Saltar al contenido

5 Maneras de Emprender, aun siendo empleado

Ganar dinero por internet, Ganar dinero desde casa, Como ganar dinero rapido, Como conseguir dinero

A los 30 años de edad, mi experiencia como trabajador de cartera firmada es bastante corta: cerca de 4 años.

La tendencia, de acuerdo con mi planificación, es abandonar de vez a CTPS, en los próximos años, por cuenta de proyectos personales.

Por eso, basado en mi vivencia como empleado, me gustaría hablar sobre algunas actitudes emprendedoras que pueden realizarse dentro de una empresa, sin que ello afecte a las obligaciones de un funcionario.

La idea es mostrar al empleado de cartera firmada que puede tener autonomía y pensar como «patrón», para beneficio propio, sin dejar de lado los compromisos que sus jefes exigen y, al mismo tiempo, actuando como un profesional ejemplar.

Mi «breve» histórico

Soy un maestro en la educación básica durante casi tres años en escuelas preparatorias y cursos de preparación para el ingreso a la universidad (más centrado en la literatura y el arte, pero también dan clases de portugués y escritura).

Antes, fui agente de registro de una empresa de certificación digital por 1 año. Fuera de eso, mi CTPS no había sido usada.

Recomendada de libros electrónicos gratis: Freelancer: La libertad con trabajo y resultados

Me llevó cerca de 6 años para terminar mi pasaje por una Universidad Federal, me gradué y graduación, donde recibía becas por cuenta de ser investigador, ir a eventos, publicar artículos y trabajos.

En la adolescencia, di clases particulares para vecinos, trabajé como costura de cinturones, fui auxiliar de entregas en el restaurante de un tío y trabajé con mi padre, por 4 años, en su zapato (donde hacía todo, de la atención a la reparación de calzados, pasando por el área de ventas y entregas).

El hecho de no tener cartera firmada nunca fue sinónimo, en mi caso, de estar desempleado, sin ocupación o sin dinero.

Tal vez yo no sea el modelo de éxito que todos esperan leer, como algunos autores que hacen vídeos en línea, en los que aparecen jugando dinero en la mesa, ostentando con helicópteros, top models, champagne, coches importados, mansiones, etc.

Por el otro lado, como dice el dicho «Nadie sabe tanto no se puede aprender y tampoco no se puede enseñar», y que están ahí.

1) Sepa cuál es el modelo de negocio de la empresa y emprende en paralelo

Una de las cosas que siempre observo y tengo en mente es el objetivo principal y el modelo de negocio de la empresa donde trabajo.

Una empresa de certificados digitales, para ser viable, tiene que aumentar el número de certificados vendidos. Una escuela, de la misma forma, el número de alumnos.

Como empleado, al contribuir con esas acciones, mi deber será cumplido. Pero no hay que parar por ahí.

Lectura recomendada: ¿Quieres un aumento? Deja de quejarse y hazlo tú mismo

Al observar, por ejemplo, que algunos clientes necesitan servicios o productos que están fuera del alcance de la empresa en que usted trabaja, incluso sin estar en el papel de empleado, al ayudar, ofreciendo servicios o productos que complementan el foco de su empresa, usted estará mejorando su relación con los clientes y emprendiendo.

En mi caso, ya he dado clases particulares, he revisado los textos y he asesorado a algunos clientes de mis jefes.

2) No haga sólo lo que se ordena

Es muy común percibir que sus patrones no mejoran su situación y con eso usted se relaja, apenas ejecutando las órdenes establecidas, sin traer algo diferenciado.

Conozco a muchos «profesionales» que, insatisfechos con la rutina, «empujan el empleo con la barriga» y se limitan a hacer apenas lo básico, casi como un robot, repetidamente.

El problema es que, además de hacer un trabajo mal hecho, esos empleados tienden a ser descartados fácilmente.

Así, si usted quiere mantener una postura de emprendedor, haga lo básico, con excelencia, pero sea único, indispensable, en la manera de ofrecer ese servicio, en la experiencia que usted proporciona a los clientes.

Como profesor, siempre trabajé bastante el marketing y la divulgación en línea de mis proyectos, a través de la publicación de videos y textos que refuerzan mi compromiso con las disciplinas que enseñan (ei) y las instituciones donde trabajo (ei).

Además, siempre he intentado proponer dinámicas y clases que no se queden sólo en la repetición de enseñanzas establecidas y superadas. La intención era dialogar con el mercado y la contemporaneidad, además de las paredes del aula, a fin de preparar al estudiante para la vida real.

3) Emprenda: antes, durante y después del horario de servicio

No basta con ser ejemplar sólo durante el horario de servicio, en el período registrado por la máquina o cuaderno de punto.

Es necesario asumir un compromiso diario, independientemente del horario, ya sea a través de la búsqueda de capacitación personal (cursos, lecturas, viajes, estudios, etc.), sea vía mejoría en la relación interpersonal (alianzas, conversaciones, apoyo, etc.) con los clientes, jefes y colegas de servicio, además del ambiente de trabajo, de acuerdo con sus necesidades.

Vídeo recomendada: 5 consejos para Usted Perder el Miedo a Emprender

Este conocimiento social, al lado de la continua búsqueda por perfeccionamiento técnico, es imprescindible para su éxito dentro de la propia empresa y más allá de ella.

En mi caso, invirtiendo en dos diplomas, una con foco específico en mi área de actuación, y vengo trabajando alianzas y proyectos que garantizan la participación de los diversos actores que forman parte del universo de las empresas por donde pasé.

4) Aprende a escuchar, para mejorar siempre

Cuando empecé a dar clases en la educación básica, mi voz casi no salía, yo era muy tímido. Se necesitó una conversación con la coordinación, para mejorar mi postura ante la clase.

Con el tiempo, la dinámica de mis clases se ha ido perfeccionando. Todavía necesito mejorar mucho, pero me he esforzado para resolver un problema: llamar la atención de los alumnos y dar una clase más interesante que la interacción con los dispositivos que tienen en sus manos (a saber, smartphones conectados a Internet, con aplicaciones de Internet sociabilidad – Whatsapp, Facebook, Instagram, etc.).

Todo profesor sabe que es un desafío tratar con eso. Un intento de amenizar este problema fue incluir esas tecnologías en mis clases, a través de trabajos y dinámicas, tratando siempre de aprender cuáles son los hábitos de mis alumnos, qué aplicaciones usan, a qué programas asisten, etc.

Al hacer este tipo de investigación informal, hasta mi lenguaje se ha modificado y siento que hay una proximidad mayor entre las partes.

Esto sólo aprende en la práctica diaria, no hay un manual para resolver qué acciones son o no efectivas. Las personas son imprevisibles, aún más estos jóvenes.

Es necesario, pues, saber oír y tratar de ser flexible en el día a día. En otras palabras, esto implica una cosa llamada resiliencia.

Lectura recomendada: 7 rasgos de carácter que mejor desempeño tienen en común

Con resiliencia, usted aprende a escuchar mejor las necesidades de sus clientes, jefes y colegas y es capaz de contribuir de manera eficiente en el cotidiano de la empresa, a fin de garantizar su crecimiento personal y ayudar mejor a quien depende de su servicio.

5) Si observa que usted no va a crecer allí, salga de la empresa

A pesar de ser un empleado ejemplar, que está a favor de los objetivos de la empresa, es capaz de ofrecer una experiencia increíble a sus clientes y busca ser un emprendedor atento, las 24 horas del día, con un óptimo oído, dispuesto a adaptarse, necesidades de sus jefes y público objetivo – usted necesita pensar, de hecho, como un emprendedor.

No pierda su tiempo tratando de llevar adelante el sueño de alguien que no valora el esfuerzo que usted hace. Busque, en principio, negociar su posicionamiento en la empresa, a través de aumento de salario, reconocimiento o mejoras diversas.

Si eso no es posible, haga un favor a la empresa ya su futuro: abandone el barco. Así, tal vez la empresa aprenda con ese volumen de negocios, e implante mejoras a los que se quedaron, y usted puede encontrar la oportunidad que necesitaba para montar su propio negocio o conseguir una vacante en una empresa que valora mejor su tiempo y experiencia.

DONACIÓN BONUS: Antes que nada, sea honesto contigo mismo

Al ser honesto contigo mismo, es posible enfocar las cosas que te hacen bien y, así, no es necesario hacer algo sólo para agradar o cumplir un deber.

Si, de repente, usted está en un empleo sólo porque necesita el dinero, eso no va a ser suficiente para mantenerlo allí y todo su esfuerzo de adaptación o capacitación tal vez esté siendo dirigido al lugar equivocado.

Refleja, por lo tanto, a dónde quieres llegar y qué tipo de contribución quieres dejar en el mundo. Definiendo esto y considerando los consejos que he citado, poco a poco su vida puede transformarse para mejor y usted puede ayudar a mucha más gente. ¡Hasta la próxima!

5 Maneras de Emprender, aun siendo empleado
4.8 (96%) 25 vote[s]