Saltar al contenido

11 súper consejos para renegociar las deudas con los bancos

Intereses altos, inflación, crisis económica. Varios son los factores que hacen que las personas necesiten recurrir a los bancos para colocar las cuentas al día.

Desafortunadamente, al ir a buscar ayuda en los bancos, mucha gente acaba creando otros problemas, principalmente cuando utilizan las líneas de crédito disponibles más fácilmente: cheque especial y el rotativo de la tarjeta de crédito.

Al utilizar el crédito para acertar las cuentas sin ningún tipo de planificación, la gente termina empujando un grave problema «con la barriga».

Tomando dinero del banco, en poco tiempo los altos intereses elevan las deudas a valores expresivos, que se van convirtiendo en una «bola de nieve».

Lectura recomendada: deuda, préstamos de nómina y las maneras de deshacerse del problema

Es fundamental tener siempre una buena planificación ya partir de eso, partir para la acción. Comience renegociando las deudas con los bancos.

Renegociando sus deudas con el banco

A la hora de ponerse en contacto con el banco para pedir la renegociación de su deuda, es esencial hacer su «deber de casa». Tome estas actitudes simples:

1. Analizar el contrato firmado

Antes de renegociar sus deudas es importante verificar si su contrato está dentro de todas las reglas previstas en la ley.

2. Sea realista en los cálculos

Muchas personas suelen aceptar renegociaciones que no podrán pagar (cuotas altas para su presupuesto). Por eso es muy importante ser sincero y realista.

3. Obtener información acerca de todas las condiciones ofrecidas por varios bancos

Lo que muchas personas no saben es que pueden llevar sus deudas a otros bancos y con ello pagar intereses menores. Todo va a depender de las condiciones ofrecidas por la nueva institución.

4. Por favor, póngase en contacto con el banco de la manera correcta

Muchas personas todavía huyen del contacto personal, ya que algunas instituciones financieras ofrecen un canal online para renegociar las deudas.

Esto es tentador, ya que basta con que el cliente coloque el valor de entrada y el plazo que podrá pagar. Esta facilidad es importante, pero tal vez no sea la mejor manera de hacer un buen negocio.

Prefiera asistir al banco, para que su gerente pueda estudiar algo personalizado para su caso.

Recomendada de libros electrónicos gratis: finanzas personales para la Mujer

5. Tomar una propuesta

Durante las conversaciones con el gerente sugiera algunas soluciones que se ajusten a su presupuesto. No acepte todo lo que proponga.

6. Analizar cuidadosamente la ofrecida por el banco

En el momento de la negociación, las personas tienden a aceptar de inmediato la propuesta ofrecida por el banco.

Lo ideal es pedir un tiempo para reflexionar, aunque haya cierta presión para cerrar el negocio. Mantenga la calma.

7. Nunca intimidar

Este es un momento delicado, y hay algunas instituciones que se aprovechan para intentar vender nuevos servicios en la renegociación, aprovechando la debilidad del deudor.

Esto es acoso, y en caso de ocurrir, es necesario buscar la ayuda de los órganos responsables de la protección de los consumidores.

8. Asistir a las feirões

En algunas ciudades del país es común haber ferias, que tiene como objetivo realizar renegociaciones de deudas con condiciones especiales.

Muchos bancos suelen participar en ese movimiento. Antes de ir a una agencia, asegúrese de que su institución no está participando en alguno de estos eventos cercanos.

Recomendado Video: El estrés y su dinero: Cuidado con las emociones

9. Busque ayuda si no hay acuerdo

Puede suceder que las partes no llegar a un acuerdo que sea beneficioso para ambos lados.

Si ese es su caso, es el momento de pedir ayuda. Un ejemplo son los Núcleos de Superendividación de la Fundación Procon de su ciudad. La ayuda se presta de manera gratuita.

10. ¿Ha observado todo siempre y archivado

Siempre que sea hacer cualquier tipo de contacto con el banco, registre todo. Anote el nombre del asistente, fecha del contacto, horario.

Cuando envíe cualquier tipo de propuesta, hágalo en dos vías, exigiendo la firma y el registro de la fecha de quien recibió. Estos datos serán importantes para demostrar su compromiso de retirar la deuda.

11. No caiga de nuevo en la deuda

Al buscar renegociar su deuda, es necesario redoblar los cuidados para no caer de nuevo en ese problema. Si no puede pagar su pago, el proceso de renegociación tiende a ser más difícil.

conclusión

La superación de un período de endeudamiento sólo es posible a partir de la adopción de algunas prácticas de la educación financiera.

La primera es justamente ajustar el presupuesto para que los gastos no continúen más que los ingresos de la familia.

herramienta recomendada: planinha Súper para su control financiero

No hay magia. Las victorias y los ajustes necesarios son conquistados con esfuerzo, compromiso y algún tipo de sacrificio.

Al final, la sensación de alivio conquistada al conseguir salir del endeudamiento necesita ser conducida como una victoria. Sin embargo, con mucho aprendizaje, y siempre con la expectativa de no caer en los errores de antes. ¡Un abrazo y hasta la próxima!

4.8
27