiempo, para intentar algo diferente.

Ante todo, quedarse de «mimimi» es un enorme desperdicio de tiempo, y nada representa más el éxito que el aprovechamiento integral de todo el tiempo disponible para crecer, prosperar y crear patrimonio.

Si usted es conocido por el «mimimi» constante, aproveche para cambiar esa percepción de las personas rápidamente, después de todo nadie quiere o le gusta dividir proyectos y oportunidades con quienes se centra en el problema y no intenta ejecutar.

Lectura recomendada: 3 preguntas que pueden cambiar su vida financiera para siempre

Hábito 3: Enfrentan oportunidades incluso en medio del caos

Una de la lectura más interesante que he hecho en los últimos años es el libro «Antifrágil», el reconocido Nassim Taleb, quien también escribió el best-seller «La lógica del cisne negro».

Taleb logró mostrar en el libro que es posible identificar cosas que se benefician del caos. Las personas exitosas parecen tener esa percepción aguda, pues logran ver oportunidades que surgen en momentos de crisis y caos (como el actual).

Yo voy más allá: las personas exitosas se preparan y hasta tuercen para que surjan momentos de caos, pues es justamente en esos períodos que surgen oportunidades de comprar pagando menos, de invertir con mayor rentabilidad y, así, turbinar aún más sus fortunas.

Hábito 4: No tienen miedo de arriesgar

Los riesgos, o mejor, la disposición a correr riesgos forma parte del éxito. Desafortunadamente, es común observar a personas que prefieren mantenerse siempre «dentro de la zona de confort».

Hay muchas historias de personas que dejaron escapar grandes oportunidades simplemente porque eligieron quedarse paradas mientras el mundo siguió adelante.

En el apartado «Riesgos y verdades sobre el miedo debe administrar para enriquecer» artículo (clic para ver), mi amigo Conrado Navarro va directamente al grano: «A lo largo de la vida, es bueno que buscamos a ampliar nuestra zona de confort. Es importante hacer esto respetando nuestros límites, por supuesto, pero tomando mucho cuidado con el «exceso» de confort, pues puede obstaculizar nuestro desarrollo.

¡No tenga miedo de arriesgar! Quien no arriesga, jamás podrá salir de una realidad a otra; si quieres ser un millonario, es bueno aprender a convivir con el riesgo (y disfrutar de eso).

Hábito 5: Saben que lo bueno no es suficiente

Los millonarios y personas exitosas saben que lo bueno es enemigo de lo óptimo y jamás se contentan con realizar las cosas por la mitad o «más o menos». Esta enseñanza es real y forma parte de las características y hábitos que merecen su atención.

Salir de la fosa común es siempre un desafío. Mucha gente está acostumbrada a contentarse con lo que tiene; otros, más contendientes, creen que el «más o menos» no es una opción y buscan superarse.

El peligro está en creer que hay perfección a ser alcanzada, lo que hace de la jornada una búsqueda cansativa y contraproducente. Luego, el gran diferencial es buscar ser cada vez mejor y hacer más, aunque pocos crean que sea posible.

Hábito 6: Preferir el simple

Es natural que las personas vean la vida de las personas millonarias y exitosas como una ostentación total, después de todo son figuras estampadas en fiestas y eventos que despiertan el interés de muchos.

En realidad, la vida de estas personas está pautada en la sencillez y la convicción personal de que la exposición debe ser la menor posible. El mayor ejemplo de esta forma de pensar es el hombre más rico de Brasil, Jorge Paulo Lemann, incluso con tanta atención dibujado en la parte superior de su negocio, que prácticamente no tienen registros en Internet.

Es claro que no estoy hablando de personas conocidas como celebridades, que hacen de la exposición una forma de ganar la vida, en una ciranda nefasta en que lo hacen todo por la exposición; estoy hablando de los exitosos de verdad, que saben que lo simple es mucho mejor que lo complicado y lo ponen en práctica diariamente en sus vidas.

Lectura recomendada: 5 lecciones de Jorge Paulo Lemann para el éxito

Hábito 7: Abre las oportunidades para los demás

La generosidad es, sin duda, una de las características más latentes en las personas millonarias y exitosas, pero hay algo que va más allá de la simple generosidad: la disposición a abrir (abrir, en algunos casos) oportunidades para los demás.

Es verdad que por creer en las personas, esa característica a veces lleva a algunas frustraciones, pero esa forma de ver la vida también favorece el surgimiento de gratas sorpresas, ya que las oportunidades presentadas crean otro gran vertiente importante para los exitosos: la oportunidad de trabajar con personas aún mejores que ellos mismos.

Nadie es insustituible, por lo que aprender a abrir oportunidades para los demás es más que un hábito, es un verdadero triunfo.

conclusión

Si le gusta el tema y llegó hasta ese fragmento del texto, ciertamente percibió que la gran baza de los millonarios y exitosos es seguir hábitos relativamente simples, pero poco valorados por buena parte de las personas.

Hoy en día, muchos valoran la imagen y la competición y dejan de lado la realidad, lo posible, y eso es muy peligroso. Valorar el tener en el lugar del ser y preferir el placer inmediato en detrimento de la jornada son elecciones que no tiene nada que ver con la prosperidad.

No tenga miedo de nadar contra la marea, de ser diferente; no tenga miedo de cambiar el rumbo de su vida, dejando de lado características de futilidad para adoptar acciones simples, inteligentes, capaces de llevarte a un destino mejor. ¡Hasta la próxima!

4.8
19